miércoles, mayo 02, 2012

A veces me pregunto...

... Si algún día volveré a meter historias personales aquí.

Digo, sí está chido que meta mis reportajes, crónicas, entrevistas, bla, bla, bla, porque creo que no es falta de modestia decir que hago cosas muy buenas.

Pero el sello de este blog desde noviembre de 2004 fue el de uno personal. Últimamente, más que en mucho tiempo, me la he pasado dando un rol -a veces de manera aleatoria y a veces consciente- por los contenidos del pasado. Muchos posts en tiempo pretérito y muchos más en presente.

Quien tenga el ánimo de husmear por las aproximadamente 750 entradas que hay aquí, podrá conocerme bien, no muuuy bien, pero sí bien, lo suficiente para hacerme una buena entrevista o tener tema de conversación por horas frente a una taza de café o un tarro de cerveza. No hace falta mucho tiempo para entender lo básico: que soy periodista porque me gusta contar historias, amo los deportes, a los Beatles, a los Pumas, a los gatos y por sobre todas las cosas, a mi familia y a las mujeres.

El blog me salvó, en 2007-2008, de perder mi escritura a costa de un manual de estilo. Hoy lo agradezco infinitamente porque eso me permitió desarrollarme para contar historias de la manera que quiero hacerlo y que, creo, gusta a la gente, o por lo menos a mi círculo más cercano, que es el que realmente me importa.

Paradójicamente, de finales de 2010 para acá, esas historias que cuento han salvado a mi blog de no perderse en la inmensidad de la red.

¿Que por qué no he metido más relatos personales? No es por miedo a que me pase algo, sino porque me cansé de estar expuesto. Mi estado de ánimo en el último año ha sido una montaña rusa que no para y que me deja pocos respiros. En este preciso momento estoy en ese punto alto donde creo que realmente todo es posible y que soy el pinche rey del mundo. ¡Ajúa! Y creo que por eso me animé a escribir esto. No sé si mañana siga ahí.

Bueno, basta.

Les adelanto que en el viernes olímpico les hablaré sobre cómo se fabrican las medallas y que el Olimpo Mexicano se toma una pausa de al menos una semana (pinche Liguilla, teodioputamadrecarajo).

Y si quieren saber historias personales mías de mi persona, ps pregunten o pídanlas. Sí contesto.

Continuamos con la programación habitual...

1 comentario:

Silvia A. A. "Vasconcelos" dijo...

Sí, eres excelente escritor. Si bien yo no comprendo o asimilo del todo las notas deportivas, sí es cierto que están excelentemente escritas!