sábado, julio 09, 2011

El legado de Brayan Jiménez

Estoy haciendo un ocioso ejercicio de imaginación.

Me remonté al 25 de septiembre de 2005, al partido México vs. Costa Rica del Mundial Sub 17 de Perú 2005. Al minuto 88, los ticos ganaban 1-0 con un autogol de Efraín Juárez. Eran Cuartos de Final, de vida o muerte, en 5 minutos -contando compensación- el Tri estaría saliendo del estadio para hacer sus maletas...

En ese momento, el mismo Efraín Juárez le pegó a la pelota de derecha, el disparo rebotó en la pierna del número 4 de Costa Rica, Brayan Jiménez, y se metió a las redes.

El partido se fue a tiempos extra, México ganó 3-1 con goles de Ever Guzmán y Carlos Vela y clasificó a Semifinales. Una semana después, una irreconocible selección mexicana se alzó con el título de ese Mundial.

La FIFA acreditó el 1-1 a Juárez, pero si Brayan Jiménez literalmente no mete la pata, el balón no entra y México queda fuera.



Adiós título mundial Sub 17 de hace 6 años. Y tal vez, y sólo tal vez, lo siguiente hubiera ocurrido.

- Carlos Vela se habría quedado en las Chivas. Quizás, y sólo quizás, estaría peleando la titularidad en el equipo de Primera División, en lugar de pelear por minutos de juego en Inglaterra.

- Sobre Giovani dos Santos el asunto es un poco incierto. En una de esas estaría aún jugando al lado de Messi. Aún se recupera de los estragos de la fama temprana.

- Nombres como César Villaluz, Juan Carlos "Torito" Silva, Ever Guzmán, Omar Esparza y Patricio Araujo tendrían un perfil más bajo, sin el título seminobiliario de "los campeones mundiales sub 17..."

- Héctor Moreno y Efraín Juárez sí estarían en Europa y les estaría yendo igual.

- Probablemente no existirían los torneos Sub 17 y Sub 20 del futbol mexicano.

- Jesús Ramírez se habría unido a una larga lista de directores técnicos que después de no trascender en un Mundial de menores, permanece en el anonimato.

- Seguramente México no habría pedido organizar el Mundial Sub 17 de este año.

- La escena épica del jueves en Torreón, irremediablemente no hubiera existido.

Gracias a Brayan Jiménez.

Insisto, fue un ejercicio de imaginación

No hay comentarios.: