jueves, agosto 18, 2011

Instrucciones para mirarse en un espejo

- Respire profundamente y recoja un poco de valor. Esta experiencia le resulta difícil a algunas personas.

- Prepárese para ver lo que los demás ven, pero usted no.

- Funciona mejor si aleja los sentimientos de vanidad y egocentrismo.

- Observe los detalles: si es un espejo pequeño céntrese en su rostro, los vellos mal acomodados, las cicatrices, los barros, las canas, las arrugas que no se conocían, las prominentes ojeras, los "baches" en la piel. No se espante. Si el espejo es de cuerpo completo, pose de frente y de perfil.

- Ahora vea sus ojos. Trate de fijar ahí la mirada por unos segundos. No es tan fácil, ¿verdad? A los ojos propios nadie ni nada los engaña.

(- ¡No lo rompa! El espejo no tiene la culpa de nada.)

- Si pasó la última prueba, en automático va a sonreír. Respire aliviado, no todos son capaces de llegar a este punto.

- Se vale preguntarse "¿de qué edad me veo?". A poca gente le gusta verse más vieja, pero no todos quieren verse más jóvenes.

- Si el espejo se lo regalaron, sepa que provino de alguien que quiere que usted se vea tan bien como ella lo ve.

Por eso es tan valioso que le regalen un espejo.