viernes, agosto 31, 2012

La Olimpiada: Los Juegos Paralímpicos

Los Juegos Paralímpicos representan el segundo evento deportivo más grande del mundo, detrás justamente de los Olímpicos. Un ejemplo de superación y una inspiración para el mundo entero.

A lo largo del movimiento olímpico hay ejemplos de atletas discapacitados que alcanzaron la gloria. Como el gimnasta alemán George Eyser, quien ganó seis medallas en San Luis 1904 con una prótesis de madera en una pierna, o el tirador húngaro Karoly Takacs, quien perdió la mano derecha en la Segunda Guerra Mundial, tuvo que acostumbrarse a tirar con la izquierda, y así se llevó el oro en Londres 1948 y Helsinki 1952.

Pero es cierto que salvo excepcionales casos, las condiciones de competencia son inequitativas para un atleta discapacitado en el mundo del deporte convencional.

El génesis de los Juegos Paralímpicos reside en la sombra de los efectos devastadores de la Segunda Guerra Mundial, y la luz que trajo el deporte para las víctimas de esta atrocidad que quedaron marcadas para el resto de su vida.

En el hospital de Stoke Mandeville, al sur de Inglaterra, el doctor Ludwig Guttman, un judío alemán que escapó a la persecución nazi en su país, organizó los Juegos Internacionales sobre Silla de Ruedas en 1948, que se realizaron de manera paralela con los Juegos Olímpicos de Londres. Guttman instauró la práctica del deporte entre sus pacientes con lesiones en la médula espinal como parte del proceso de rehabilitación.

Y es que de acuerdo con Guttman, el deporte no solamente ayuda a la recuperación física de los pacientes, sino también a restituir el autoestima.

Los Juegos de Stoke Mandeville se convirtieron en un evento anual, sin embargo, para 1952 participó un equipo holandés, por lo que el evento adquirió carácter de internacional. Para 1960, los Juegos se trasladaron a Roma, que más tarde fueron reconocidos como los primeros Paralímpicos de la historia. Justamente ahí, en la capital italiana, el evento se abrió no solamente a veteranos de guerra, sino a todos los deportistas interesados.

Eventualmente los Juegos Paralímpicos también dejaron de restringirse a pacientes en silla de ruedas con problemas de médula espinal, y se crearon seis categorías de discapacidad: amputados, parálisis cerebral, discapacidad intelectual, silla de ruedas, débiles visuales y “los otros”, que comprende a cualquier otro problema no listado, como pueden ser la sordera, esclerósis múltiple o deformidades congénitas.

En 1960 y 1964 Roma y Tokio absorbieron tanto los Olímpicos como los Paralímpicos, pero en 1968, se celebraron en Tel-Aviv, Israel, y desde 1972 se realizaban en el mismo país sede de los Olímpicos, pero en otra ciudad, de hecho México participó por primera vez ese año, en Heidelberg. Desde 1988 en Seúl, los Juegos Paralímpicos se realizan unos días después de la celebración de los Olímpicos en la misma sede.

Y aunque los primeros Juegos Paralímpicos oficiales de la historia fueron los de Roma 1960, Gran Bretaña celebra el regreso de esta justa a casa por segunda vez, si contamos que Stoke Mandeville fue sede junto a Nueva York de la edición de 1984. Tan importante es esta justa para el pueblo del Reino Unido que una de las dos mascotas olímpicas fue bautizada como Mandeville, en honor a los Juegos Paralímpicos.

Londres 2012 inició este miércoles con la presencia de 4 mil 285 deportistas de 166 países, con una fastuosa ceremonia inaugural que presentó un recorrido por los avances de la ciencia y la tecnología, aquella que ha impulsado a estos atletas a superarse día con día en combinación con el deporte.

No hay comentarios.: