domingo, octubre 02, 2011

Antorcha Panamericana VI - El indómito norte









TIJUANA.- Lo que ustedes acaban de ver fue mi primera impresión del norte, en Tampico y Monterrey, nada lejos de lo que sabemos por los medios de una región que ha sido lastimada por la violencia y el crimen organizado.

Son tiempos difíciles en un país que se está dando cuenta que las salidas fáciles son más costosas de lo que se cree. La cercanía con los Estados Unidos y la guerra frontal al narco han formado un campo de batalla extenso y un pleito que ha costado miles de vidas.

Pero hace cosa de un mes dije que son más los buenos. Y lo sostengo.

Eso me lo hizo ver nuestro corresponsal en Torreón, Beto Ruiz. Me invitó a cenar a su casa, con su mujer y su pequeño de siete meses, Damián. Un par de horas fantásticas, con un suculento corte de carne y una plática sobre la situación que se vive en la zona.

La Laguna se volvió campo de batalla entre cárteles del narco, y en medio de ese polvorín hay gente buena que ha tenido que adaptar su rutina a ciertas reglas no escritas para estar lo más seguros posible.

El norte es la región del país que menos conocía. Solamente Monterrey y Torreón. He conocido gente fantástica, deportistas muy destacados y con un gran trato y hasta se me ha contagiado un poquito de su acento. ¡Ajúa! Ah, y ni les digo de sus mujeres, lo reconozco: casi en cada esquina me he enamorado.

Así como las estresantes imágenes de arriba, el norte de México me ha regalado otras como estas:









El norte de México está vivo.

No hay comentarios.: