viernes, abril 12, 2013

Un mundo nos vigila...

... O al menos mis gatas así lo creen...



Yo sigo investigando qué rayos vieron en el techo.