lunes, enero 24, 2011

Vicios en Twitter I

A partir de hoy, iniciaré con un breve "Manual de Carreño" para twitteros.

He de confesar que alguna vez caí en la mayoría de los vicios que aquí voy a describir, y sirva esto también un poco a manera de expiación y para compartir malas prácticas propias y ajenas.

En esta serie de posts, que no llevan periodicidad fija ni número definido de entregas, les agradeceré más que nunca sus comentarios.


1. Dialogar con RT's

El retweet (RT) sirve para que el usuario comparta algo que cree que vale la pena con sus seguidores. El problema viene cuando se convierte en un exceso al grado de que lo toman como medio de diálogo. Ejemplo:

@fulana: Me fui a pintar el pelo, para la proxima me lo pinto de rojo #redheadsrulz
@sutana: RT @fulana: Me fui a pintar el pelo, para la próxima me lo pinto de rojo #redheadsrulz / no mms, t vas a vr super sxy amiga =)
@fulana: RT @sutana: RT @fulana: para la proxima me lo pinto de rojo / no mms, t vas a vr super sxy amiga / claro amiguis! ;)
@sutana: RT @fulana: me lo pinto de rojo / no mms, t vas a vr super sxy amiga / claro amiguis! ;) / vámonos de antro hoy goey!

Bueno, la verdad es que me costó mucho trabajo retratar esta plática desde mi imaginación, es más, creo que debí poner más faltas de ortografía. En fin. El punto es que a los amigos de @fulana poco o nada les interesa lo que tenga que decir la alcahueta de @sutana y viceversa.

Comprendo que haya gente que lo hace porque piensa que así mantienen el hilo de la conversación, y para eso hay una elegante solución: antes de darle "envíar", quitarle la parte de "RT " y así ese tweet sólo aparecerá en el timeline de los amigos en común de @fulana y @sutana, a quienes quizás (y sólo quizás) sí les interese leer la conversación. Aplica lo mismo si tu aplicación de Twitter usa comillas en lugar de RT.


2. Las bios que no dicen nada

Twitter le otorga un espacio de 160 caracteres (140 habría sido un número más congruente) a sus usuarios para describirse, definirse o simplemente decir quiénes son más allá de su nombre. Me queda claro, y de hecho respeto, que hay quienes prefieren mantener cierto anonimato en la red, pero de plano hay veces que cuando lees la miniautobiografía de alguien, pasas sin ver y ni ganas te dan de leer sus tweets. Es decir: la "bio" de Twitter es tu carta de presentación, tu "tweet de portada".

Vamos a ver algunos que me encontré. Aclaro, no puse a ningún conocido, y si casualmente se encuentran con su bio, sepan que no es personal (ya que, repito, no los conozco)... y que no es cool leer esto:

- "Antes de seguirme, tengo que decir que yo seré uno mas de los que te ha mentido; no existo, yo sólo soy su alterego de este cabrón" - No bueno, existencialistas que no saben que existen y que redundan con "soy su". El que sigue.

- "Soy la incógnita de una ecuación que la vida nunca supo resolver (that means I'm all fucked up)." - Jijo, ¡PASO!

- "Alguien hace tiempo dijo: Si no tienes Twitter, no eres nadie. Ya tengo Twitter y sigo siendo nadie." - ¿Honestidad? Vamos...

- "Odio la simetría, en el caos está la perfección. Mi ambiente huele a canela y yo a fresas." - lo que viene siendo la bio alternativa goeeeey.

Bueno ya, suficiente tortura. No se trata de detallar características, rasgos, pasatiempos u ocupaciones. A veces una o dos palabras dicen más que todo eso. Como el de alguien que conozco que dice "periodista deportivo". Con eso basta.


3. La demasiada información

Han de saber que tengo dos cuentas: una privada y la otra pública/profesional; en la primera tengo a mis amigos y la otra la uso como fuente de información y para mantener contactos de mi trabajo.

En la primera, el timeline es una soberana locura, al grado que lo dejé por unos meses. La causa: los tweets irrelevantes y los que no quiero leer, que empezaban a ser cada vez más. Así como subir un escalón te da cinco segundos más de vida, leer un tweet irrelevante le quita ese breve pero preciado tiempo a cada uno de tus seguidores.

Como no voy a hurgar en timelines ajenos por cuestiones de practicidad, aquí probablemente algunos de mis lectores encontrarán tweets propios, por lo que me parece prudente no darles el crédito correspondiente:

- "No se en donde estan los acentos en este cel..." - ah pues... lo siento...

- "Necesito algo así como un noviecito para que pueda obligarlo a llevarme a ver a Raphael por mi cumpleaños." - nada peor que aceptar este tipo de gustos en público...

- "#tipico algo sale en Twitter y la chusma de facebook lo esta copiando" - aaah, de esto hablaré en el siguiente post: la guerra inventada de Facebook vs Twitter y el #hashtagmamador, por piedad #yaparendemamar


4. Pedir el "RT si te gusta"

Como mencioné en el punto 1, el RT sirve para compartir algo que crees que vale la pena. Si me gusta y creo que le va a interesar a mis seguidores, le doy retuit. Si me gusta y creo que sólo me interesa a mí, no le doy RT. Si no me gusta... bueno, ya saben.

No tienen que pedirlo.

(Por eso no lo pido.)

3 comentarios:

Dalia dijo...

Interesante. Estoy de acuerdo en la mayoría de las cosas que comentas sobre el twitter. Después de leerte creo que no me atrevería a seguirte allí aunque me gusta leerte, decido suscribirme al blog. Mis saludos!

Mac dijo...

Dalia, difícilmente puedo decirte que me sigas en mi cuenta personal, jajaja, pero si te gustan los deportes y la buena música, está la otra, donde publico cosas más trascendentes...

De cualquier manera, me da mucho gusto que me leas por acá. Un beso!

Lala Mágica dijo...

Ay qué quejumbroso, si el Divo de Linares es de lo mejor. :(

Muy buen post, tienes toda la razón del mundo, pero la verdad que Twitter también sirve para jugar un rato. Nada es tan en serio.
¿O cómo ves?