jueves, agosto 02, 2012

Olimpo Mexicano: Noé Hernández


En el deporte se habla del hambre como una metáfora de la ambición de lograr algo. Se dice que un atleta tiene "hambre de triunfo" cuando anhela y trabaja por una victoria que luce de lo difícil a lo inalcanzable.

Pero para Noé Hernández, el hambre fue literal. En alguna etapa de su juventud no tuvo casa y vivía para comer cada día. Encontró en el deporte más noble de todos, el atletismo, la salida a sus problemas, pero tuvo que prepararse arduamente para ello.



Entrevista y realización: Ricardo Otero
Camarógrafo: Carlos Estrada
Edición: Alejandro Aguilar

No hay comentarios.: