martes, septiembre 11, 2012

Olimpo Mexicano: Gustavo Sánchez



Establecer una comparación entre los deportistas convencionales y adaptados no solamente es odioso, sino además inútil, pero desafortunadamente esta salida fácil resulta muy recurrente entre quienes ejercemos el periodismo deportivo.

Digo esto porque las historias que nos entregan los Juegos Paralímpicos son fuente inagotable de inspiración y realmente no necesitan de referencias de sus "hermanos" Olímpicos para brillar. Mensajes como el que nos entregan Alex Zanardi y Oscar Pistorius van más allá de la emoción de una carrera y un podio: son ejemplos vivos de que los límites son siempre autoimpuestos.

México regresó con 21 medallas de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, y con la tranquilidad de saber que así como las grandes glorias de inicios del siglo XXI ya van de salida o iniciando su camino final con el eterno agradecimiento del país (Doramitzi González, Patricia Valle, Mauro Máximo de Jesús, Ángeles Ortiz y un largo etcétera), hay un grupo de jóvenes que no sólo viene empujando, sino que ya da resultados desde temprana edad.

Gustavo Sánchez fue el máximo ganador de preseas para México en Londres 2012 con dos oros, una plata y un bronce en la natación. Un chico que llegó sin gran cartel e incluso con una expectativa propia no muy alta, pero que sorprendió a todo el país y hasta a sí mismo con sus victorias.

Tiene 18 años de edad y llegó a Londres con la intención de conocer el ambiente de los Juegos y de disfrutar la capital del país que ha dado a los grupos más influyentes del rock. Como fino melómano, es fan de los Beatles, Rolling Stones, Queen y Coldplay, entre otros.

Tuve la fortuna de entrevistarlo el domingo, poco antes de la Clausura de los Juegos. Aquí está lo que me platicó:


No hay comentarios.: