lunes, septiembre 10, 2012

Un verano inolvidable

Por Laura García

LONDRES.- Podrá parecer cliché o hasta propagandista, pero para los que nos tocó el honor de vivir los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Londres sí ha sido un verano inolvidable.

Soy relativamente nueva en esta ciudad, pero en los meses previos me di cuenta que viven cargando el peso histórico de ser líderes del mundo. Océanos de gente trajeada caminda por las calles de "La ciudad de Londres" todas las mañanas y se olvidan de interactuar. No hay tiempo, no hay necesidad: la persona sentada al lado de ti en el metro es la que puede quitarte tu trabajo. Es un ambiente crudo de supervivencia y se vuelve costumbre fácilmente.

Pero desde mediados de julio los grupos de voluntarios vestidos con una sonrisa y camisetas moradas comenzaron a cambiar el clima. Salió el sol (algo poco común para Inglaterra), recibimos a millones de visitantes diarios y los atletas del mundo nos recordaron que los límites del ser humano son los que nos imponemos nosotros mismos.

La ciudad, el trabajo, el clima, el tiempo, la prisa... Todos se volvieron completamente irrelevantes al ver correr a Mo Farah, ganar a Usain Bolt, a Oscar Pistorius romper las barreras de la que pensamos como su "discapacidad" y a Sarah Attar marcar un nuevo récord al ser la primera mujer saudí en correr con todo y hijab.

Para Gran Bretaña, los Olímpicos les regresaron su orgullo tras los atentados terroristas del 7 de julio del 2005, un día después de obtener la sede de la justa. La ciudad y la nación inglesa temblaron al darse cuenta que ya no son el poder militar que fueron los últimos siglos y quedaron desnudos a la cruda realidad del Siglo XXI. Los atletas paralímpicos victimas de estos ataques y los militares resurgidos de las arenas del Medio Oriente levantaron en alto su bandera en señal de victoria.

Para Europa, fue un muy necesitado respiro en medio de una unión económica al punto de quiebra, altos niveles de desempleo y presión internacional para seguir compitiendo. Los periódicos nos recuerdan a diario lo difícil que es ir a la escuela, graduarse, conseguir trabajo, comprar casa, pagar renta, y luego entraron los atletas del mundo para demostrarnos como "querer es poder".

El presidente del Comite Organizador, Sebastian Coe, lo dijo el domingo: "Este verano nos ha cambiado a todos, ha cambiado la forma en la que vemos al deporte y las discapacidades".

La tarea de traer los Juegos a la ciudad mas poblada de Europa fue un logro conjunto de los oficiales de transporte, de gobiernos, los comités olímpicos internacionales y sobre todo, de los 70 mil voluntarios. La ciudad cambió por ellos y hoy que nos levantamos a un lunes de "sindrome de abstinencia olímpica" nos hacen falta. Dedicaron su tiempo sin paga, sin pedir nada a cambio entregándonos un verano de sonrisas, direcciones amigables, mapas, canciones, chistes gritados por megáfonos y un compromiso infranqueable a su tarea de ser "la cara de Londres".

Ayer recorrió Londres una procesión de 21 carros alegoricos con mas de 700 atletas del equipo de la Gran Bretaña rebosante en orgullo. La ciudad va a salir a agradecerles su coraje y la valentía de recordarnos que cuesta más trabajo levantarse a diario y sonreír.

Este verano Londres aprendió algo que bien le vendría a las ciudades que se presumen de cosmopolitas y afluentes: por más millones que seamos en un lugar, seguimos unidos por nuestras fibras humanas. Somos seres hechos de sueños y esperanza. No podemos dejar que eso se nos olvide y ojalá sea suficiente recordatorio para que Londres lo mantenga en su corolario por mucho tiempo.

Río: no saben lo que les espera. Les mandamos nuestra mejor vibra desde aquí y ojalá los Juegos de 2016 inspiren a Latinoamérica asi como Londres 2012 ha movido a Gran Bretaña.

Hoy nos levantamos con una sonrisa. Esperemos que nos dure mucho tiempo.


-----
Laura García es una periodista mexicana radicada en Londres desde agosto de 2011. Estudió la Maestría en Periodismo Multimedia en la Universidad de Kent. Su hermana, Elsa, compitió por México en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en gimnasia artística.

No hay comentarios.: