sábado, julio 31, 2010

¿Eres feliz?


Mac leía Publímetro (sí, Publímetro, es el futuro del periodismo impreso, hermanos míos) y vio una nota de un estudio para medir la felicidad de la gente.

Lo curioso, es que el objeto de medición fueron 300 millones de tweets para crear un mapa del estado anímico de sus usuarios. Los investigadores de la Northeastern University en Boston sacaron varias conclusiones, y creo que no son del todo descabelladas:

- La gente es más feliz en las mañanas y al anochecer: es decir, cuando se despiertan y cuando están por salir de trabajar. Cierto: nunca he visto un tweet de "malos días tengan todos ustedes" o "carajo, ya voy a salir de trabajar, no quiero llegar a mi casa".

- El estado de ánimo baja a media tarde. ¿Angustia laboral?

- La felicidad alcanza un pico el domingo por la mañana y se hunde el jueves por la noche. También, razonable: somos más felices en el fin de semana y menos cuando la semana ya va avanzada, pero no he visto de alguien que se queje porque sea viernes (excepto yo cuando descansaba de trabajar en miércoles y jueves).

Y aunque estos investigadores aceptaron que sus hallazgos no son ciéntificos, una cosa queda clara:

No nos gusta trabajar.
(Ningún estudio tuvo que hacer que me diera cuenta que soy muy transparente en Twitter: mi padre me lo recuerda a cada rato.)

miércoles, julio 28, 2010

El futbol mexicano y la imaginación

Aclaro, este es un ejercicio de pura imaginación. Y así debe ser tomado.

Pensé en Valentín Diez, propietario del Toluca, en la reunión del lunes entre los dueños de los equipos de Primera División. En algún momento, Néstor de la Torre, director de selecciones nacionales, le pide que ceda al técnico de su equipo, José Manuel de la Torre, para que dirija a la Selección Nacional.

Don Valentín se niega. ¿Por qué? Ya empezó el torneo, ya se hizo una planeación y quiere defender el título que ganaron en el torneo pasado. Muy legítimo. "Se los doy en diciembre, total, no hay partidos oficiales hasta mediados del próximo año". Cierto.

OK, pero hay otro problema, tenemos un invitado de lujo para dentro de dos semanas: viene el campeón del mundo. Y peor aún, hay otros tres para septiembre. ¿Quién dirige al Tri? Ningún equipo va a querer soltar a su técnico.

En ese momento surge la voz de Jesús Martínez, dueño del Pachuca, que propone que Enrique Meza dirija a la Selección en el partido contra España. ¿Cómo lo justificamos? Un homenaje. Sí, un homenaje por su trayectoria. No sé si alguno de los dueños se acordó que Meza es el único técnico que ha perdido un partido oficial con el Tri en el Estadio Azteca. "¿Y luego? Hay otros tres partidos y no podemos tomar al técnico de algún club...". Y se acuerdan que Efraín Flores, ex entrenador de las Chivas, ahora trabaja con las Fuerzas Básicas de ese equipo. Asunto arreglado.

"¿Y qué dirán allá afuera? Se quejarán, pero el Azteca se va a llenar el 11 de agosto."

Insisto, fue pura imaginación.

(Imaginar también tiene su chiste, en este caso me llevó bastante más tiempo que lo que podrían tardar en elegir a un técnico.)

sábado, julio 24, 2010

La vida a los 88

Para mi abuelo Ángel.
Feliz cumpleaños, donde quiera que estés.

No me gustan los velorios. No puedo evitar pensar quién es el que sigue, o que esa puedo ser yo.

Ya enterré a mis padres, algunos hermanos, amigos y hasta a mi esposo. Afortunadamente no a mis hijos, pero sí a sobrinos.

Hoy fue uno de esos últimos. Tenía 40 años menos que yo.

Pero pese a mi edad, no dejo de darle lata a mis hermanas.

viernes, julio 23, 2010

¿Quién es el árbitro?

Su trabajo consiste en hacerse odiar.
Única unanimidad del futbol: todos lo odian.
Lo silban siempre, jamás lo aplauden.

Eduardo Galeano


¿Se acuerdan de la mano de Thierry Henry en el partido eliminatorio entre Francia e Irlanda?

El sueco Martin Hansson definió a uno de los clasificados al Mundial que acaba de terminar. Irlanda ganó 1-0 a Francia en el tiempo regular y obligó que se jugarán los tiempos extra, luego de caer por el mismo marcador en Dublín. Ya en la prórroga, Thierry Henry bajó el balón con la mano en el área rival y lo sirvió para William Gallas, que anotó de cabeza el gol de la diferencia.

La mano, o mejor dicho, las dos manos que cometió Henry en la jugada, le dieron la vuelta al mundo y sentenciaron la condena pública primero al delantero infractor y luego al árbitro: ni Martin Hansson ni sus auxiliares observaron la falta y dieron por bueno el gol de Gallas. Francia clasificó a Sudáfrica 2010 y pagó fuerte su karma.

Pero curiosamente, desde meses atrás, Hansson era objeto de un documental que registró su vida en el año previo al Mundial de Sudáfrica, mostrando su carrera ascendente que lo puso como árbitro de la Final de la Copa Confederaciones 2009, en junio.

Naturalmente con el error fatal de aquel 18 de noviembre en el Stade de France, el enfoque cambió. Este fue el producto final, dura 28 minutos, pero vale mucho la pena.



Hansson sí fue convocado por la FIFA para estar en el Mundial. ¿Se acuerdan de él? Nadie lo vio en las canchas: sólo tuvo trabajos como cuarto árbitro, el más importante en el partido Brasil Chile, de Octavos de Final.

martes, julio 13, 2010

El Reina de España


Pepe Reina es el portero suplente de España.

Teniendo a un monstruo como Iker Casillas al lado es difícil pelear por entrar a la cancha, pero el arquero del Liverpool bien podría ser titular si tuviera cualquier otra nacionalidad.

Pero para lo que ni Casillas, ni ningún otro jugador de la selección española es mejor que él, es para ser el alma de la fiesta.

En el avión de regreso de La Furia de Johannesburgo a Madrid, Reina le hizo burla a Casillas que viajaba al lado de su novia, y se le unieron David Villa y Sergio Ramos.



Pero no es la primera vez que Reina pone el desmadre. Hace dos años, en el vuelo de Viena a Madrid después de ganar la Eurocopa, el portero lo volvió a hacer.



Y quizás Iker Casillas sea mejor portero, pero en algo sí es mejor Pepe Reina: en las clases de inglés. Este mano a mano ocurrió en febrero de 2009, justo antes del partido de ida de los Octavos de Final de la Liga de Campeones de Europa entre el Real Madrid y el Liverpool.



(Por cierto, el Liverpool ganó ese partido 1-0.)

Reina fue el animador del equipo español en el festejo de ayer en Madrid. Presentó uno a uno a sus compañeros y encendió a la multitud. No se pierdan este video.



Todo equipo debe tener a un jugador así, aunque no entre a la cancha.

lunes, julio 12, 2010

El arquero


"Es un solo. Está condenado a mirar el partido de lejos. Sin moverse de la meta aguarda a solas, entre los tres palos, su fusilamiento. Antes vestía de negro, como el árbitro. Ahora el árbitro ya no está disfrazado de cuervo y el arquero consuela su soledad con fantasías de colores."

Este fue un fragmento del texto "El arquero", del libro "El futbol a sol y sombra" de Eduardo Galeano.

La posición de portero es la más ingrata del futbol: un error suyo tiene las más altas posibilidades de valer un gol en contra; su trabajo, como también lo dice Galeano, consiste en apagar los errores de sus defensas; mientras sus delanteros brillan al atacar, él está solo en su área; cuando anota su equipo, está tan lejos que no puede llegar al festejo.

Al minuto 116, Andrés Iniesta marcó el único gol de la Final del Mundial, e Iker Casillas estaba a más de 100 metros del lugar donde festejaron todos con el 6 de la "Furia". Una cámara lo apuntó y reveló al portero estallando en un llanto infantil, las lágrimas de un hombre que se dio cuenta que ya estaba a 5 minutos de consagrarse como campeón mundial.

"Lleva a la espalda el número uno. ¿Primero en cobrar? Primero en pagar. El portero siempre tiene la culpa."


Iker fue el primero en alzar la copa.

Si yo fuera español


Habría amanecido hoy con una cara de felicidad que le quedaría muy grande a mi cabeza.

Si yo fuera Iker Casillas, habría llorado cuando anotó Iniesta. En ese momento se dio cuenta que estaba a 5 minutos de alzar la copa del mundo. Yo habria berreado como 20 Marías Magdalenas juntas y habría inundado la cancha.

Si fuera Andrés Iniesta, le habría dedicado el gol a mi hermano José Pablo, que en paz descanse. Él se lo otorgó a la memoria de Dani Jarque, ex capitán del Espanyol, uno de los clubes antagonistas del Barcelona, que falleció de un ataque al corazón hace un año. Eso es espíritu deportivo y no pedazos.

(Y si yo fuera yo, me mordería la lengua por aquella vez, hace ya varios años, que me reí de un bandazo de un diario español que aseguraba que el Real Madrid pagaría 60 millones de euros por Iniesta, cuando era suplente en el Barcelona. La información se desmintió en horas, pero ayer el 6 de España marcó un gol que no tiene precio.)

Si fuera aficionado al Real Madrid, cuando se me baje la borrachera psicológica del triunfo, exigiría la dimisión de Florentino Pérez como presidente del equipo por la oportunidad histórica que perdieron los Merengues de trascender en la mejor selección española de todos los tiempos, por los motivos que expuse hace un par de posts... Un momento, sí lo soy, pero la borrachera psicológica no me durará tanto al estar al otro lado del charco.

Si yo fuera un ciudadano español, empezaría a recolectar firmas para poner una estatua de Joan Laporta en pleno Madrid.

Si yo fuera Vicente del Bosque, me presentaría a las oficinas del Real Madrid para restregarle el título a Florentino. Pero no, el "Bigotón" es un caballero.

Si yo fuera cualquier jugador de la selección española, le habría agradecido personalmente a cada holandés que hizo pasillo al bajar con la copa.

Si yo fuera Fernando Torres, me olvidaría de lo que me pasó en la Final y recordaría todo lo que hice en la Eurocopa y en las Eliminatorias. El Mundial dura mucho más de un mes.

Pero no soy español, sólo me toca celebrar por la octava parte que me corresponde, por mi bisabuelo Dámaso.

Y soy mexicano, y sé que en un par de semanas haré corajes cuando anuncien otro proyecto mediocre a 4 años para la Selección Mexicana. De una vez les firmo: nos quedaremos en Octavos de Final en Brasil 2014, si bien nos va, mientras España podría repetir.

Y en un mes voy a suspirar cuando venga el campeón del mundo a jugar al Estadio Azteca.

Y ahora que termina el Mundial


No queda de otra más que despertar.

En la oficina, hablar del gol de Iniesta y de la atajada de Casillas a Robben (o del beso a su novia en plena entrevista).

Pensar en cómo hacerle para que México sea campeón del mundo, como si realmente nos fueran a escuchar.

Volver a las gradas: en dos semanas iniciará el futbol mexicano y, como ocurrió hace 4 años con el torneo Apertura 2006, nos daremos cuenta del pobre espectáculo que ofrece.

Respirar tranquilos: el ruido de las vuvuzelas y la tortura del Waka Waka de Shakira quedarán como un recuerdo que con el tiempo podrán perderse.

Nos prepararemos para los funerales del pulpo Paul, la estrella más mencionada del Mundial, al que le quedan 6 meses de vida de acuerdo con la esperanza de su especie.

Regresarán los partidos moleros de la Selección Mexicana para saquear los bolsillos de nuestros paisanos en Estados Unidos.

Y, probablemente, en tres años Estados Unidos nos vuelva a ganar 2-0 en Columbus.

Volver a la cancha, al pasto o al llano, al campo de batalla o a la cascarita: el grito de gol sigue siendo el mismo.

En 4 años volveremos a soñar, en Brasil.

viernes, julio 09, 2010

El Real Madrid es de otra galaxia


Les voy a hacer una pregunta a los grandes conocedores de futbol que leen este espacio: ¿cuántos jugadores de cantera del Real Madrid en la era de Florentino Pérez son titulares en la actual selección española?

Piénsenlo bien, tómense su tiempo...

¿Ya hallaron al primero? Deténganse, están equivocados...

No, tampoco ese otro que pensaron...

Ninguno. Sí, ¡ninguno!

El club más rico del mundo y el más galardonado de la historia, no aporta un sólo jugador formado en la última década al cuadro titular de la mejor selección de su país de todos los tiempos.

La cantera del Real Madrid aportó solamente a 3 jugadores a la plantilla de 23 de la selección española. El caso más popular es el portero Iker Casillas, quien debutó en 1999 con los Merengues, un año antes del inicio de la gestión de Florentino Pérez como presidente del club.

Los otros dos son jugadores suplentes: Álvaro Arbeloa es el caso más exitoso, debutó en 2004, aunque tuvo muy pocas oportunidades, por lo que en 2006 fue enviado al Deportivo La Coruña y un año después se fue al Liverpool, donde se consolidó para finalmente regresar al Real Madrid en 2009. Pero ha jugado solamente 13 minutos en el Mundial.

El otro es Juan Manuel Mata, quien al no encontrar espacio para debutar con el Madrid, lo hizo en 2007 con el Valencia. Lleva 20 minutos jugados en Sudáfrica 2010.

Para quienes no conozcan al Real Madrid de Florentino Pérez, sus dos etapas, de 2000 a 2006 y de 2009 a la fecha, se ha caracterizado por la compra de estrellas consolidadas a nivel internacional, a precios exhorbitantes, y con resultados deportivos pobres en relación al gasto.

Por el conjunto merengue han desfilado en la última década jugadores como David Beckham, Ronaldo, Zinedine Zidane, Luis Figo, Cristiano Ronaldo y Kaká. Durante el periodo "galáctico" del Real Madrid, han ganado dos Ligas y una Liga de Campeones de Europa solamente.

Y si queremos atizarle tantito más al fuego, las dos joyas holandesas que fueron cortadas del Real Madrid al regreso de Florentino podrían quitarle el título a España: Wesley Sneijder y Arjen Robben; además, Vicente del Bosque, actual técnico de España, fue despedido inexplicablemente del Real Madrid después de ganar la Liga en 2003.

Mientras tanto, el Barcelona, su eterno archirrival, tiene a 5 canteranos en el once titular habitual de España, todos ellos figuras actuales del club. En 2009, el Barsa ganó la Liga local, la Copa del Rey, la Liga de Campeones de Europa, la Supercopa de España, la Supercopa Europea y el Mundial de Clubes. Y este año repitieron en la Liga española con récord histórico de 99 puntos. Ahí no más.

Esta es la plantilla de la selección española con su club de origen y entre paréntesis su equipo actual en caso de ser distinto:

Once titular tipo de España
Iker Casillas - Real Madrid
Gerard Piqué - Barcelona
Carles Puyol - Barcelona
Andrés Iniesta - Barcelona
David Villa - Sporting de Gijón (Valencia)
Xavi - Barcelona
Joan Capdevila - Espanyol (Villarreal)
Xabi Alonso - Real Sociedad (Real Madrid)
Sergio Ramos - Sevilla (Real Madrid)
Sergio Busquets - Barcelona
Fernando Torres - Atlético de Madrid (Liverpool)

También han jugado como titulares:
Pedro - Barcelona
Jesús Navas - Sevilla
David Silva - Valencia

Suplentes
Víctor Valdez - Barcelona
Pepe Reina - Barcelona (Liverpool)
Raúl Albiol - Valencia (Real Madrid)
Carlos Marchena - Sevilla (Valencia)
Álvaro Arbeloa - Real Madrid
Cesc Fábregas - Barcelona (Arsenal)
Javier Martínez - Osasuna (Athlétic de Bilbao)
Juan Manuel Mata - Real Madrid (Valencia)
Fernando Llorente - Athletic de Bilbao

En internet ayer empezó a circular esta foto como la nueva "bandera española". Una parodia, evidentemente...


En efecto, el Real Madrid es de otra galaxia... Muy, muy lejana a España.

jueves, julio 08, 2010

Datos curiosos sobre las Finales

A 3 días de jugarse la Final del Mundial de Sudáfrica 2010, ya podemos saber que va a ser histórica por diferentes motivos. Les dejo algunos datos curiosos sobre los partidos por el título de la máxima justa del futbol.

- Siete países conocen la gloria de ser campeón del mundo de futbol: Brasil (5), Italia (4), Alemania (3), Argentina (2), Uruguay (2), Inglaterra (1) y Francia (1). El octavo llegará el domingo entre Holanda y España.

- Uruguay es la única selección que tiene más campeonatos mundiales que Finales disputadas. La última ronda de Brasil 50 se jugó con un grupo de 4 equipos en formato de round robin, y coincidió que Brasil y Uruguay se enfrentaron en el último partido como los únicos conjuntos con posibilidades de ganar el sector, así que propiamente esa no fue una Final. Los charrúas ganaron aquel título y el de Uruguay 30.

- Sólo 4 selecciones han jugado al menos una Final sin ganar ninguna: Checoslovaquia, Hungría y Holanda llevan dos derrotas, por una de Suecia.

- Las dos derrotas en Final de Holanda fueron ante los países anfitriones: en 1974 frente a la República Federal de Alemania y en 1978 ante Argentina. En Sudáfrica 2010 jugará por primera vez ante un equipo diferente del local.

- Suecia es la única selección que ha perdido una Final como anfitrión, ante Brasil en 1958. (Repito aquello de que la "Final" de Brasil 50 no fue una Final.)

- Nunca una selección europea ha ganado un Mundial fuera de su continente, y estamos a unos días de que esa maldición termine. Fallaron en esa misión Checoslovaquia en 1962, Italia en 1970 y 1994, Holanda en 1978 y Alemania en 1986 y 2002.

- Brasil es el único país que ha sido campeón del mundo fuera de su continente: en 1958 en Suecia y en 2002 en Corea-Japón. El segundo se apuntará el domingo.

- De las 7 selecciones que han ganado un título mundial, sólo una no lo ha logrado en su casa, y curiosamente es la que más campeonatos tiene: Brasil.

- La última vez que una selección ganó su primer título Mundial sin ser el país anfitrión precisamente ocurrió en Suecia 58, y fue Brasil.

- Nunca un director técnico extranjero ha ganado un campeonato del mundo. Sudáfrica 2010 no será la excepción.

- Solamente dos personas en la historia han sido campeones del mundo como jugador y director técnico: el brasileño Mario Zagallo (1958 y 1970) y el alemán Franz Beckenbauer (1974 y 1990).

- El inglés Geoff Hurst tiene la marca de más goles en una Final: 3 en la victoria de su país 4-2 sobre Alemania.

- Hurst y Zinedine Zidane son los únicos futbolistas en anotar 3 goles en Finales. Zidane hizo dos en la de Francia 98 y uno en la de Alemania 2006.

- La primera Final que se fue a tiempos extra fue la de Italia 34, cuando la Azzurra venció 2-1 a Checoslovaquia. Otras 4 no se han definido en 90 minutos: Inglaterra 66 (Inglaterra 4-2 Alemania), Argentina 78 (Argentina 3-1 Holanda), Estados Unidos 94 (Brasil 3-2 Italia en penales, 0-0 tras los tiempos extra) y Alemania 2006 (Italia 5-3 Francia en penales, 1-1 tras los tiempos extra).

- Italia llega a la Final cada 12 años desde 1970, alternándose triunfos. De mantenerse este patrón, será finalista en 2018 y campeón hasta 2030.

- El Azteca es el único estadio en el mundo donde se han jugado dos Finales.

- España es el cuarto campeón de Europa que llega a la Final del Mundial durante su reinado: Italia perdió ante Brasil en 1970, Alemania venció a Holanda en 1974 y luego cayó en 1982 ante Italia.

- Wesley Sneijder podría ser el primer futbolista en la historia en ganar en el mismo año una Liga local, la Copa, la Champions y el Mundial. Ya logró los tres primeros con el Inter, ¿podrá ganar el cuarto con la Selección de Holanda?

lunes, julio 05, 2010

Italia-Alemania: el juego del siglo


En 1998 se jugó el único Mundial bajo la modalidad de gol de oro, es decir, en caso de que el partido se fuera a tiempo extra, se acababa cuando se anotara un tanto . Uno de los principales motivos de los opositores fue el siguiente: ¿qué tal que el Italia-Alemania de México 70 se hubiera jugado así?

¿Y qué tal que hubiera sido un partido de primera ronda?

De ser así, no habría pasado de un empate emocionante: Alemania rescatando un punto con un gol en la compensación, luego de que Italia estuvo al frente desde temprano: Roberto Boninsegna puso al frente a los "Azzurri" al minuto 8 y Karl Heinz Schnellinger hizo una aparición milagrosa para el empate de la "Mannschaft" al 92. Los jugadores se dan la mano y se retiran a los vestidores.

Pero no, aquella tarde del 17 de junio de 1970 uno debía ganar.

Para darle un toque de dramatismo, Franz Beckenbauer se dislocó el hombro al 67', muy mala suerte para el "Kaiser" y toda Alemania, que un minuto antes había gastado su segundo y último cambio. La imagen de quien 4 años después se consagraría como el más grande capitán teutón corriendo en el Azteca con cabestrillo es una de las estampas más recordadas de los Mundiales.


Y quienes pensaron que el empate en la agonía del partido fue suficiente pago por el precio del boleto (o las dos horas nalga en el sillón escuchando a Fernando Luengas y Fernando Marcos), estaban equivocados. Le siguieron 30 minutos de goles, un futbol espectacular, abierto y 22 guerreros en el campo del Estadio Azteca dispuestos a dejar en ella sus piernas y brazos.

Italia sólo había marcado un gol en sus tres partidos de primera ronda y en los Cuartos de Final se acordó que sabía meterlos con 4 pepinos para acabar con la fiesta del anfitrión; Alemania siempre lo supo, y por eso Gerd Müller se dio un festín en las canchas mexicanas.

Alemania se adelantó al 95 gracias a Müller, pero 4 minutos después Italia emparejó por conducto de Tarcisio Burgnich, ambos goles producto de fallas defensivas.

Con los dos equipos agotados y con los espacios posibles en la cancha, al minuto 104, Luigi Riva bajó el balón en el área y cruzo de zurda al portero Sepp Maier. Italia retomaba la ventaja y el Azteca era un volcán en plena erupción. Tres goles en menos de 15 minutos de prórroga, más lo que se acumulara.

Gerd Müller volvió a aparecerse en el área de Italia al 109', con más ímpetu que técnica, para lanzarse sobre el balón y empujarlo de cabeza al arco apenas superando la pierna izquierda de Luigi Riva que estuvo cerca de desviarlo. El "Bombardero" marcaba su décimo gol del torneo y es el último que ha logrado la decena de anotaciones en un Mundial. No importaban ya las maneras, el duelo era a muerte. Tres a tres. Alemania se negaba a morir en la prórroga como lo hizo 4 años atrás en Wembley.

Italia tardó casi 20 años en volver a tener un equipo competitivo. En 1949, la mayor parte de sus jugadores murieron con el accidente aéreo que sufrió el Torino, un año antes de defender su bicampeonato en Brasil. Fue hasta 1968 que volvieron a ganar un torneo importante, la Eurocopa, y el Mundial de México era el momento preciso para volver a la élite. Gianni Rivera puso a la "Azzurra" en la Final apenas un minuto después.

Después de 120 minutos el destino dictaminó que habría sólo un ganador. Días más tarde, Italia fue el último trampolín para encumbrar a Pelé y compañía a la inmortalidad, mientras que la historia premió a Alemania cuatro años después con su segundo campeonato mundial, en casa.



Con el gol de oro, Alemania habría ido a la Final. Pero los 25 minutos restantes le dieron su título a este partido: fue el juego del siglo.

sábado, julio 03, 2010

¿Cuándo lo supiste?

Hay una escena de Good Will Hunting que se me quedó bien marcada en la cabeza desde aquel ya lejano 1997.

Sólo para poner en contexto, en la escena se hace referencia al sexto juego de la Serie Mundial de 1975 entre los Medias Rojas de Boston y los Rojos de Cincinnati, catalogada por ESPN como la segunda más emocionante de todos los tiempos. En aquel partido, Carlton Fisk conectó un cuadrangular en la décimo segunda entrada que le dio la victoria a Boston.

Will (Matt Damon) se encuentra en una de sus sesiones de terapia con su psicólogo, Sean (Robin Williams), y le pregunta cuándo supo que su esposa era la mujer indicada. A lo largo de la película nos vamos dando cuenta que el tema de la mujer del terapeuta es delicado.



Para los que se perdieron un partido importante alguna vez en su vida.

viernes, julio 02, 2010

Las Malvinas en el Azteca


La ronda de Cuartos de Final en los Mundiales nos ha entregado partidos épicos, ahí es donde empieza la verdadera memoria del aficionado. ¿Cómo olvidar el Argentina-Holanda de Francia 98, el Francia-Brasil de México 86, el Brasil-Holanda de Estados Unidos 94, el Brasil-Inglaterra de México 70 y el Corea-España de Corea-Japón 2002?

Pero ninguno como el Argentina-Inglaterra de México 86.

En 1982, Argentina falló en su intento de recuperar la soberanía de las Islas Malvinas luego de un conflicto armado de dos meses. Inglaterra, que ocupó el territorio desde 1833, se llevó la guerra, provocó la caída del régimen militar de su rival y le dio un golpe brutal al orgullo argentino.

La venganza sudamericana se fraguó 4 años después, el 22 de junio de 1986, en un territorio plano y neutral de 100 por 70 metros. El arma era la misma para los dos bandos: un balón de futbol.

Mientras los ingleses cantaban God Save the Queen, once argentinos representaron a una nación al mirarlos por encima del hombro con una clara mueca de desprecio. Si las miradas mataran, no habrían quedado rastros ni memoria de aquellos jugadores que vestían de blanco y le cantaban a su reina a un continente de distancia.

Y como dicen que en la guerra todo se vale, Argentina tomó la palabra. Al minuto 51, Diego Armando Maradona y su 1.68 de estatura pelearon un balón por alto con el portero inglés Peter Shilton. Diego ganó la pelota y ésta entró lentamente a la portería. Las protestas iniciaron de inmediato, más de 100 mil personas en el Azteca lo dudaron: ¿cómo pudo ese chaparrito con el número 10 ganarle un balón de cabeza a un portero, que puede usar las manos? Ese momento marcó un antes y después en el futbol, Maradona cometió la marrullería más famosa de la historia del deporte bajo la anuencia de un árbitro tunecino: le pegó al balón con la mano izquierda, con "la mano de Dios".


Y apenas tres minutos después, Diego recibió un pase de Héctor Enrique en el centro del campo, lo pisó, con un giro se quitó a dos ingleses y comenzó a conducirlo por la banda derecha, su tremenda velocidad minimizó las zancadas de sus rivales, se llevó a un tercer rival mientras empezó a cortar al centro, brincó la línea del área ante el paso de otro zaguero, genio, genio, ta ta ta ta ta ta ta ta, ¡goooooooooooooooooool! ¡goooooooooooooool! Quiero llorar, Dios Santo, viva el fútbol. Golaaaaaaaaaaazo, Diegooooooooooool. Maradona, es para llorar, perdónenme. Maradona, en recorrida memorable, en la jugada de todos los tiempos, barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2, Inglaterra 0. Diegol, Diegol, Diego Armando Maradona... Gracias Dios por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2, Inglaterra 0.



Y si Maradona hizo el gol del siglo, Víctor Hugo Morales lo honró con la mejor narración de un gol que he escuchado en toda mi vida.

En tres minutos Diego Armando pasó de lo ilegal a lo sublime. Para ganar la última batalla de las Malvinas, podía valerse de la trampa y de la genialidad, redefinió el engaño en el futbol y lo posicionó como una herramienta necesaria, y no me refiero al engaño al árbitro, sino también al rival, desde un drible hasta un gol con la mano.

Inglaterra reaccionó al minuto 81 con un gol de Gary Lineker que sólo sirvió para seguir haciendo crónica la epidemia de campeones de goleo de los Mundiales con 6 tantos. Con el silbatazo final, la armada inglesa zarpó de regreso a casa.

La venganza de las Malvinas quedó consumada.