lunes, noviembre 29, 2010

George Harrison

Hoy hace nueve años se fue. Y mi guitarra sigue llorando suavemente, para sacarme, como siempre, una enorme sonrisa.



Gracias, George Harrison.

jueves, noviembre 25, 2010

Rafael Rangel

Hace 4 años lo vi en el mismo lugar, bajo circunstancias prácticamente iguales. Era la Final de la temporada 2006 de la ONEFA entre los Aztecas y los Borregos Salvajes, y llegué a saludarlo con una grabadora en mano, cubriendo para la estación de radio de mi campus. Casi podía asegurar que reconoció mi cara de algunos encuentros pasados en circunstancias académicas.

El pasado jueves por la noche me avisaron que me enviarían a Puebla a cubrir la Final entre Aztecas y Borregos, pero no de ONEFA, sino ahora de Conadeip, ya que estas dos escuelas optaron por salirse del tradicional circuito de futbol americano y crear su propia Liga. Pero el escenario era el mismo, el Templo del Dolor, con las tribunas llenas.

Antes del partido fui a saludarlo, me presenté otra vez. A su cargo hay como 100 mil alumnos actualmente, ahora imagínense cuántos han pasado por las aulas del Tec en sus 26 años como Rector. Y aún así, me reconoció sin chistar. A diferencia de hace 4 años, esta vez llegué con un camarógrafo, un micrófono y el uniforme del canal de televisión donde trabajo.

Hablar de Rafael Rangel Sostmann es referirse a uno de los hombres que más ha aportado a la educación en México en las últimas dos décadas. Ha viajado por el mundo para observar otros modelos de enseñanza y traer lo más útil a sus aulas. Formó parte del equipo de transición de Vicente Fox. Puso a la tecnología como un elemento indispensable en su proyecto. Habrá gente a la que no le encante el Tec, pero se pueden rescatar muchas, muchísimas cosas.

No pude evitar la oportunidad de hacerle una entrevista que, pensaba, sería la última que le haría en su calidad de Rector del Sistema Tecnológico de Monterrey. Meses antes había iniciado un proceso para encontrarle un sucesor. Bajo el mando de Rafael Rangel, el Tec de Monterrey se convirtió en la mayor potencia en futbol americano, el deporte estudiantil de más arraigo en México.

Tenía que preguntarle sobre eso. Lo busqué de nuevo al final del partido, que perdieron los Borregos 17-10. Aquí está la entrevista que le hice el sábado pasado:



En el camino de regreso a casa pensé que no me había despedido de él. Le agradecí la entrevista, lo felicité por su trayectoria, pero no me despedí. En el momento, creo que habría sido lo correcto. Tres días después se anunció la reestructuración en el Tecnológico de Monterrey. Se crearon tres Rectorías, además de la que tenía Rangel a su cargo. Los cuatro Rectores ahora le reportan a él. Lo que iba a ser su retiro, se convirtió en promoción.

Por algo será. Quizás me lo vuelva a encontrar con micrófono en mano. Nada me daría más gusto que eso.

(Sí, ya sé, lo corté en la última respuesta, chale)

martes, noviembre 23, 2010

La "Temomanía": un d10s en Irapuato


Irapuato es una de esas plazas malditas para el futbol. En esta década lo obligaron a descender, y luego descendió más. En esa tierra, famosa por su producción de fresas, el futbol es una pasión de primera, aunque su equipo esté en una segunda división que hoy, para que no suene tan feo, se le llama Liga de Ascenso.

Su equipo es un histórico, pero por ahora sólo vive de eso, del recuerdo. Su estadio, el Sergio León Chávez, fue sede mundialista en 1986, donde vivió su ocaso la otrora gran maquinaria húngara que, al son de un 6-0 en contra ante la Unión Soviética, jugó sus últimos partidos de Copa del Mundo.

Ahí, en pleno corazón del Bajío, alejado de los reflectores y de las conferencias de prensa multitudinarias, Cuauhtémoc Blanco busca un remanso de paz. Allá se siente libre, habla con más sinceridad y se sabe dueño del lugar y de las situaciones.

En la tierra de los Hijos de la Mermelada ya encontraron a su d10s.



Al aire en Futbol en Serio Punto, por Televisa Deportes Network, el 22 de noviembre de 2010.

Texto y voz: Ricardo Otero
Camarógrafo: José Alonso Roldán
Realización: Oscar Sosa

lunes, noviembre 15, 2010

El Estadio Azteca

Cuando lo conocí, de niño, me pareció enorme, un monstruo de concreto alzándose contra el mismísimo cielo; y ahora de adulto, mientras los salones, jardines, pasillos y hasta mi propia casa parecían encogerse, el "Coloso de Santa Úrsula" seguía siendo eso, un coloso, como si hubiera crecido conmigo.

Al respecto, Andrés Calamaro le dedicó una canción fabulosa: "cuando era niño y conocí el Estadio Azteca, me quedé duro, me aplastó ver al gigante, de grande me volvió a pasar lo mismo. Pero ya estaba duro mucho antes..."

En esa cancha se consagraron los dos más grandes futbolistas de la historia: Pelé y Diego Armando Maradona. Grandes partidos de futbol, el primer partido oficial de la NFL fuera de Estados Unidos, conciertos, visitas papales, hasta encuentros religiosos juveniles. Es la casa de la Selección Mexicana y, por más que me duela reconocerlo, de uno de los dos equipos más populares de mi país, el América.

A las Águilas o las amas o las odias, no hay medias tintas. Esa bipolaridad es un ingrediente infaltable en el futbol mexicano, ya que alimenta muchas de las grandes rivalidades. Una de ellas la protagonizamos los aficionados de los Pumas, que recibió su bautizo en aquel atraco de la Final de la temporada 84-85, su primera comunión en la del 87-88 y se confirmó con el "Tucazo" del 22 de junio de 1991. Es verdad: lo primero que buscamos cuando se publica el calendario de un nuevo torneo es la fecha del partido contra América para marcarla en la agenda.

Por eso, salir con la victoria de ahí para un aficionado puma, y más en un partido de vencer o morir, como el de ayer, es uno de esos momentos donde se explica el tamaño de la pasión por este deporte.


Imagínense cuando se trata de un campeonato.

(Y ya lo ven, ¡fuimos locales otra vez!)

miércoles, noviembre 10, 2010

Ubaldo Fillol: El Romance de Mi Vida

La vida lo llevó de San Martín del Monte a Buenos Aires, Río de Janeiro y Madrid; de ser un chico desconocido al que le llamaron el "Pato" por sustituir en un entrenamiento a un tal "Pato" Iglesias, se convirtió en el más grande bajo los tres palos en la historia de su país.

Fue campeón de su país. Fue campeón del mundo. Se retiró hace casi 20 años y sigue siendo el referente en su posición. El trofeo que recibe el arquero menos goleado en la Liga en Argentina lleva su nombre. Recibió tantas ovaciones que, a los 60 años de edad, le cuesta un poco de trabajo escuchar. Sigue siendo un idealista que transmite todo lo que aprendió a los jóvenes que se entrenan bajo su leyenda, no sólo como arquero, sino como ser humano.

Ubaldo Matildo Fillol me platicó cuál es su romance.



Al aire en Futbol En Serio Punto, por Televisa Deportes Network, el 9 de noviembre de 2010.

(Lo he visto como 20 veces y me sigue encantando.)

martes, noviembre 09, 2010

Primer sexenio

En este preciso momento, a las 7:14 de la noche, tiempo del centro de México, se cumplen 6 años de la primera publicación en este espacio.

Aquí no hay cambios de poder. Seis años después sigue el mismo loco escribiendo, y seguirá mientras quiera hacerlo.

Y además, hoy también es cumpleaños de mi padre, por eso hoy Marilyn nos canta:



(Happy Birthday to us!)

Brian Epstein


Él vendía discos. Siempre se dedicó a eso. Primero en la tienda de su padre y luego como la cabeza oculta del grupo más grande de la historia.

Mucha gente le preguntaba por unos tales Beatles que se estaban convirtiendo en una gran moda en Liverpool. A la vuelta de la calle de su tienda se encontraba La Caverna, uno de esos hoyos funky para las bandas locales. Tanta gente no podía equivocarse, debía ir ahí y, por lo menos, ver de qué se trataba tanta locura.

Fue el 9 de noviembre de 1961, hoy exactamente hace 49 años. Brian no sabía nada de música pop, pero fue cautivado por el carisma de esos chicos desarreglados, estaban conectados con el público, que como todas las noches abarrotaron el lugar.

Lo presentaron con John. Su relación con él siempre fue más cercana que con el resto de los Beatles. Brian era ocultamente homosexual, porque en esas épocas no era socialmente aceptado (no sé si ya lo sea). Sus viajes de vacaciones con Lennon, con el paso del tiempo, crearon toda clase de rumores. Hay mucho ruido y pocas nueces, pero lo que sí vio John en él fue esa guía que no tuvo con la ausencia de su padre, aún cuando Brian era sólo 6 años mayor. Es difícil saber si lo pretendía y mucho más difícil que algo haya pasado: Lennon siempre fue demasiado mujeriego.

Brian era un tipo estable, mesurado, tranquilo, con gran habilidad para las relaciones públicas y una visión inusual. ¿Conciertos en un estadio al aire libre? Fue una idea de Brian Epstein. Los llevó por todo el mundo, hizo grandes a los Beatles, explotó su imagen y su música...

Y al final, explotó él: el 27 de agosto de 1967, fue hallado muerto por sobredosis de barbitúricos.

A partir de ese momento, todo empezó a caer para los Fab-4: la disquera Apple Corps, que nació al año siguiente, fue un caos financiero; la lucha de egos en el interior del grupo perdió todo control; Paul tomó el control administrativo del grupo y John nunca aceptó eso. Brian era la cabeza del grupo que, paulatinamente, y en silencio, se fue desintegrando desde entonces.


"Cuando Brian murió, supe que ahí se acababa todo. Supe que lo habíamos tenido...". John lo sabía, pero no pudo evitarlo. ¿O no quiso?



(Texto escrito sin las nuevas reglas de la RAE. Quizás algún día me acostumbre a ellas.)

martes, noviembre 02, 2010

El color de la Muerte

Los mexicanos somos fiesteros, pachangueros, desmadrosos, hacemos fiesta hasta de los triunfos y alegrías ajenas.

¿Por qué la muerte no habría de ser la Muerte también una fiesta?

Así fue la fiesta de este año en Coyoacán.