sábado, diciembre 31, 2011

Antorcha Panamericana X - El Libro

Pues hace año y cacho (creo) dije que antes de que terminara 2011 debía tener mi primer libro publicado.

OK OK, sí, ese propósito, en tiempos, ya valió, pero no en intención. Ya empecé a escribirlo y en algún momento del segundo semestre de 2012 espero esté publicado.



El viaje aún no termina.

domingo, diciembre 04, 2011

El (pseudo)periodismo deportivo en México

Antes de empezar, te invito a leer esto, es un texto de un periodista catalán, sobre el que me basé para escribir lo siguiente, y con ello puedes entenderlo mejor.

Sergi Picazo es un desencantado del periodismo deportivo, y en cierta manera yo también lo soy, sólo que a mi me gustan tanto los deportes que no he pensado en dejarlo.

En México, según me han contado algunos colegas, el periodista deportivo es el hazmerreír del medio. Es inculto, fachoso, informal y cambiaría a la novia por un balón de futbol. No, no exagero, y mucho menos en lo de la novia. Tal como Sergi, por lo general encuentro a mi campo de trabajo como muy superficial, con información que no se profundiza, con historias incompletas porque sólo se les quiso ver desde un ángulo, con poco valor para la investigación y mucho para el escándalo, el morbo y el chisme.

"Hay un periodismo deportivo mayoritariamente malo, flojito y superficial." Lo hay en Barcelona, también lo hay en México.

El periodismo deportivo es el imperio de la subjetividad. Hoy vale más una opinión que vaya acorde a lo que piense la mayoría que una investigación profunda para ganar adeptos y vender un producto. Hoy vale más la crítica destructiva y la defensividad, donde se toma como escudo a la libertad de expresión para decir cualquier tontería, donde se le llama erróneamente "periodismo valiente" a quien va en contra de la corriente, sólo por eso, por llevar la contraria hasta en lo que funciona bien.

El imperio de la subjetividad, al menos en México, ha sido mal encausado. Sergi Picazo enlistó a cinco periodistas deportivos que admira, por su profundidad y su estilo "casi literario". La crónica deportiva es el espacio ideal para echar a andar ese dote de Cervantes postmoderno, y sin embargo, está muy desaprovechado en México. Tanto en papel, como en la voz, son pocos los que realmente asombran con la precisión y estética en el vocabulario, y son menos los que se atreven a intentarlo, e incluso a combinarlos con sus conocimientos en otras áreas. En México se forman redactores, pero no escritores ni cronistas.

Hace algunas semanas platiqué con Amanda, una ex compañera de trabajo (pueden ver trayectoria deportiva de Amanda en los comentarios), quien me dijo algo cierto: los periodistas deportivos sólo saben de deportes, no pueden salirse a otros temas porque se ahogan, no pueden crear relaciones con el mundo exterior a la cancha. Me puso un ejemplo claro: aquella tarde del 20 de agosto, en Torreón, nadie fue capaz de buscar una conexión entre la balacera que ocurrió afuera del Estadio Corona y los grupos de crimen organizado que tienen a Coahuila y Michoacán en jaque. ¿Nadie se preguntó si algo tuvo que ver la Familia Michoacana y los Zetas, cuando se jugaba un partido entre Santos y Morelia?

Nadie.

Es probable que no se encontrara esa relación, pero los periodistas vivimos de nuestra curiosidad. Y fallamos. De aquel episodio se acribilló a TV Azteca por su terrible decisión de cortar la transmisión, mientras que se aplaudió que ESPN se mantuvo por al menos dos horas con señal generada desde Torreón para mantener informada a la audiencia, pese a que desde media hora después del suceso repitieron una y otra vez la información.

Hemos educado en México a un pueblo que piensa poco e investiga menos. La audiencia se siente libre de despedazar a un periodista solamente por opinar algo diferente a lo que piensa. La gente que aparece en programas de opinión, sea de política, deportes, espectáculos, o lo que sea, tiene una amplia trayectoria en el medio, que en teoría le da una cierta autoridad moral para hablar en un micrófono. Por eso me da risa y hasta un poquito de pena ajena escuchar a alguien que dice "señor Francisco Javier González, yo no estoy de acuerdo en lo que dice porque el América es un equipo mediocre y de nacos". Claro, está comprobado bajo los cinco pasos del método científico que el América es mediocre y que los nacidos en Tepito son nacos.

Aunque sí, hay gente que se sale del molde, y eso se agradece.

En México, al menos, sin conocer la experiencia en otros países, abundan los programas de debate por una poderosa razón: opinar no cuesta, pero investigar es caro.

sábado, noviembre 12, 2011

¿Dónde quedó la sonrisa?

Cuba es, desde la generalidad, la realidad de México magnificada. Llegar a su capital es encontrarse con un atraso de no menos de 30 años: automóviles de entre las décadas de los 50 y los 70 conforman la mitad del parque vehicular; internet es caro e inaccesible para la población particular (¿internet inalámbrico? ¡¿Qué es eso?!); los servicios bancarios son lentos e ineficientes; la vestimenta de la gente evoca a una época diferente, a la nostalgia.

Ah, y además, un bloqueo comercial de la nación más poderosa del mundo.

En cinco días probé La Habana de los turistas y de los cubanos, dos mundos diferentes en una misma ciudad, ambos caros ante su dimensión.

Cuba destila sabor en cada lugar, en cada calle, restaurante, casa, monumento, mojito, platillo y en el caminar de sus hermosas mujeres. Hay música de salsa en el aire y en sus voces. La Revolución se mantiene en pie y se resiste ante los signos de la globalización.

Fidel Castro, Ernesto "Che" Guevara y un poco conocido fuera de la isla Camilo Cienfuegos tuvieron un sueño que detallaron en la Ciudad de México, llevaron en un yate de regreso a su país y pusieron a andar por el ruido de los fusiles. Pude vivir en un par de días, a diferencia del resto de los turistas, los resultados de esa Revolución, de sus conquistas y sus desaciertos. Entré a un mundo que no se ve en las guías, del cual se habla poco y quizás un poco entrecortado, pero lo suficiente para saber que la vida allá es dura, que en efecto se vive con menos de un dólar diario y bajo el dictamen de una libreta de suministros. Es la Cuba de los dos tipos -que no sólo de las dos caras- de moneda.

Pero por más dura que sea la situación, el cubano se niega a perder la sonrisa, el baile y su historia. Te sigue diciendo "hola" o "buenos días" aunque no te haya visto nunca antes y nunca más te vuelva a ver. Se puede andar por la calle sin un peso en la bolsa, pero no sin alegría en el paso.

Ayer viernes, por ahí de la 1 de la tarde, tiempo local, me encontraba en una humilde, pero acogedora casa de La Habana, con una sencilla, pero deliciosa comida criolla cubana al lado de tres maravillosas personas que tenía no más de cinco días de conocer. Hoy es mi familia de allá. Me compartieron lo poco que tienen de una manera abierta, generosa y cálida, al grado que tomar el avión de regreso a casa me provocó una tristeza que sólo una vez en toda mi vida había experimentado.

A esa hora aproximadamente, en México se dio la noticia de la muerte del Secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora. Me enteré minutos después de bajar del avión y recordé todas esas pláticas donde hablaba de mi país como un lugar maravilloso, pero con una problemática de violencia evidente. A esas horas, poco antes de las 7:00 de la noche, poco parecía importar ya el caso Blake en las redes sociales, la vida seguía su curso, y me quedó claro que la muerte de Juan Camilo Mouriño, tres años antes, también el Secretario de Gobernación en funciones y en un accidente aéreo, fue el precedente perfecto para que el mexicano se deje de espantar. Se murió el segundo hombre más importante de la política nacional, ¡y 8 horas después nos valía madres!

En México hace tiempo que se perdió la sonrisa.

miércoles, octubre 19, 2011

Antorcha Panamericana IX - FAQ's

- ¿Cómo te fue de viaje?
Bien, muy chingón, fue una putiza, pero lo valió.

- ¿Cuál fue tu ciudad favorita?
Oaxaca. Pero eso no es nuevo, estoy enamorado de Oaxaca desde que lo conocí.

- ¿Cuál fue tu ciudad favorita QUE NO CONOCÍAS?
Chihuahua. Ufff. Me caso. Diez veces por hora.

- ¿Dónde están las mujeres más buenas?
Ver la respuesta anterior.

- ¿A dónde no regresarías?
Ps tanto como no regresar no, pero quitando sus malecones, La Paz y Chetumal no tienen mucho chiste.

- ¿Y qué tal los hoteles?
Como nos tocó un albergue donde no hubo ni papel de baño, también nos tocó un gran turismo donde todo era gratis, hasta el alcohol. Fue un volado, hubo de todo.

- ¿Fue todo por carretera?
Quitando los tramos Hermosillo-Tijuana, Tijuana-La Paz (ambos en avión) y La Paz-Mazatlán (ferry), sí.

- ¿Cómo se siente regresar a casa?
Chingón. MUY. Nunca la había valorado tanto.

- ¿Por qué no te quedaste en Guadalajara?
No sé (inclúyase con ademán de "no tengo idea"). Pero me siento tranquilo al respecto, por ahora.

- Neta neta, ¿le aplaudieron a Felipe Calderón en la inauguración?
Sí. Neta neta. Como nunca en su sexenio.

- ¿Te acuerdas contra quién jugó su último partido de preparación el Tri Panamericano?
A duras penas sé contra quién jugaron los Pumas...

- ¿Cuál fue la mejor entrevista que hiciste?
Con Lorenza Morfín, ciclista de montaña, en Cuernavaca. Ya ganó medalla de plata, y de hecho fue la primera que obtuvo México en estos Juegos.

- ¿Con quién te sentiste más nervioso al entrevistarlo(a)?
Elsa García.

- De la gente que conociste, ¿quién causó una huella más profunda en ti?
Zoila Flores, saltadora de longitud. En cierto sentido me sentí identificado con ella.

- ¿A quién extrañaste más?
Se lo diré directamente a la(s) persona(s) involucrada(s).

- ¿Qué se siente correr con la Antorcha?
Exageraría si les dijera que fue el mejor momento de mi vida, pero más que correr con ella, fue poder ver y escuchar el aprecio que me tenían mis compañeros de viaje mientras la porté, además de la multitudinaria respuesta cuando colgué la foto en el Feisbuk. Eso fue lo que lo valió, y con el recuerdo que me quedaré. Y sí fue de los mejores.

- ¿Cuál fue el momento más raro del viaje?
Cuando en el día 20, después de cruzar todo el sur del país, y cuando faltaba todo el norte y occidente, pasé justo enfrente de mi casa.

- ¿Lo volverías a hacer?
No. Es una experiencia única, de una sola vez en la vida.

Estas son las preguntas más frecuentes que me han hecho respecto al viaje de la Antorcha. ¿Tienes otra? Inserta tu interrogatorio en la sección de comentarios.

domingo, octubre 16, 2011

Antorcha Panamericana VIII - La llegada a la meta

GUADALAJARA.- El odómetro de la tres veces heróica Paloma del Amor marcó 15 mil 764 kilómetros cuando la Antorcha llegó al Estadio Omnilife. A eso hay que restarle unos 600 de Guadalajara a Teotihuacán (la salida de la comitiva para el encendido del Fuego) y sumarle 850 de La Paz a Mazatlán por ferry.

Es decir, la Antorcha y un grupo de unas 60 personas viajamos aproximadamente 16 mil kilómetros por todo el país durante 50 días.

Estoy a unas horas de regresar a casa. No voy a cubrir los Juegos Panamericanos, y les confieso que la frustración me duró algunos días. Me costó trabajo llegar a esta ciudad hace dos días, tapizada con motivo de los Juegos y sentir que no sería parte de la fiesta. Inicié el último recorrido de ayer, desde Tonalá, con algo de zozobra e incertidumbre. ¿La cobertura no les gustó? ¿Hice algo mal? ¿Por qué?

Pero por ahí de las 5:00 de la tarde me llegó un mensaje del Jefe de Jefes. Francisco Javier González, quien palabras más, palabras menos, me dijo que estaba por llegar a la meta después de 50 días, que agradecía mi esfuerzo y me felicitaba por ello. Me sentí más tranquilo. Total, pensé, yo ya había cubierto 50 días de Juegos Panamericanos.

La Antorcha no llegaría en sincronía con la ceremonia inaugural, sino una hora y media antes de su inicio. ¿Y por qué no buscar un boleto para la ceremonia? Moví influencias, literalmente, y a las 7:00 de la noche lo conseguí.



Mi llegada a la meta fue adentro del Estadio Omnilife, con una fantástica ceremonia inaugural, inolvidable, que me hizo sentirme aún más orgulloso de este país al que reconocí (de re-conocer) durante los últimos 50 días.

¿Gané medalla? Sí, pero no sé aún de qué metal. El veredicto está pendiente.

lunes, octubre 10, 2011

Antorcha Panamericana VII - El Estado 31 (o la Entidad 32)


COLIMA.- Cuando mi fiera adolescencia, decía que antes de conocer el mundo, uno debía conocer bien su país.

A la distancia confieso que en parte ese dogma surgió a raíz de mis presumiditos y alzaditos compañeritos de la escuelita, que a la menor provocación hablaban de sus vacaciones en París, Nueva York y sus fines de semana en Vail. Aunque presiento que la mitad de esas travesías nunca se realizaron, lo cierto es que mi pasaporte solamente se ha sellado en un país del exterior, que creo que ya saben cuál es, en tres ocasiones, es decir, una por década en promedio.

Antes de empezar este viaje, conocía 22 entidades (ergo, 21 estados y el DF). Del centro y sur conocía todos excepto Tlaxcala, pero del norponiente, prácticamente nada.

Al llegar ayer a Colima, terminé de conocer el último. Si escucharan mi voz en una plática convencional (no de radio, ahí sí hablo como siempre, ya tengo el sonsonetillo trabajado), podrían darse cuenta que traigo una mezcla de acentos entre el chilango, el tapatío y el chihuahuense (el más pegajoso de todos). Del cansancio acumulado y las maldormidas, ya veo medio borroso, y he comido de todo excepto lo típico de cada lugar.

(Por cierto, si van a Vallarta, diríjanse a la plaza del Pitiyal, ahí por donde la iglesia, busquen el puesto de crepas y, aparte de darse un taco de ojo con la chica que atiende, pidan una crepa "orgásmica". Sí, así sabe.)

En el día 10 estaba maravillado con las murallas de Campeche; en el 20 pasé justo enfrente de mi casa tras recorrer medio país; en el 30 conocí a la deportista más hermosa que mis ojos han visto; en el 40 me subí por primera vez a un barco (no a una lancha, a un barco) y en el 45 ya firmé tarjeta en las 32 entidades.

Y en cinco días volveré a Guadalajara, donde mi vida dio un giro de timón hace siete años. Aún estoy tratando de digerir las coincidencias y las ironías.

Horas después (al parecer), volveré a casa. A ver si después de todo esto ya empiezo a conocer el mundo.

domingo, octubre 02, 2011

Antorcha Panamericana VI - El indómito norte









TIJUANA.- Lo que ustedes acaban de ver fue mi primera impresión del norte, en Tampico y Monterrey, nada lejos de lo que sabemos por los medios de una región que ha sido lastimada por la violencia y el crimen organizado.

Son tiempos difíciles en un país que se está dando cuenta que las salidas fáciles son más costosas de lo que se cree. La cercanía con los Estados Unidos y la guerra frontal al narco han formado un campo de batalla extenso y un pleito que ha costado miles de vidas.

Pero hace cosa de un mes dije que son más los buenos. Y lo sostengo.

Eso me lo hizo ver nuestro corresponsal en Torreón, Beto Ruiz. Me invitó a cenar a su casa, con su mujer y su pequeño de siete meses, Damián. Un par de horas fantásticas, con un suculento corte de carne y una plática sobre la situación que se vive en la zona.

La Laguna se volvió campo de batalla entre cárteles del narco, y en medio de ese polvorín hay gente buena que ha tenido que adaptar su rutina a ciertas reglas no escritas para estar lo más seguros posible.

El norte es la región del país que menos conocía. Solamente Monterrey y Torreón. He conocido gente fantástica, deportistas muy destacados y con un gran trato y hasta se me ha contagiado un poquito de su acento. ¡Ajúa! Ah, y ni les digo de sus mujeres, lo reconozco: casi en cada esquina me he enamorado.

Así como las estresantes imágenes de arriba, el norte de México me ha regalado otras como estas:









El norte de México está vivo.

domingo, septiembre 18, 2011

Antorcha Panamericana V - Las distancias son relativas

LEÓN.- Hace varios años, Horacio de la Vega me invitó a una plática que dio Felipe Muñoz, presidente del Comité Olímpico Mexicano, en el Tec de Monterrey. Irónicamente hoy Horacio es el director comercial de Guadalajara 2011 y yo me encuentro cubriendo el recorrido de la Antorcha Panamericana después de separar nuestros caminos.

En ella recuerdo bien que el "Tibio" llevó dos listones, uno más largo que el otro, pero ambos de color amarillo casi en su totalidad y con una pequeñísima parte roja.

Primero, se subió a una silla y con la ayuda de Horacio levantó el listón corto lo más alto posible desde el piso. Nos dijo que la parte amarilla era el récord mexicano de salto de altura varonil, y la roja, que no era de más de 10 centímetros, era la diferencia con el récord mundial de la misma prueba. Repitió lo mismo con el listón largo, pero extendiéndolo en el suelo: eran las marcas nacional y mundial de salto de longitud varonil, con una diferencia de aproximadamente medio metro.

Recuerdo bien que dijo que esas pequeñas partes rojas cuestan millones de dólares y miles de horas de trabajo para alcanzarse: la diferencia que hace que el deporte mexicano aún esté lejos de ser una potencia mundial.

En Querétaro conocí a Zoila Flores, la mejor saltadora de longitud del país y por supuesto, seleccionada para los Juegos Panamericanos. Estudia Negocios Internacionales en el Tec de Monterrey de aquella ciudad. Una chica muy sencilla y muy agradable que se ha preparado arduamente el último año.


Su meta última es llegar a los Juegos Olímpicos de Londres. Para ello, Zoila debe mejorar su récord actual, el mejor del país, que es de 6.30 metros, ya que la marca olímpica es de 6.60. Eso es lo que la separa de Londres, solamente 30 centímetros, los más largos y más difíciles de su aún joven carrera.

Para llegar a Londres cada quien debe tomar un camino diferente, que puede ser más corto o más largo, pero sin duda igualmente difícil.

Aplica para deportistas y periodistas.

jueves, septiembre 15, 2011

Antorcha Panamericana IV - El Hogar

Imagínense viajar 50 días por 38 ciudades. ¿Suena padre, no? Ahora piensen en cambiar 40 veces de hotel (40 camas diferentes), tener horas contadas para turistear en días más contados y pasar 200 horas en carretera en ese lapso.

Sí, no todo es bello como ver el Templo de Santo Domingo o a un compadre vestido de Juan Diego corriendo atrás de la Antorcha. Eventualmente se extraña la casa, la cama, la cocina propia y no digamos a la gente. El mundo digital de hoy en día te permite seguir en contacto con la gente e irte enterando de ciertas cosas que pasan en el rancho de procedencia.

Pero cuando ya has recorrido 6 mil kilómetros y el sur entero del país en 20 días, es una ironía brutal que el recorrido te haga pasar enfrente de tu casa.

Para ir de Cuernavaca a Querétaro, hay que cruzar el D.F. La comitiva tomó una ruta (poco óptima, a mi parecer), que nos hizo pasar por el indómito tránsito de Periférico a la altura de Cuemanco. Así que, además en cámara lenta, pude ver mi casa, a la que regresaré, al menos, dentro de un mes.

Me pregunto si para entonces todo se verá igual.

domingo, septiembre 11, 2011

La Antorcha III - Lo que a veces se me olvida


He visto a muchísimos atletas adaptados en esta cobertura. Infinidad. Ha sido muy grato ver cómo los estados reconocen a estos deportistas y la respuesta del público ante ellos

Ayer en Tuxtla Gutiérrez hablé con uno de ellos. Se llama Arturo Lárraga (el de la foto de arriba), nadador, con la pierna derecha amputada. Premio estatal del deporte en 2007. Estudia en la Autónoma de Nuevo León, pero su orgullo chiapaneco es evidente.

“Hasta ganas de llorar tengo cuando agarré la antorcha.”

“Ya quiero nadar (en los Juegos), estoy seguro que lo voy a hacer bien por todo lo que he sacrificado. No sólo voy a participar, voy por medallas”, me dijo.

Arturo va a sacrificar un semestre de la escuela para los Parapanamericanos y quebró en llanto cuando dijo eso. Lo mismo cuando dijo que su meta está más allá de las medallas: llegar a Londres 2012. Y casi me quiebra a mí también.

En la comida después del recorrido, Sara, una de las compañeras de la comitiva, me preguntó qué me había pasado en la mano izquierda. Le respondí que fue de nacimiento y ella me contó sus historias de la facultad con deportistas discapacitados, su mentalidad de nunca rendirse y lo difícil que le resulta a los no-discapacitados ponerse en sus zapatos.

Mi camarógrafo, Pepe, le dijo que yo hasta podía manejar coches standard y en carretera. En ese momento pensé "¿y por qué no lo haría?". Les comenté que en realidad desarrollas ciertas habilidades y hasta mañas para adaptarte y compensar, aunque yo ya simplemente no me doy cuenta de ello.

Más tarde, se me ocurrió ir al gimnasio del hotel a hacer media hora de bicicleta. Ahí estaba Elmer Hernández, el último relevo del recorrido de ayer, un atleta al que le falta el brazo izquierdo. Crucé con él algunas palabras, le pregunté en qué pruebas competirá en Parapanamericanos (100 y 400 metros), le conté que yo iba todo el recorrido de la Antorcha, le deseé suerte y nos despedimos con un buen apretón de manos. No hablamos de la condición física del otro. Honestamente a mí no me interesaba saberlo, porque lo vivo a diario y supongo que con él pasó lo mismo.

A veces se nos olvida.

viernes, septiembre 09, 2011

La Antorcha II - Los mayas peleadores

Cuentan los historiadores y los que saben de esos temas que la región del sureste del actual territorio mexicano fue la que más trabajo le costó someter a los conquistadores españoles.

Por ejemplo, Jacinto Canek encabezó una rebelión en el siglo XVIII que sembró terror entre los españoles de la Península de Yucatán. Y cuentan que lo que hoy es Chetumal, llamado antes Chactemal, nunca fue sometido sino hasta el Porfiriato.

Por eso no debe sorprender que la esta región sea la cuna de grandes boxeadores, como Gustavo Espadas Cruz y Gustavo Espadas Espinoza, ambos ex campeones mundiales y la primera pareja padre-hijo en la historia del pugilismo con este logro.


Los dos “Guty” Espadas fueron reconocidos en el recorrido de la Antorcha en Mérida, cuando el padre le cedió la estafeta al hijo en el Monumento a la Patria, justamente a la entrada del Paseo Montejo, una de las avenidas más bellas no sólo de Yucatán, sino de todo el país.


Además, una gloria del deporte mexicano, Ricardo Delgado, originario de la Ciudad de México, tomó Cancún como residencia. Delgado fue medallista de oro en los Juegos Olímpicos de 1968 en la categoría de los 51 kilogramos.


“Guty” Espadas Jr. describió a sus coterráneos como gente “valiente y luchona”. Ojalá eso se contagiara a todo el país.

miércoles, agosto 31, 2011

La Antorcha I - Es cierto: somos más los buenos

Llevamos cinco días y aún no sé si este viaje me ha parecido eterno o demasiado fugaz. Escribo esto desde Puebla. En horas, estaremos viajando a Jalapa. Así es esto, 24 horas en promedio en cada estado, pero muy bien aprovechadas.

No tengo tiempo para turistear. Literalmente voy a donde va la Antorcha, como donde los demás comen y veo lo que el Fuego ve. Mi primera y única escapada hasta este momento fue anoche con Sagra, mi mejor amiga, y fue un verdadero oasis en medio de todo este frenesí panamericano.

La logística es una cosa de locos. No terminamos en un lugar cuando ya tenemos que irnos al siguiente. Hemos tenido problemas con los envíos de material y la conectividad a internet es tan escasa como una cerveza en una escuela primaria (o al menos eso quiero pensar), pero nos la hemos arreglado para que desde México nos digan que todo va bien. La comitiva de repente da trazas de que aún tienen pequeños cabos sueltos que van corrigiendo sobre la marcha. Supongo que es normal. Eso sí, a diferencia del caos del recorrido en el DF, en el resto de los estados no ha tenido contratiempo alguno.

He visto cosas fantásticas, me he logrado conmover como pensé que ya no era capaz de hacerlo. ¿Cómo? Basta ver a un padre cediéndole la Antorcha a su hija o los 5 nietos que le gritaban “¡abuelito, abuelito!” a un señor que en cada paso de su trote constante derrochó la vitalidad que a muchos jóvenes nos gustaría tener. O ver a un loco vestido supuestamente de azteca (¿los trajes aztecas tenían plumas de pavorreal? Neta, es pregunta) corriendo al lado de un portador para animar a la gente.

He visto y entrevistado a grandes personalidades. Víctor Estrada, uno de los deportistas mexicanos a los que más admiro, me trató muy bien y me dio muy buenas declaraciones, pero minutos después, me quebró el alma ver a Fidel Negrete con lágrimas a los ojos mientras le pregunté lo que representó para él ser el último relevo en Toluca a 48 años de su medalla panamericana en maratón. Esas son las historias que me quiero encontrar. Y como esas les podría contar una veintena más.


Estoy a 120 kilómetros de mi ciudad, eventualmente estaré a miles de ella. Hasta ahora sólo hemos rodeado el DF. En horas empezaremos el camino hacia el oriente del país.

Me he encontrado con un México fantástico, lleno de luz, color, fiesta, sonrisas y júbilo. Pensé que encontraría eso en cantidades más pequeñas. Pero me da gusto que por cinco días he visto al país que quería ver y no el que monopoliza los minutos de aire en la televisión, y eso es lo que estoy tratando de transmitir en mis reportes.

Sí es cierto: somos muchos más los buenos.

jueves, agosto 25, 2011

Santiago Bernabéu: El Arquitecto Blanco

El Real Madrid juega cada año un partido amistoso contra un equipo extranjero para honrar al hombre que los hizo grandes.

Esta es la justificación para la existencia del trofeo Santiago Bernabéu. Sí, ese que ganaron los Pumas en 2004 con un golazo de Israel Castro, que de hecho, es el último equipo que se lo ha quitado al Real Madrid.

Resulta casi impensable ver que un equipo que ha gastado 400 millones de euros en fichajes en la última década, haya sido rescatado de la zozobra y el saqueo por la Guerra Civil española. La bonanza financiera del club blanco en un tiempo fue incertidumbre.

Santiago Bernabéu fue el arquitecto que puso los cimientos y empezó a construir este imperio, que fue reconocido como el más grande del siglo pasado.



Investigación y voz: Ricardo Otero
Edición: Mariano Díaz

Al aire el 24 de agosto de 2011 en Futbol En Serio Punto, por Televisa Deportes Network.

lunes, agosto 22, 2011

La Antorcha Panamericana o el viaje de mi vida

En la adolescencia veía con cierto desdén a mis compañeros de la escuela cuando presumían sus viajes al extranjero. Sus relatos generalmente me parecían pretenciosos y hasta un poquito pedantes, aunque en realidad había un poquito de envidia de mi parte.

A mis 30 años de edad solamente he salido del país tres veces, las primeras dos a Orlando, en 1992 y 97, y la última a Nueva York para el año nuevo de 2010. No soy un hombre de mundo, pero sí un hombre de México. Creo que no es despreciable conocer 22 estados del país hasta ahora, y de cada uno me he llevado algo.

Volviendo al asunto de la prepa, por aquella época me tomé casi como un dogma la idea de que antes de conocer el mundo, uno debe conocer por completo a su país. Dogma o no, a estas alturas aún lo pienso.

A veces ayuda estar en el lugar y momento correctos. Un día estaba en la oficina de mi director de información, ya no recuerdo por qué, seguramente para fastidiarlo por alguno de mis reportajes, cuando le llamaron para pedirle que asignara a alguien para cubrir el recorrido de la Antorcha de los Juegos Panamericanos. Me volteó a ver y me dijo "¿tú le entrarías? Son 50 días, 38 ciudades, los 32 estados... ¡Va a ser una friega!"

Y como recompensa, cumpliría ese sueño de terminar de conocer todo el país.

A los pocos días me confirmaron la asignación, especialmente porque querían que la cobertura fuera un poquito más allá de la parte deportiva. Mi misión es tratar de retratar a este país, de tomarle una fotografía. O al menos eso creo.

Hice una breve investigación de cada ciudad a la que voy, pero los números difícilmente reflejan la realidad, feliz o infeliz de cada lugar. Pueden darnos una ligera idea, por lo menos para no partir a este viaje desde cero.

Voy a tomar la ruta larga México-Guadalajara. Según mis cálculos, la suma de las distancias entre cada ciudad del recorrido es de poco más de 13 mil 500 kilómetros. Si a esto le sumamos los relevos de la antorcha dentro de cada ciudad (de 20 a 40 kms.), estamos cerca de los 15 mil. Empezamos el viernes en Teotihuacán con el encendido del fuego y terminamos en Guadalajara el 14 de octubre, cuando se prenda el pebetero del Estadio Omnilife, en la ceremonia de inauguración de los Juegos Panamericanos.

(Aún no determino qué cosas del viaje voy a meter en este blog. Ni siquiera si voy a meter algo...)

Les voy a confesar: esta travesía me tiene estresado. Me he vuelto un planeador obseso en los últimos años y hay cosas que estarán fuera de mi control. Ni modo. Pero no es tanto eso: ya sabíamos que México está herido y ver una muestra del terror que genera el crimen organizado con lo que pasó el sábado en el Estadio Corona de Torreón, no ayuda. Mantengo el recuerdo de mi visita a aquella ciudad en febrero pasado, me trataron de maravilla, regresé con mucho material a mi trabajo, pude constatar a ese México que trabaja con una sonrisa y hace lo posible porque su visitante se vaya igual, pero también vi calles vacías y recogí testimonios de la zozobra con la que se vive ahí.

Sí me pasó por la cabeza la idea de que algún loco abra fuego en pleno evento de la Antorcha en alguna ciudad. No sé si lo que tengo es miedo o ansiedad, o simplemente el estrés ya no me deja pensar. Esta profesión implica sus riesgos, pero aún así me mantengo optimista de que no tendré que dar malas noticias.

Me voy al viaje de mi vida. Con estrés, incertidumbre, quizás un poco de temor, pero con unas ganas estúpidas de conocer y retratar a mi país, de tratar de formar ese mosaico inacabable que es México.

Quiero pensar que el final del viaje no está en Guadalajara el 14 de octubre: la meta está en Londres, el 27 de julio de 2012. Total, si voy a recorrer 15 mil kilómetros, ¿qué son 9 mil más?

jueves, agosto 18, 2011

Instrucciones para mirarse en un espejo

- Respire profundamente y recoja un poco de valor. Esta experiencia le resulta difícil a algunas personas.

- Prepárese para ver lo que los demás ven, pero usted no.

- Funciona mejor si aleja los sentimientos de vanidad y egocentrismo.

- Observe los detalles: si es un espejo pequeño céntrese en su rostro, los vellos mal acomodados, las cicatrices, los barros, las canas, las arrugas que no se conocían, las prominentes ojeras, los "baches" en la piel. No se espante. Si el espejo es de cuerpo completo, pose de frente y de perfil.

- Ahora vea sus ojos. Trate de fijar ahí la mirada por unos segundos. No es tan fácil, ¿verdad? A los ojos propios nadie ni nada los engaña.

(- ¡No lo rompa! El espejo no tiene la culpa de nada.)

- Si pasó la última prueba, en automático va a sonreír. Respire aliviado, no todos son capaces de llegar a este punto.

- Se vale preguntarse "¿de qué edad me veo?". A poca gente le gusta verse más vieja, pero no todos quieren verse más jóvenes.

- Si el espejo se lo regalaron, sepa que provino de alguien que quiere que usted se vea tan bien como ella lo ve.

Por eso es tan valioso que le regalen un espejo.

lunes, agosto 08, 2011

Quiero ser como Deion Sanders

Cuando me preguntan en qué momento inicié en el periodismo, suelo vacilar en la respuesta. A veces me gusta contestar que desde que tenía 15 años, cuando empecé a colaborar en la revista de la preparatoria (la cual incluso llegué a dirigir), pero decir que llevo la mitad de mi vida en esto me parece pretencioso; a veces digo que cuando entré a trabajar al diario Reforma, en enero de 2006, pero no siento que sea tan poco.

Lo que sí tengo claro que cuándo me encontré con mi vocación: entre 2003 y 2006, cuando cubrí al equipo de futbol americano de mi universidad para la revista y la estación de radio de la escuela.

Era un equipo no malo, sino lo que le sigue. Malísimo. La primera temporada sólo ganaron un partido, el último, cuando ya estaban descendidos; la segunda, luego de que el destino les perdonó la pérdida de categoría, ganaron tres; la tercera otra vez tres y en la última un innovador y bondadoso sistema de competencia les dio el pase a Playoffs pese a tener marca de 4-5, y con el único partido realmente brillante que les vi, llegaron a Semifinales, una oda poética de futbol americano (colegial de México, tampoco nos emocionemos tanto) que terminó con un marcador de 44-30 sobre Pumas CU y con mi garganta literalmente destrozada frente al micrófono.

Los Borregos Salvajes del Campus Ciudad de México eran el hazmerreír de la Liga. Si yo les contara la cantidad de partidos que perdieron por errores infantiles, los mataría primero de la risa, luego del hastío y finalmente de la desesperación. Pero yo los seguía hasta donde podía, primero por la novedad de tener un gafetito que decía “prensa”, luego porque se volvieron mis cuates y finalmente porque el micrófono y la grabadora me ganaron.

Ahí también conocí realmente cómo es el futbol americano. Es un deporte de reglas complejas, pero no imposibles, y de mucha fortaleza física y sobre todo mental. A veces me convertí en el motivador de monstruos de 1.90 y 120 kilos. Sí, eran mis cuates.

Con ellos aprendí a reportear, a locutear, a hacer crónicas y fueron mi gran laboratorio experimental fotográfico. La verdad creo que no lo hice tan mal.

Ricardo Otero, 2004

Hoy ellos están regados por el mundo. Sé de uno que vive en Colombia, otro en Perú, y seguramente otros andan por más lugares. Es cierto, le perdí la pista a muchos de ellos, pero para serles honesto, me daría más gusto tener un reencuentro con ellos que con mis compañeros de preparatoria. Incluso algunos ya son padres (como el de Colombia).

No existe el futbol americano profesional en México, hay ligas para “veteranos” (veteranos son aquellos que cumplieron su etapa de 5 años como colegiales), pero sólo eso. Los vi llorar el día de su retiro involuntario y comprendí que detrás de ese lustro representando a una universidad, habían otros 15 años desde que se pusieron por primera vez unas hombreras y un casco. ¿Se imaginan ver a monstruos de 1.90 y 120 kilos llorando como becerros?

No necesitan ser reporteros y cubrirlos desde la banda, sólo prendan la televisión en NFL Network el día de la ceremonia de inducción de los nuevos miembros del Salón de la Fama. Preparen palomitas y kleenex, porque verán a los más grandes jugadores de futbol americano en el colofón de sus vidas, cuando voltean hacia atrás, cuando se dan cuenta de lo grandes que fueron... Y de lo mucho, muchísimo, que tuvieron que crecer para serlo.

Me dijeron que el discurso que dio Deion Sanders el sábado fue el mejor de la historia en cualquier deporte. No lo sé, pero tampoco lo desestimaría. El tiempo seguramente lo pondrá a la altura, por ejemplo, de aquel del día del retiro de Lou Gherig.

Su discurso, como suelen ser en estas ocasiones, fue muy largo. Se los recomiendo ampliamente, historias de éxito verdaderas y no charlatanerías de pseudofilósofos posmodernistas. Aquí está la transcripción completa.

Y aquí les paso un extracto:


(Les recomiendo adelantarlo al 8:33)

Escuché a algunos miembros del Salón de la Fama decir "nunca soñé con esto". Lo siento, yo sí lo soñé. Lo hice. Esperé ser grande. Quise hacer lo que nadie había hecho. Quise provocar un cambio. Quise que cuando entrara a un cuarto bajara la temperatura. Quise cambiar las cosas.


Por eso me dedico a esto: porque de esto trata el deporte, como la vida: de crecer, ganar y ser mejores. Ser los mejores.

lunes, julio 25, 2011

Lenguajes universales

Dentro de mis parámetros existen tres cosas universales: la música, el futbol y el amor, y de lo último aún tengo mis dudas.

A John ya lo logré encasillar en las tres (me costó un poco de trabajo con lo del futbol), y cada que alguien me enseña "la canción más romántica de la historia" lo/la remito a Woman y fin de la discusión. Gano.

Pero John murió hace 30 años, en una época donde internet -creo- era aún un proyecto ultrasecreto del gobierno gringo y dos nerds armaban computadoras en un garage. Existían ya las transmisiones satelitales, pero las regiones del mundo seguían siendo distantes.

La tecnología hoy nos acerca al mundo a unos clics de distancia, pero siguen siendo los mismos escasos idiomas universales que nos permiten comunicarnos. Lennon fue capaz de hacerlo, 30 años después de su muerte y con la ayuda de gente entusiasta que cree y mantiene vivo su mensaje.

Lo reconozco, en la parte final solté una lágrima.



Visiten http://playingforchange.org/

lunes, julio 11, 2011

México, acostúmbrate a ganar


Si estuviste en el Azteca, tienes que saber que te envidio profundamente. Si lo viste por tele, no importa, esto aplica para todos.

- ¿No vas a ir a trabajar? No mames, levántate de la cama y ve. Tu San Lunes nos cuesta a todos. No nos dejes jugar con 10.

- Respétate a tí mismo, no te veas inferior a los demás. Deja de gritar "sí se puede", porque cada vez que lo dices, te haces más chiquito. Apréndete esta: "¡a huevo, va!".

- Trabaja duro. Evita la ley del último esfuerzo. Siempre puedes hacer un poco más. El partido no se acaba al minuto 90, sino hasta que el árbitro lo diga.

(El gol de Giovani Casillas, al minuto 92)

- Deja de tirar basura en tu calle. ¿O qué, crees que las inundaciones son culpa del gobierno? Tu basura tapa el drenaje, imbécil. Esa es tu cancha.

- Antes de tirar mierda a algún político, mírate en un espejo y piensa qué estás haciendo para mejorar a tu país. Suma.

- Deja de esperar que te lleguen las cosas. Pídelas. Trabaja por ellas. Al que no habla, ni Dios ni el técnico lo escucha.

- Menos "yo opino"; más "yo investigué". No pienses a dónde debe ir la pelota, llévala tú a dónde quieras. De nada sirve pensar si no actúas.

- ¿Te fue mal en el trabajo? ¿Alguien te lastimó? Acuérdate del descalabrado que llevó al Tri a la Final. "Todos somos Julio Gómez" debe ser algo más que un grito estéril de batalla.


- Sé solidario.


- Aprovecha la suerte.

- Deja de pensar en llegar al quinto partido: ve más lejos. Yo nunca escuché a los chavos de la Sub 17 decir "quinto partido".


- Evita los clichés. No más "niños héroes", no gastes hasta el cansancio el "cielito lindo". Sé diferente. Sé mejor. Inventa. Crea.

- Si un borracho te enseñó que tienes que dar el extra, te compadezco, estás en problemas.

- Aplaude al que gana, aún si es el contrario. No te subas a los triunfos ajenos: inspírate en ellos.

- Olvida esa mexicanísima y asquerosa costumbre de demeritar al triunfador y al exitoso. Hugo Sánchez fue el mejor delantero del mundo; Ricardo La Volpe fue campeón del mundo; Carlos Slim le ha dado empleos a miles de personas. Sé critico y analítico.

- Cuando ganes, sorpréndete menos. Emociónate más.


Hazlo costumbre. México, acostúmbrate a ganar.

sábado, julio 09, 2011

El legado de Brayan Jiménez

Estoy haciendo un ocioso ejercicio de imaginación.

Me remonté al 25 de septiembre de 2005, al partido México vs. Costa Rica del Mundial Sub 17 de Perú 2005. Al minuto 88, los ticos ganaban 1-0 con un autogol de Efraín Juárez. Eran Cuartos de Final, de vida o muerte, en 5 minutos -contando compensación- el Tri estaría saliendo del estadio para hacer sus maletas...

En ese momento, el mismo Efraín Juárez le pegó a la pelota de derecha, el disparo rebotó en la pierna del número 4 de Costa Rica, Brayan Jiménez, y se metió a las redes.

El partido se fue a tiempos extra, México ganó 3-1 con goles de Ever Guzmán y Carlos Vela y clasificó a Semifinales. Una semana después, una irreconocible selección mexicana se alzó con el título de ese Mundial.

La FIFA acreditó el 1-1 a Juárez, pero si Brayan Jiménez literalmente no mete la pata, el balón no entra y México queda fuera.



Adiós título mundial Sub 17 de hace 6 años. Y tal vez, y sólo tal vez, lo siguiente hubiera ocurrido.

- Carlos Vela se habría quedado en las Chivas. Quizás, y sólo quizás, estaría peleando la titularidad en el equipo de Primera División, en lugar de pelear por minutos de juego en Inglaterra.

- Sobre Giovani dos Santos el asunto es un poco incierto. En una de esas estaría aún jugando al lado de Messi. Aún se recupera de los estragos de la fama temprana.

- Nombres como César Villaluz, Juan Carlos "Torito" Silva, Ever Guzmán, Omar Esparza y Patricio Araujo tendrían un perfil más bajo, sin el título seminobiliario de "los campeones mundiales sub 17..."

- Héctor Moreno y Efraín Juárez sí estarían en Europa y les estaría yendo igual.

- Probablemente no existirían los torneos Sub 17 y Sub 20 del futbol mexicano.

- Jesús Ramírez se habría unido a una larga lista de directores técnicos que después de no trascender en un Mundial de menores, permanece en el anonimato.

- Seguramente México no habría pedido organizar el Mundial Sub 17 de este año.

- La escena épica del jueves en Torreón, irremediablemente no hubiera existido.

Gracias a Brayan Jiménez.

Insisto, fue un ejercicio de imaginación

viernes, julio 08, 2011

Suerte, talento, drama y dolor

Recuerdo que el pasado 7 de febrero, cuando entré por el túnel al campo del Estadio Corona, me deslumbró el verde tan brillante de las butacas. De hecho, comparado con ese tono, el campo lucía opaco.



La directiva de Santos quiso que su nueva casa le recordara a todos los visitantes el color de su equipo, que se lo llevaran bien grabado en su retina. Es un estadio cómodo, con asientos en el 100% de sus gradas y cuyas entrañas transpiran modernidad, prosperidad y éxito, tan distinto al viejo Corona y con el anhelo de una ciudad de Torreón que apuesta a su industria, pero que cotidianamente amanece con noticias de muerte y dolor.

Como premio por el imponente Territorio Santos Modelo, el Comité Organizador del Mundial Sub 17 le otorgó una Semifinal, y que además fuera la que según el camino trazado por el calendario, hipotéticamente jugaría México. El Tricolor fue esperado pacientemente después de un periplo por Morelia, Monterrey y Pachuca, hizo su tarea y jugó ayer ante Alemania, ese país que de acuerdo con el mítico goleador inglés Gary Lineker, siempre gana. Las tribunas se seguían viendo verdes, pero por las playeras del público, no por las butacas.

Lo de Lineker no es del todo erróneo, especialmente según la experiencia azteca. En 1992, en un amistoso en Dresden, se empató a un gol con un "espaldazo" de Carlos Hermosillo; en el 98, una genialidad de Luis Hernández en los Octavos de Final del Mundial de Francia, en Montpellier, fue el preámbulo para la dolorosa remontada germana. Ni la suerte ni el talento eran suficientes para pasarles por encima.

Para vencer a los teutones por primera vez en un partido oficial en cualquier categoría o rama, la selección infantil tuvo que apelar a algo más. Primero fue la suerte, un remate espantoso de Julio Gómez con el hombro fue a dar justo a donde el portero no iba a llegar. Luego el talento, un golazo olímpico de Jorge Espericueta. Pero el partido estaba empatado, seguía sin ser suficiente.

Entonces llegó el drama. El mismo chico del "hombrazo" hizo la hombrada. Julio Gómez se abrió la cabeza en el segundo gol mexicano, cuando al buscarlo asegurar con la testa, en lugar de encontrar el balón chocó con un rival. La herida lo hizo salir en camilla, se le colocó una prominente venda que parecía más un turbante, con pasos un tanto desbalanceados regresó al campo porque no había cambios y México se quedaría con uno menos, porque en el futbol no siempre aplica eso de "si no ayudas, no estorbes", aquí estorbar también era válido.

Y en el minuto 90, en un tiro de esquina, Marcelo Gracia peinó el balón y Julio Gómez, perfectamente identificable por la protección de su cabeza, se lanzó de espaldas y le pegó de derecha. Fue un recurso. Fue el destino. Fue una estampa inolvidable. El soldado herido en la batalla mató al poderoso ejército alemán. No fue suficiente la suerte ni el talento, había que ponerle drama a la historia.



México le ganó 3-2 a Alemania y clasificó a la Final del Mundial. El país enteró vibró. Hubo gente en el Ángel, fanáticos y hasta ateos del futbol desesperados por un boleto para el partido del domingo en el Azteca, los clichés mediáticos los llamaron "Niños Héroes" y el gol de Julio Gómez, les aseguro, no saldrá de la memoria de quienes lo vimos.

Pero si bien Torreón se convirtió en un microcosmos de los anhelos y sueños nacionales, de algún día querer ser mejor que los mejores, los demonios tampoco desaparecieron. Cuando se jugaba el minuto 10 del partido -curiosamente mientras Alemania marcaba el empate 1-1-, el mexicano Humberto Leal recibió una inyección letal en una prisión de Texas, un condenado a quien no le dijeron que podía defenderse por medio de su consulado; una condena que ni la ONU, ni Barack Obama, ni Felipe Calderón, ni 25 mil firmas fueron capaces de detener, pese a las evidentes violaciones a leyes internacionales.

A riesgo de que escribí estas líneas durante la madrugada, puedo asegurar que en la mañana estas dos noticias comparten espacios en las primeras planas. Una invita a la euforia, otra a la reflexión.

Construir un gran país requiere un poco más que suerte, talento, drama y un balón de futbol. Pero si sirve de inspiración para ello, bienvenido sea.

lunes, julio 04, 2011

Manuel Negrete: La Generación del 81

En 1981 los Pumas lograron algo que no han vuelto a hacer: ser campeones no solamente del país, sino continentales.

Eso ocurrió a los meses de que había nacido. Pero mi padre siempre me dijo que ese había sido el mejor equipo de Pumas en su historia. No era para menos, ahí se empezó a formar la base de la Selección Mexicana que jugó el Mundial del 86, fue el último año de Hugo Sánchez en México antes de partir a Europa y su técnico fue el primer hombre que dirigió en cinco Mundiales a selecciones diferentes: Bora Milutinovic.

Manuel Negrete me confirmó la versión de mi padre, 30 años después.



Al aire el 1 de julio de 2011 en Zona Puma, por Televisa Deportes Network

Entrevista: Ricardo Otero
Camarógrafo: Armando Camarena
Edición: Mariano Díaz

sábado, junio 25, 2011

El 'Tucazo' 20 años después


El miércoles se cumplieron 20 años de la Final entre Pumas y América de la temporada 1990-91, aquella que se definió con un golazo de Ricardo Ferreti. El gol que marcó a toda una generación y que es el antes y el después en la historia auriazul.

No les podré negar que ese fue uno de los momentos más felices y de los que tengo los recuerdos más vívidos de mi infancia. Mi hermano, de apenas 5 años, y yo, gritamos ese gol como si no necesitáramos garganta para el resto de nuestras vidas. Aquella tarde nos terminamos de confirmar como fanáticos a este equipo y al futbol. En los últimos 20 años hemos visto, ido y hasta viajado por ellos.

La única diferencia fue que aquella vez lo gritamos frente a una pantalla de televisión. Recuerdo bien que fui al partido de Cuartos de Final de esa Liguilla contra Morelia y de Semifinales contra Puebla, y estoy seguro que con cualquier otro rival que no fuera el América hubiera ido. ¿Por qué? Porque aún estaba fresco el recuerdo de aquella tragedia del túnel 29 de C.U., cuando 8 aficionados murieron asfixiados, justamente en una Final Pumas-América de 1985.

Francamente tardé muchos años en asimilar la decisión que tomó mi padre. Pero fue la correcta.

Así que 20 años después, me puse recrear aquel momento. Busqué a algunos de los protagonistas de aquel suceso para que me contaran su versión. Trabajo con dos de ellos, Miguel España y Alberto García Aspe, lo cual facilitó las cosas. Otro más, Adrián Chávez, es un gran tipo, siempre dispuesto a cooperar con las tarugadas que le pide la prensa.

Pero el último y el más importante de todos, el "Tuca", nunca había hablado de este episodio. Nunca en dos décadas. Pues bien, no sé cómo le hizo nuestro corresponsal en Monterrey, Axel Solís, pero Ferreti habló. La entrevista completa es una joya, tal vez algún día se las enseñe, pero se me quedó bien grabado cuando relató que le dijo a Jorge Campos que le pegaría con un bat si recibía un gol, y que el portero lo "amenazó" con lo mismo si no marcaba.

Con España nos fuimos al estadio. Amablemente, el Club Universidad nos prestó el trofeo de campeón de aquella temporada y Miguel lo volvió a levantar como aquella tarde del 22 de junio de 1991.

Y la vida quiso que esto ocurriera justo cuando Pumas volvió a ser campeón. Fue como volverlo a vivir.

Veinte años después.

miércoles, junio 22, 2011

Hoy hace 25 años, Maradona nos enseñó...

Que la diferencia entre la marrullería...



Y la genialidad...



Son sólo 3 minutos.

Y como dijo Víctor Hugo Morales: "gracias Dios por el futbol, por Maradona, por estas lágrimas."

miércoles, junio 15, 2011

La gira artística

26 de agosto: Teotihuacán
27 de agosto: Distrito Federal
28 de agosto: Toluca
29 de agosto: Pachuca
30 de agosto: Tlaxcala
31 de agosto: Puebla
1 de septiembre: Jalapa
3 de septiembre: Villahermosa
4 de septiembre: Campeche
5 de septiembre: Mérida
6 de septiembre: Chichen Itzá
7 de septiembre: Cancún
8 de septiembre: Chetumal
10 de septiembre: Tuxtla Gutiérrez
12 de septiembre: Oaxaca
13 de septiembre: Acapulco
14 de septiembre: Cuernavaca
15 de septiembre: Morelia
17 de septiembre: Querétaro
18 de septiembre: León
19 de septiembre: Aguascalientes
20 de septiembre: Zacatecas
21 de septiembre: San Luis Potosí
22 de septiembre: Tampico
24 de septiembre: Monterrey
26 de septiembre: Gómez Palacio
28 de septiembre: Chihuahua
30 de septiembre: Hermosillo
2 de octubre: Tijuana
4 de octubre: La Paz
6 de octubre: Mazatlán
7 de octubre: Tepic
8 de octubre: Puerto Vallarta
10 de octubre: Colima
11 de octubre: Cd. Guzmán - Tapalpa
12 de octubre: Chapala
13 de octubre: Lagos de Moreno
14 de octubre: Tequila - Guadalajara

50 días. 38 ciudades. 32 estados. Esta es la ruta que seguirá la antorcha de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Y esos serán los lugares donde estaré del 26 de agosto al 14 de octubre.

domingo, junio 05, 2011

Covers musicales

En esta vida hay que ampliar nuestros horizontes. Es por eso que algunos grupos han decidido probar nuevos géneros musicales.

Les presento algunos "covers". Si no les gustan, está garantizado que se van a reír.

1. Rammstein: El Sonidito


2. Marilyn Manson: Árboles de la Barranca. ¡Ajúa!


3. En pleno tributo a Freddy Mercury en Wembley, Axl Rose empezó a demostrar que puede hacer cosas muy diferentes... Como cumbia.


4. Para los amantes de Soda Stereo y como tributo a Gustavo Cerati... ¡Bob Esponja!


5. Por último, Susan Boyle, el gran fenómeno británico de la música, rinde homenaje a Paquita la del Barrio.

viernes, junio 03, 2011

Las 100 cosas por las que todo ha valido la pena

Hace algunos días leí el blog de alguien que estaba temerosa por la cercanía del fin del mundo. OK, no temerosa, pero tomó algunas precauciones, entre ellas, escribir las 100 cosas que ha hecho o le han pasado por las que ha valido la pena pasar un rato en este loco mundo.

Me dio curiosidad el ejercicio que hizo Katia (¿ya pasaron a leer su blog? Anden, anden, escribe más divertido que yo.) y aquí les va.

En realidad, también es un reto, a ver si tienen la suficiente paciencia de leerlos todos. Y también algo de morbo, ya que puse las ligas a los posts respectivos donde se documentaron algunas de estas fechorías.
  1. Trabajo haciendo no sólo lo que me gusta, sino lo que me apasiona.
  2. Pisé la cancha del Estadio Olímpico y escuché una goya retumbar.
  3. Narré partidos de futbol americano para radio
  4. Narré los 400 metros planos de Atenas 2004 para radio (donde Ana Guevara ganó su medalla de plata)
  5. Entrevisté a un campeón del mundo de futbol.
  6. Entrevisté a un campeón europeo.
  7. Entrevisté a un técnico de la Selección Mexicana en funciones, y resaltó mi inteligencia, jajaja
  8. Entrevisté a un campeón olímpico mexicano (sólo hay 11, de los cuales 2 ya están muertos, así que creo que sí es para presumir)
  9. Publiqué un artículo en un periódico de información general, cuando estaba en la preparatoria
  10. Dirigí una revista
  11. Salgo en televisión, no mucho, pero salgo
  12. Me han maquillado (para salir a cuadro, obviamente)
  13. Mi primer reportaje para televisión fue elogiado, al aire, por el periodista deportivo mexicano que más admiro
  14. Vi a los Pumas coronarse en casa ajena.
  15. Vi a los Pumas coronarse en casa. Dos veces.
  16. Fui a dos conciertos de Paul McCartney
  17. He ido a dos conciertos solo
  18. He viajado solo
  19. Fui a un estadio por primera vez a los 7 años y nos encontramos en las gradas con el entonces capitán de los Pumas. Hoy trabajo con él.
  20. He trabajado para todas las plataformas de comunicación: televisión, radio, impresos e internet
  21. He visto en estadios partidos de futbol, futbol americano, beisbol, tenis, basquetbol, un combate de boxeo y la inauguración de unos Juegos Centroamericanos
  22. He jugado futbol, beisbol, tenis, basquetbol, voleibol, tochito y hasta me puse unos guantes de boxeo
  23. Conozco 22 estados del país
  24. Corrí un 10K… Bueno, recorrí un 10K
  25. Fui a las luchas (lo puse en un punto aparte porque para mí no es deporte, ja)
  26. Viví en otra ciudad. Not big deal.
  27. He vivido solo.
  28. Conocí Nueva York.
  29. Me escapé de mi casa a las 12:30 de la noche… En Nueva York.
  30. Conocí a un biógrafo de John Lennon. (Sí, en Nueva York.) Hoy somos amigos.
  31. Fui a una obra de teatro… ¡En Nueva York!
  32. Comí tacos al pastor… Aha, en Nueva York
  33. J’appris le francais
  34. Conocí a una novia por internet. Ya sé, suena raro, pero bienvenidos al siglo XXI, puritanos.
  35. Ironicé sobre el 14 de febrero y provoqué muchas carcajadas.
  36. Abrí mi blog hace 6 años y medio. Sigue activo y saludable. No pensé que duraría tanto, hoy ya no veo el día para cerrarlo
  37. Mantengo contacto con uno de mis profesores de la prepa.
  38. Gané un concurso con el primer cuento que escribí.
  39. Renuncié al que fue el trabajo de mis sueños en la adolescencia.
  40. Tengo la primera chamarra que usará mi primogénito
  41. Juan Villoro me firmó un ejemplar de Dios es Redondo
  42. Hristo Stoichkov me firmó su libro
  43. Una gran amiga me firmó su libro
  44. Un gran amigo me firmó su libro
  45. Pinté una Mafalda en la pared de mi cuarto
  46. Leí un libro en inglés
  47. Tengo enmarcada una playera de los Pumas firmada por todo el equipo que fue campeón en el Clausura 2004
  48. Me volví un experto en hacer flanes
  49. Aprendí a hacer pasteles
  50. Vi la Final de Wimbledon 2008 (en la tele, obviamente), el mejor partido de la historia en cualquier deporte
  51. Sobreviví al encierro
  52. Me abracé con alguien, como si no hubiera mañana, en plena crisis por la influenza
  53. Encontré mi oasis urbano
  54. Me hicieron una fiesta sorpresa
  55. Le salvé la vida a alguien
  56. Aprendí a abrocharme las agujetas
  57. Le hice un video de 40 minutos a una amiga por su cumpleaños
  58. Conduje un programa de los Beatles para radio
  59. Inventé una coreografía para Surfing USA
  60. Aprendí a editar video
  61. Me dijeron que tengo una voz sexy (yo sigo sin creerlo)
  62. Me quité de la cabeza muchos tabúes que me inculcaron en la adolescencia
  63. Según mis cálculos, ya cumplí 10 años ininterrumpidos con mi barba de candado
  64. Vi pasar a una Miss Universo en funciones y no salí a corretearla por una foto, ja
  65. Fotografié un desnudo
  66. Escribí un cuento erótico
  67. Me fui de pinta
  68. Me enamoré
  69. Fui a Disney
  70. Jugué en una alberca de pelotas
  71. Vi en vivo a Andrés Calamaro
  72. Pronuncié un discurso ante más de mil personas
  73. Me dijeron “te amo”
  74. Dije “te amo”
  75. Me quedé despierto toda la noche hablando con alguien
  76. Me enamoré de una porrista (espero que reconozcan el valor que implica admitir esto)
  77. Me he disfrazado, pese a que por lo general no me gusta
  78. Comí unas poptarts
  79. Le cociné a una chica
  80. Me volví fan de xkcd.com
  81. Doné a Greenpeace
  82. Sobreviví, literalmente, al terremoto de 1985
  83. Me volví fan de Murakami… Y me cansé de él
  84. Alimenté palomas en Coyoacán
  85. Me pusieron “Ricky Martin” en un vaso de Starbucks (y me dieron ganas de colgar al gracioso...)
  86. Mi blog sirvió de inspiración para que se abrieran otros
  87. Me destrozaron el corazón
  88. Pisé pasto descalzo
  89. Exenté una materia. Bueno, dos
  90. Tomé fotos en Oaxaca. Muchas
  91. Subí la Pirámide del Sol
  92. Mi primera foto de 2010 fue en Strawberry Fields, al lado del monumento Imagine, en honor a John Lennon
  93. Predije que México ganaría una medalla olímpica el día que cumpliría 10 mil días de edad. Acerté
  94. Empecé a creer en la magia
  95. Me leyeron la mano
  96. Voy con frecuencia a tomarme un café de El Jarocho por las tardes. Léase, no menos de 3 veces por semana.
  97. Me han calculado menos edad de la que tengo
  98. Aprendí a andar en bicicleta
  99. Conozco el mar y la nieve
  100. Hice un concierto en el techo, como los Beatles.

martes, mayo 31, 2011

La boda de los locos

Si ustedes, mujeres, salieran de su casa y vieran al chico con el que van a salir por primera vez con una playera de un equipo de futbol, ¿qué pensarían?

Lo más probable es que no hubiera segunda cita. Pero en esta historia no sólo la hubo: el sábado se casaron.



Hasta recuerdo la fecha, fue el 28 de marzo de 2008, la noche que celebré mi cumpleaños 27, cuando se me ocurrió hacer una fiesta de disfraces deportivos. Pablo, a quien conozco desde hace 24 años, llevó a una chica de nombre Claudia. Era su primera cita, ella iba vestida de tenista (o al menos eso dice) y él con una elegantísima playera retro dorada de los Pumas. Fue mi culpa.

A Claudia yo la conocía poco, y hasta ese día la tenía en mi cabeza como una niña tranquila, muy educadita y mona. Al tercer tequila sabía que el diagnóstico era incorrecto: teníamos enfrente a una party animal.

Con Pablo viví toda clase de episodios escolares y desvelos de estudio: su sala me vio dormir varias ocasiones mientras tenía pesadillas con derivadas e integrales; escenas futboleras, desde mis terribles pifias como delantero de la Selección del Cedros hasta campeonatos de los Pumas: él fue el primero que supo que yo no llegaría a Primera División; le conocí a sus novias, él conoció a las que me batearon; podría hacer un compendio de las anécdotas que él no quiere que se sepan, y sí, mejor las dejamos ahí.

Cuando conoces a alguien por prácticamente un cuarto de siglo, casi nada te sorprende. Los gestos, los ademanes, las frases elaboradas, las conductas, las reacciones, el estilo para vestir, prácticamente todo puede ser predecible.

Quisiera poder enseñarles el momento en el que Pablo vio llegar a Claudia en el altar, pero como mi hermano se llevo mi cámara a su exilio a Alemania, sin siquiera consultarlo con nadie (sí, estoy MUY enojado con él), tendrán que creerme que la cara que puso el novio fue una que en 24 años no le había visto. Se quebró. No inundó la capilla con sus lágrimas probablemente porque quiso hacerse el muy macho.

Por él, me perdí quizás la Final de la Champions League más esperada de todos los tiempos. Y me di cuenta que sólo las historias de amor pueden lograr eso conmigo. ¿No me creen? Lean este post, es la escena más romántica que he visto en una película, fue inspirado por perderme el Uruguay-Ghana del Mundial pasado por andar persiguiendo a una mujer.

Hasta ese punto, ya no me sorprendía que su salida de la capilla fuera bajo las notas de "All You Need Is Love". Pero me parece de muy buen gusto, conozco parejas ganadoras que lo han hecho. No, no fue algo tan exagerado como lo de Love Actually, pero vaya que se agradece el detalle.

Una cosa es cierta, la música que escucho es muy diferente a la de ellos. Cada que voy a sus fiestas me actualizo de lo más nuevo del catálogo pop comercial antrero y al salir hago terapia larga y urgente de rock. Seguramente si bajo ese contexto escuchara la siguiente canción, solamente pondría cara de "piedad, mis oídos claman piedad":



¿Y qué tal si les digo que ese fue el baile de bodas? Seguramente ustedes dirían que a quién se le ocurre. Los novios estaban gritando y brincoteando solos en la pista ante la atónita mirada de la concurrencia. ¿Un waltz? Que eso lo haga la gente normal. Pero comprobamos que la euforia es contagiosa.

¿Y a qué loco se le ocurre poner en plena recepción el Himno Deportivo de la UNAM y lanzar una goya? Se equivocaron si pensaron que sólo a mí. Ni modo, son las licencias que se puede dar el campeón. Por eso nos odian a los aficionados pumas, por intensitos y orgullosos.

Se tiene que estar loco para organizar la boda perfecta, y se tiene que estar muy loco para aguantarnos por 24 años. Se tiene que estar más loca para aguantarlo toda la vida.

viernes, mayo 27, 2011

Matt Busby: Un Mundo Maravilloso

Entre Matt Busby y Alex Ferguson hay factores común: los dos dirigieron 25 años al Manchester United, y en el caso del segundo, aún contando. Es decir, ambos acumulan medio siglo de historia de uno de los equipos más grandes del mundo. Ambos creyeron en la formación de futbolistas desde su juventud. Ambos son escoceses. A ambos les precede el “Sir”.

Si nos vamos a la frialdad de las estadísticas, Ferguson superaría ampliamente a Busby: ha ganado 12 ligas inglesas, por cinco que obtuvo Busby; además de 2 títulos europeos contra uno.

Pero los números generalmente no valoran contextos y circunstancias ajenas al campo: Ferguson tomó a un equipo ya importante para hacerlo más grande, mientras que Busby lo tuvo que reconstruir dos veces, primero por la Segunda Guerra Mundial y después por un avionazo en Munich en el que perdieron a siete jugadores y el resto del plantel quedó mal herido.

Aquel título europeo del 68, una década después de la tragedia en suelo alemán, significó mucho más que una corona para el Manchester United, fue la última piedra en la construcción de un mundo maravilloso, de hazañas y triunfos: el Teatro de los Sueños.

Así lo hizo ver Sir Matt Busby.



Al aire el 26 de mayo de 2011, en Futbol en Serio Punto, por Televisa Deportes Network.

Investigación y voz: Ricardo Otero
Edición: Mariano Díaz

jueves, mayo 26, 2011

Un Mundo Maravilloso

"What a wonderful world" es una melodía inspiradora escrita por Bob Thiele y George David Weiss, e interpretada en su versión original por Louis Armstrong.



Surgió en 1967 como una respuesta ante los problemas raciales, como un antídoto al difícil clima político que vivía Estados Unidos por la guerra de Vietnam y los movimientos sociales. Su letra tiene un tono optimista, de belleza, de ensoñación y de felicidad. Y aunque hoy en día es considerada un clásico, no tuvo mucho éxito en su país, pero al año siguiente ocupó los primeros lugares en ventas en el Reino Unido.

Precisamente esta historia se desarrolla en 1968 en el Reino Unido: la de un equipo de futbol que una década atrás sufrió un accidente aéreo y que resurgió de sus cenizas hasta reclamar el trono de su continente.

Su director técnico cantó aquella noche del 29 de mayo de 1968 "What a Wonderful World" a sus chicos, a los vivos y a los siete cuya memoria sigue rondando esa ciudad del noroeste de Inglaterra.


Él es Matt Busby: el "señor Manchester United".

Muy pronto los detalles de esta conmovedora historia.

miércoles, mayo 25, 2011

En el Nombre de Hristo

El destino a veces plantea situaciones curiosas. Barcelona y Manchester United ganaron sus primeros títulos europeos en Wembley, justamente donde el sábado buscarán su cuarta corona.

La primera vez siempre tiene un sabor especial, en lo que sea. Hace 19 años el Barcelona finalmente conquistó su continente, y aunque lo han hecho dos veces más, aquel 20 de mayo de 1992 sigue siendo el día más importante para el barcelonismo, según dijo Hristo.



Al aire el 24 de mayo de 2011 en Futbol En Serio Punto, por Televisa Deportes Network.

Entrevista: Ricardo Otero
Camarógrafo: Alonso Casanova
Edición: Mariano Díaz

domingo, mayo 22, 2011

La Goya por los "ausentes"


Soy una persona familiar, es decir, valoro a mi familia por encima de cualquier cosa.

En las mujeres de mi familia (mi madre y mi hermana) veo el valor para enfrentarse a la vida que yo nunca tendré. En mi padre, la sabiduría y generosidad que sólo en sueños tendré y en mi hermano el arrojo que me hace falta.

Me vino esto a la cabeza al recordar que esta mañana, pasaditas las 9, Katia y yo vimos a un padre dejar a sus hijos, uno adolescente y un niño, en la fila para ingresar al Estadio Olímpico, para la Final. Nos dijo que él no alcanzó boleto, y los dos que pudo obtener se los dejó a ellos.

Irremediablemente me acordé de mi padre y de todos los sacrificios que ha hecho por mis hermanos y por mí. Podrá parecer una cosa absurda un partido de futbol si lo comparamos con la inversión millonaria que resulta la educación de un hijo, los desvelos, las enfermedades, en fin, quienes ya tengan esta dicha lo sabrán mejor.

Pero minutos después del final del partido, cuando trataba de enjuagar esas lágrimas de felicidad que me son inevitables cada vez que el equipo de mis amores es campeón, me acordé de ese adolescente tímido y del niño ilusionado que entraron delante de Katia y de mí en la fila, y que se colocaron en la cabecera norte, muy lejos de donde nos sentamos.

No les pregunté sus nombres. Quizás debí hacerlo. Pero traté de imaginar una escena similar, hace años, entre mi padre, yo y mi hermano (orden estrictamente cronológico). Nunca hubo algo exactamente igual, es decir, una Final, mi padre sin boleto y yo guiando a Ángel a las gradas. Pero sé que hubieron varias situaciones parecidas bajo otros contextos.

Mi padre no pudo conseguir boleto para este partido. Mi hermano está en Alemania, lanzando goyas en supuesto solitario. A él le marqué dos veces hasta otro continente y la red de Telcel tuvo a bien funcionar en esos momentos para que escuchara al público cantar y él pudiera hacerlo también.

Porque hay lazos que se construyen tan fuertes que la ausencia no puede romper: es cierto, el futbol acerca a las familias.


Siete estrellas no bastan para rendirles honor.

sábado, mayo 21, 2011

La generación del 81

Alguna vez, hace muchos años, mi padre me dijo que los Pumas de 1981 fueron los mejores de la historia.

Debo decir que esa comparación fue hecha mucho antes del bicampeonato de 2004 y la era de bonanza deportiva que hoy vive el equipo, y que el parámetro de comparación solamente eran los campeones del 91. Yo no podía decir mucho, viví aquel campeonato del "Tucazo" como un niño ilusionado y para el de una década antes apenas era un recién nacido.

Hay un argumento que no es debatible: la frialdad de los datos. Los Pumas del 81 fueron campeones de México y del continente americano. En aquella época se jugaba la Copa Interamericana, entre el ganador de la Concacaf y de Conmebol. Solamente el América del 78 y los Pumas del 81 fueron capaces de ganarla. Los Pumas del 91 también jugaron la Interamericana, pero la perdieron con el Nacional de Medellín, donde jugaban un tal René Higuita y un tal Carlos "Pibe" Valderrama.

¿Cómo poder asegurar si lo que me dijo mi padre era cierto si yo no lo viví?

Se lo pregunté a uno de sus protagonistas.


Muy pronto, Manuel Negrete les contará sobre la generación del 81: la mejor de la historia.

viernes, mayo 20, 2011

La Champions: El único búlgaro que ha conquistado Europa

Nació en un barrio de gitanos, en un país comunista. La Bulgaria de la época era un país cerrado, era muy difícil salir, y con la Perestroika pudieron exportar a la mayor joya que salió de sus campos de futbol.

Lleva el nombre de su abuelo, un luchador incansable, un hombre de carácter y un deportista. Hristo Stoichkov era un anárquico, un tipo temperamental y un conquistador.

Justamente hoy, hace 19 años, conquistó Europa como parte del ejército blaugrana.

Muy pronto, su historia.

miércoles, mayo 18, 2011

La Champions: Gol de Raúl


Recuerdo que la primera vez que vi el Stade de France, meses antes del Mundial del 98, me pareció un platillo volador, una forma que la gente suele llamar "futurista". Eso sí, parecía un estadio de otro mundo.

El interior no es menos imponente. Algo tiene en su estructura que parece que lo que hay ahí, levita. Como la selección de Francia en la Final de su Mundial, como el Real Madrid y el Barcelona cuando han ganado las Champions de 2000 y 2006 respectivamente y cuando Ana Guevara ganó ahí mismo la medalla de oro en los 400 metros del Mundial de Atletismo de 2003 que paralizó a México por 48.89 segundos.

Precisamente para aquella Final de 2000 de la Champions League se esperaba un duelo entre los dos grandes del futbol español: Real Madrid y Barcelona, que llegaron a Semifinales por llaves distintas. Los primeros hicieron su tarea, pero el Valencia amargó la fiesta al echar a los catalanes.

Así, el extraterrestre Stade de France recibió de todas maneras a dos españoles, que de manera salomónica optaron por usar sus segundos uniformes, ya que el primero de ambos es blanco: Real Madrid jugó todo de negro y Valencia todo de naranja. Los Merengues con el peso de su historia, de las 7 Orejonas en sus vitrinas, y los naranjeros con el hambre de hacerle contrapeso a los gigantes de su país en el ámbito continental.

Pero la tradición pudo más. Fernando Morientes puso al frente al Real Madrid al minuto 39 y Steve McManaman amplió el marcador al 67 con una peculiar patada que le valió el apodo de "Karate Kid". El partido estaba ya sentenciado: Valencia tuvo que lanzarse al frente y abrir espacios, una trampa mortal contra el mejor equipo del mundo.

Entonces pasó: al minuto 75, Sávio controló la pelota en un tiro de esquina del Valencia y desde su área mandó un pase largo, Raúl recibió el balón ya en carrera atrás de la media cancha y el único hombre que se interponía entre él y la portería era Santiago Cañizares. Con la velocidad suficiente para no ser alcanzado, condujo el esférico con pie izquierdo hasta la entrada del área, casi levitando, con una cadencia como si el propio Raúl haya puesto al mundo en cámara lenta en ese momento. Los segundos se estiraron, fintó al arquero, se abrió a su derecha mientras Cañizares se tendió inútilmente para tratar de quitarle el esférico. El delantero sólo tuvo que asegurar con la parte interna para marcar el tercer gol, aún ante el esfuerzo de Miroslav Djukic, el único que no se entregó al "slow motion" de la jugada, que pegó la carrera de su vida para ver cómo el balón pasó detrás de él y besó las redes.

Toda la acción duró 11 segundos. Probablemente los 11 segundos más lentos en la historia del futbol.

lunes, mayo 02, 2011

Los breaking news en Twitter

Vamos a elaborar una situación hipotética para ilustrar el flujo de un breaking news en redes sociales. Digamos, la muerte del terrorista más buscado de la historia.

En el bajo mundo de Twitter, estos casos llevan un proceso que cada vez está mas establecido. Más o menos son los siguientes pasos, pero podrán notar que en muchos casos hay combinaciones de ellos. En cursiva, ejemplos prácticos.

(Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia... O no.)

1. El rumor: no hay confirmación, es el punto de "fuentes informan que..."
- "Oigaaaan, ¿es cierto que murió Bin Laden?"

2. El trending topic: aún no se confirma, pero el mundo entero ya habla de eso.

3. El reportero frustrado: cada 3 segundos llega un tweet de una persona diferente anunciando la noticia como si nadie más la hubiera dado. Y updates cada 30 segundos, como si nadie más los diera.

4. El analista: los que creen que conocen todo el marco teórico, el panorama y la historia del lugar, los personajes y las repercusiones de lo ocurrido.

5. El opinador: el que cree que su visión de las cosas es única e irrepetible... Y cierta.

6. El mico del día: el medio que publicó mal la nota como, digamos, El País y Fox News, y las burlas incontenibles.




(Vía sopitas.com)

7. El divertidísimo hashtag #Si____FueraMexicano

8. La foto del recuerdo: en este caso (hipotético), el cadáver del occiso. (No, no la voy a poner...)

9. Asociar el evento del momento al loco del momento
- Dicen que @EstibalisG fue invitada a la Casa Blanca al banquete de celebración por la muerte de Osama.

10. Los chistes mamones (el punto anterior era preámbulo)
- Osama Bin Laden has just been ousted Hitler as Major in the Hell @foursquare
- Obama 1 - 0 Osama
- La muerte de Osama #esculpadelayun
- ¡Se murió el de la portada del libro de álgebra!
- Osama dejó 5 hijos: Ala bio, Ala bao, Ala bim, bom y bam (este sí me pareció patético)

11. El buscador de contextos: aquel que piensa que el evento que recién acaba de ocurrir tiene relevancia con eventos futuros.
- Diganme malpensado, pero la muerte de Bin Laden tiene contextos políticos (igual y para el 2012 @felipecalderon se echa al Chapo)

12. El MisterChip de ocasión: el que empieza a dar datos curiosos que confunden con señales divinas del fin de los tiempos (nota al pie: @2010MisterChip es un conocido twittero español que da datos deportivos muy rebuscados y ocultos)
- Hitler: 1 de mayo de 1945; Bin Laden: 1 de mayo de 2011 = 66 años después

Para esos, les tengo esto:


(Vía xkcd.com)

13. Los confundidos. (Muy ligado al punto 6.)
- La muerte de #Obama es lo mejor que les podría pasar a los seguidores de #Pumas . la nota no será la derrota// obama??

14. Las cuentas apócrifas (muy asociado al punto 10):
- @GhostOsama: I retired as he world champion of hide and seek
- @GhostOsama: Did I mention that I have 72 virgins?

15. El reportero tardío: el que una hora después informa la noticia.

(Se repiten los puntos 3 a 5, quizás el 6, y del 7 en adelante.)

viernes, abril 22, 2011

¡Hola amigos!

Empecé a investigar quién era un tal "Quini" después de husmear en la hemeroteca del diario El Mundo Deportivo, de Barcelona, que la tiene completamente digitalizada. Busqué qué pasaba en el deporte español (particularmente el catalán) un día cualquiera.


Me da gusto pensar que ese día, en alguna parte lejana del mundo, amanecieron con una buena noticia, y más aún, que lo primero que leyeron en la mañana fue "¡Hola amigos!"

¿Vieron la fecha?


Fue el día que nací.

(Una buena noticia bien vale 25 pesetas.)

miércoles, abril 20, 2011

Enrique Castro "Quini": El Brujo de Asturias

A "Quini" la vida le ha jugado varias malas pasadas: fue secuestrado, su hermano falleció tratando de rescatar a unos niños en una playa y hace poco se curó de un cáncer de garganta.

Pero el futbol le sirvió siempre como refugio ante la adversidad. El balón no miente, siempre premia a los mejores.

Él fue el mejor de España.



Al aire el 19 de abril de 2011 en Futbol En Serio Punto, por Televisa Deportes Network.

Investigación y voz: Ricardo Otero
Edición: Alejandro Hinojosa
Post-producción: José Reyes

sábado, abril 02, 2011

Enrique Castro "Quini": El Brujo de Asturias (avance)

La memoria del futbol español en México comprende de Hugo Sánchez a la fecha, más Alfredo DiStefano. Pero antes de las piruetas de Hugo hubo otro "Penta", es más, hubo un "Penta más dos".

Si a Enrique Castro "Quini" le hubieran puesto un traje azul de mago, bien hubiera pasado por ser ese personaje de los libros medievales, pero lo llamaron el "Brujo" porque hechizó a todo un país, al que tuvo a sus pies con cada uno de sus goles y sus actos de bondad.

Pero a "Quini" no le bastaba con ser el personaje más querido de una región de una provincia española, sino que quiso extender sus dominios.

Y eso le costó la libertad.



Muy pronto, la historia de Enrique Castro "Quini", por Televisa Deportes Network.

lunes, marzo 21, 2011

Parravicini y Japón

A Benjamín Solari Parravicini lo consideran el Nostradamus de América.

Nació en Buenos Aires en 1898 y realizó 700 dibujos donde plasmó visiones que surgían de su cabeza. Algunos de ellos fueron considerados profecías de eventos que cambiaron posteriormente el rumbo de la historia.

En 1939, hizo un dibujo que hoy en día es uno de sus más célebres:


No se necesitan muchas neuronas para darse cuenta de la alusión a la Estatua de la Libertad de Nueva York. Sin embargo, del lado derecho ésta aparece partida en dos mitades verticales. En la imagen viene un manuscrito del autor, que dice lo siguiente:

La libertad de Norte América perderá su luz. Su antorcha no alumbará como ayer y el monumento será atacado dos veces.

A este dibujo se le atribuye la profecía de los ataques a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001. Las dos mitades de la imagen se atribuyen precisamente a los blancos de aquel ataque (que se hizo dos veces). Las dudas sobre la fusión de este sitio con la Estatua de la Libertad hacen dudar a muchos excépticos, aunque este elemento, junto al texto escrito por "Parra", fueron también relacionados con un fragmento del discurso del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, el día de la tragedia:

Estados Unidos fue blanco de un ataque porque somos el faro más brillante de la libertad y oportunidad en el mundo. Y nadie hará que esa luz deje de brillar.

Se dice que los dotes proféticos del "Pelón", como era conocido por sus 7 hermanos menores, fue en octubre de 1938, cuando "despertó tembloroso, percibiendo un fuerte aroma a mar y algas en su habitación, al tiempo que oía una delicada voz femenina", luego de decirle que se estaba separando de la vida, la mujer le reveló su nombre y Parra lo escribió junto con un lugar y una fecha:

Alfonsina Storni, Mar del Plata, octubre de 1938.

La poetisa Alfonsina Storni, ese mismo día, se suicidó al internarse en el mar a 450 kilómetros de distancia de la casa de Parravicini.

(Para una referencia más familiar, aquel evento inspiró la canción "Alfonsina y el Mar", que han interpretado Mercedes Sosa y Tania Libertad.)

El profeta argentino volvió a tomar notoriedad hace algunos días por este dibujo:

Como lo explica el propio dibujo, se trataría del terremoto de Japón del pasado viernes 11 de marzo. La isla nipona tiene la silueta de la muerte, y los círculos concéntricos que se observan al lado de ella sería el epicentro, hacia el noreste, cerca de Miyagi, que fue la región que sufrió los mayores estragos.

En la parte de arriba aparecen tres personas, observando la catástrofe, elemento que se atribuye a una foto que dio la vuelta al mundo de tres enfermeras resguardándose del terremoto


Además en su manuscrito, Parra hace alusión a la bomba "F"... ¿Fukushima? Cabe recordar que en 1939 el mundo aún no era consciente como lo es hoy de la amenaza nuclear.

Y hay otros eventos que supuestamente predijo. Pero si queremos verdaderos signos del fin de los tiempos, ¿qué les parece este?


Dos dobletes en semanas consecutivas del "Kikín" Fonseca no puede ser otra cosa mas que una señal de la inminente cercanía del día del juicio final.

Que yo sepa, ni Nostradamus ni Parravicini lo vieron venir.

(Mis amigas peruanas dirían que el Chapulín Colorado podrá salvarnos.)