domingo, octubre 31, 2010

Calaveritas

John Lennon

A John Lennon lo visitó la calaca
en su departamento del Dakota
"No vine a echar la chacota
hace tiempo que te hago marca"

A la muerte Lennon le pidió paz
pues pensó que era muy joven,
cantaron al son de este compás:
"Happy Xmas, War is Over"

Lennon trato de huirle a la Muerte
en la inmensidad del Parque Central.
El músico quiso hacerse el fuerte,
y hasta le hizo un "Juego Mental"

"No vine a cobrar, no soy el Taxman,
tampoco vine por tu esposa Yoko,
la verdad ella me importa poco,
¡por eso traje a Mark David Chapman!"


Gustavo Cerati

La Muerte quiso sorprenderlo
en un concierto en Venezuela
Gustavo se quedó perplejo:
"está flaca ya ni la'muela"

La huesuda cortó la música,
pues era una oportunidad única:
el argentino tuvo un día anormal
e inició un "Paseo Inmoral"

La Calaca y Cerati siguen la pelea
por mantenerse en esta tierra,
Gustavo es el favorito de la gente
y el resultado aún está pendiente.


Germán Dehesa

Sentado en su casa de piedra
Germán esperó con paciencia
a la Catrina esa de mierda
que lo dejó listo para la ciencia.

Son las últimas letras de Dehesa
y su célebre Columna del Ángel,
al público su partida aún le pesa
mucho más que una nota al margen.

"Querido Germán, qué tal durmió",
la flaca dientona de él se burló.
Germán la vio con su mirada fiel:
"Ya sabía que eras tú, ¡Montiel!"


El Pulpo Paul

Descansaba el pulpo Paul
después de mucho meditar:
"el fin de mi vida va a llegar,
y nunca he metido un gol."

En Oberhausen se presentó la Muerte
y puso dos urnas en la pecera:
"Sólo a una puedes meterte,
serás ceviche o figura de cera."

Paul se defendió con cada tentáculo,
pero poco importó su fama de oráculo:
"Fue más fácil decidir en la Final,
¡la Muerte se parece a Silvia Pinal!"

martes, octubre 26, 2010

La leyenda de Sudáfrica 2010

La historia en el futbol se reescribe cada 4 años, y justo en ese corte de caja aparecen los personajes que le dan vida a esas páginas.

Así se tatuaron en el recuerdo nombres como Pelé, Cruyff, Beckenbauer, Maradona, Zidane o Ronaldo, por mencionar sólo a algunos. Bien me lo dijo Ubaldo Fillol, portero de Argentina en el 78: uno demuestra que es el mejor del mundo hasta que lo hace en un Mundial.

Precisamente la Copa del Mundo ha visto en sus canchas construirse la grandeza de sus futbolistas. Ha sido el escenario de grandes gestas deportivas, de la ilusión de millones de hinchas y hasta el medio de propaganda de dictaduras militares, como la de Mussolini en Italia y la de Videla en Argentina.

Basta jugar un mes en estado de semigracia divina para ser un inmortal. Siete episodios separan a los hombres de las leyendas: se requiere jugar siete partidos para ganar un Mundial, sobrevivir a ellos (no necesariamente ganarlos): vale más tener una sola llegada al arco contrario y meterla que un bombardeo constante que no atine en el blanco, vale más ese rebote con buena dirección que un balón que deje temblando un poste por años... A veces, vale más la suerte que el futbol.

El "pulpo" es un apodo ideal para un guardameta impasable, aunque también aplica para mediocampistas que igual quiten balones, los repartan y metan goles: para esos jugadores polivalentes que tanto admiran los entrenadores. Los ocho tentáculos son la herramienta perfecta para una metáfora de alcance, posesión y destrucción.

Nadie habría podido imaginar el 11 de junio, el día que arrancó el Mundial de Sudáfrica 2010, que un pulpo sería su estrella. No, no un jugador llamado "el pulpo" como Mascherano, sino un verdadero cefalópodo habitante de un acuario que, seguramente, nunca fue consciente de su fama.

Paul no se conformó con jugar siete partidos: tuvo 8 y todos los ganó. No por su técnica con el balón ni por sus gambetas, pero sí por el hambre y por la diosa fortuna. Tuvo la clarividencia de ver antes que nadie el gol de Lampard que no se marcó, los 4 pepinos a Argentina y los tantos de Puyol e Iniesta. Nunca falló. Se le asignó una tarea y la cumplió cabalmente, como quisiera cualquier entrenador. Fue el centro de atención de la gente y ocupó portadas de diarios y espacios privilegiados en los noticiarios. Sustituyó a Messi y Cristiano en el gusto de la gente. Tuvo amenazas de muerte. Las chicas lo aclamaban y los gobernantes de ciudades enteras querían nombrarlo ciudadano distinguido.

Y hoy el mundo despide a la estrella de Sudáfrica 2010, para convertirse en leyenda.


Gracias Paul, por recordarnos que ya no existen héroes en el futbol.

(Ah, aquel gol de Puyol...)

jueves, octubre 21, 2010

Los Beatles en el año 3000

El legado de John, Paul, ¿Greg? y... ¡¡¡¿¿¿Scottie???!!! dentro de mil años.



Cortesía de Brenda (y Lola)

(It was a thousand years ago today!)

sábado, octubre 16, 2010

Mimi Stanley


No lo parió, pero fue lo único que le faltó. John creció bajo su techo, comió lo que ella cocinaba y aprendió -a medias- de ella. Mimi fue, quizás, lo único estable en la niñez del futuro genio musical.

En los años 40, las madres solteras no se consideraban aptas para criar a sus hijos. Ante el abandono de Alfred, Julia no tuvo opción: su pequeño se fue a vivir con sus tíos Mimi y George. Ella era la imagen viva de la disciplina y lo sistemático, quería que su sobrino fuera un hombre de provecho, con una buena familia y un buen trabajo, que ayudara a su país a recuperarse de los estragos de la guerra.

¿Ser músico? No, inadmisible, nadie vive de eso. ¿Escuela de arte? OK, pero a regañadientes. Siempre fue consciente de que John tenía un grave problema de respeto a la autoridad, y nunca pudo corregirlo. Su sobrino-casi-hijo era un caso perdido.

Porque mientras Mimi se esforzaba por enderezar a John, Julia, su hermana, la madre biológica, lo alentaba para cumplir su sueño de ser músico. Y Julia tuvo más eco muerta que viva.

Mimi tuvo que aceptar que John fuera músico, que se casara muy joven y que explotara toda su creatividad. Y pese a la notable diferencia en sus personalidades, Mimi amaba a John y John amaba a Mimi.

Porque incluso los genios más grandes necesitan un soporte.


(Sólo le faltó una canción a Mimi.)

miércoles, octubre 13, 2010

Si te pasa esto...

- Si te cortó el/la novio/a

- Si perdiste tu celular

- Si tuviste un mal día en el trabajo

- O peor, si perdiste tu trabajo

- Si chocaste tu auto

- Si subiste de peso

- Si te enfermaste

- Si tus vecinos te parecen unos pelmazos

- Si el domingo en tres partidos del futbol mexicano no hubieron goles, y los 49's volvieron a perder en la NFL

- Si dejaste de creer en la gente

- Si dejaste de creer en Dios

- Si sientes que estás en el hoyo...

Recuerda que hubo quienes estuvieron en uno muy profundo, a más de 600 metros de la superficie, en la penumbra total, durante más de dos meses. Y salieron.


Gracias por el ejemplo, Chile.

(Gracias, de verdad.)

lunes, octubre 11, 2010

El 12° hombre


En el futbol y el futbol americano hay 11 hombres por equipo en la cancha, y a la afición se le ha llamado el "jugador número 12". No sé si exista una explicación científica, pero las estadísticas no mienten: jugar en casa siempre da un handicap a favor en una proporción de 12 contra 11.

El deporte universitario en Estados Unidos es la raíz de su éxito: ahí se forman los grandes atletas, y con ello demuestran que la educación y el deporte van de la mano. En sus pistas y campos se entrenan medallistas olímpicos y se preparan los futuros integrantes de las ligas profesionales.

El asunto va mucho más allá de las becas, la infraestructura y los grandes presupuestos que aquí no hay, también es una cuestión de identidad, de pertenencia, de tatuarse los colores y de convertir a la universidad en parte irremplazable y necesaria de una comunidad.

En México sólo existen dos estadios universitarios con aforo para más de 30 mil espectadores: el Olímpico Universitario de la UNAM y el Tecnológico de Monterrey. Allá, del otro lado del Río Bravo, hay monstruos de concreto que superan hasta los 100 mil asientos dentro de las casas de estudio, y precisamente en uno de esos grandes inmuebles, el Kyle Field, de College Station, vive un monstruo de 83 mil cabezas que apoya a los Aggies de Texas A&M: "The 12th Man".



Vi por primera vez este video hace 6 años y se me sigue poniendo la piel de gallina.

(¿Qué le espera a nuestro deporte si nunca voltea a ver a las universidades?)

sábado, octubre 09, 2010

El 9 de octubre de 1940

Aquella noche, según contó Mimi en repetidas ocasiones, caían bombas sobre la ciudad. Fue un ataque que duró días y noches enteras. Pero a ella poco le importó la destrucción para correr por las calles ante la noticia del nacimiento de su sobrino.

El padre se encontraba desde hacía un par de meses en altamar, sirviendo en un buque, en medio del conflicto. Era una escena común en la época: las madres solteras y los hijos huérfanos por la guerra. No, Alfred no estaba muerto, pero a su ausencia sólo le faltó una lápida y un registro de defunción.

En 1940 toda Europa era un completo caos que sufría ante la ambición expansionista de Adolfo Hitler. El pequeño fue gestado en medio de meses grises y de mucha sangre vertida.

Mimi llegó a la clínica de Oxford Street para reunirse con su hermana, Julia, y su sobrino, John. Liverpool estaba destruido, pero para la familia Stanley había motivos para celebrar, para volver a esperanzarse. Quién diría que en medio de un sanguinario ataque a la población civil vería la luz uno de los más importantes promotores de la paz de nuestros tiempos. Su vida inició en medio de un bombardeo y terminó con cuatro balas en su espalda.

Aunque tardó más de 30 años en tener un padre en la práctica, al pequeño le puso el apellido de su progenitor. Justa o no, esa decisión, a exactamente 70 años de distancia, le dio un apelativo a la inspiración que tomaron muchas, millones de personas, generaciones enteras, en todo el mundo:

Lennon.



(¿Se nota cómo no tomé en cuenta el aspecto musical?)

miércoles, octubre 06, 2010

John Lennon en 2010

A sólo unos días del 70 aniversario del natalicio de John Lennon, los medios informativos empiezan a darle espacio a las celebraciones, el lanzamiento de nuevos productos relacionados con el cantante, y una que otra especulación...

Pero ¿qué tanto se puede especular de un hombre que murió hace casi 30 años? Lo primero que se me venía a la cabeza era un bosquejo de cómo se vería hoy en día si estuviera vivo.

Primero hay que establecer el parámetro de la realidad. Este es John Lennon en 1980, poco antes de su muerte:


A algunos les puede sorprender la imagen si están acostumbrados a verlo con sus lentes oscuros, en años más jovenes, como en los Beatles y sus primeros años en Nueva York. John desapareció de la escena pública entre 1975 y buena parte de 1980, por lo que hay muy pocas fotografías que se le tomaron en esa época. Aquí aparece ya con un semblante más serio, como un hombre de familia, desintoxicado. Cuarentón, ja.

Y esta imagen, atribuida por algunos medios a Telecinco de España (aunque la propia Telecinco no especifica su origen), nos dice cómo sería Lennon en este 2010 si siguiera vivo:


¿Qué les parece? O mejor dicho, ¿se parece?

(Yo digo que no.)

lunes, octubre 04, 2010

3 apps útiles para iPhone/iPod Touch

Luego de que hace meses les hice algunas recomendaciones para bajar aplicaciones para iPhone/iPod Touch, les daré otra, pero no tan de golpe, cada entrega (no diré cada cuando) les evaluaré otras tres, "y así"...

A diferencia de aquella vez, no me limitaré a que sean gratuitas, pero sí que sean baratas, de máximo 20 pesos. La evaluación que hice es estrictamente personal y subjetiva, por lo que mucho agradeceré que me platique si su experiencia ha sido diferente con ellas.

Y empezamos:

Diseñador de Tono: Si no te gustan los tonos de tu iPhone (vamos, neta, ¿a quién le gustan?), este programita te permite crear nuevos basados en las canciones de tu biblioteca. Puedes crear los que quieras, con duración de hasta 30 segundos, y darle un tono personalizado a tu contacto. El único contra es que el proceso después de crearlos para poder darlos de alta es medio latoso, pero hay un video que lo explica de manera decente. 4 estrellas. Costo: 10 pesos.

Cancha: para los amantes del deporte, la aplicación de Cancha de Grupo Reforma es un must. Además de tener las notas más relevantes, te permite personalizarla para dar de alta tu equipo de futbol favorito y tener una sección exclusiva de ellos, y lo mismo para tu "otro deporte" (léase, no futbol) preferido. En el caso de los equipos de soccer mexicanos, también una alerta personalizada para los partidos, además de todos los marcadores en vivo. 5 estrellas. Gratuita.

Lotería: una de las más antiguas tradiciones mexicanas llevadas al iPhone. Tal como en las ferias de pueblo, hay un gritón que anuncia el símbolo que va saliendo y gana quien complete primero toda la plantilla. Único contra: sólo es para un jugador, y se compite contra la computadora, pero en la versión para iPad sí puedes competir contra otro ser humano. Altamente adictiva. 5 estrellas. Gratuita.

¿Tienes recomendaciones de aplicaciones? Ojo, recuerda que de no más de 20 pesitos.

(Es un peligro la App Store, tiene que ser realmente buena para bajar algo que no sea gratuito...)