lunes, octubre 11, 2010

El 12° hombre


En el futbol y el futbol americano hay 11 hombres por equipo en la cancha, y a la afición se le ha llamado el "jugador número 12". No sé si exista una explicación científica, pero las estadísticas no mienten: jugar en casa siempre da un handicap a favor en una proporción de 12 contra 11.

El deporte universitario en Estados Unidos es la raíz de su éxito: ahí se forman los grandes atletas, y con ello demuestran que la educación y el deporte van de la mano. En sus pistas y campos se entrenan medallistas olímpicos y se preparan los futuros integrantes de las ligas profesionales.

El asunto va mucho más allá de las becas, la infraestructura y los grandes presupuestos que aquí no hay, también es una cuestión de identidad, de pertenencia, de tatuarse los colores y de convertir a la universidad en parte irremplazable y necesaria de una comunidad.

En México sólo existen dos estadios universitarios con aforo para más de 30 mil espectadores: el Olímpico Universitario de la UNAM y el Tecnológico de Monterrey. Allá, del otro lado del Río Bravo, hay monstruos de concreto que superan hasta los 100 mil asientos dentro de las casas de estudio, y precisamente en uno de esos grandes inmuebles, el Kyle Field, de College Station, vive un monstruo de 83 mil cabezas que apoya a los Aggies de Texas A&M: "The 12th Man".



Vi por primera vez este video hace 6 años y se me sigue poniendo la piel de gallina.

(¿Qué le espera a nuestro deporte si nunca voltea a ver a las universidades?)

2 comentarios:

In phidelio dijo...

Buen post, mi hermano.

Oye, misión cumplida.

David Zorrilla dijo...

Te espero por acá para que vengas a ver el estadio!! Es un mounstruo, ya viste las fotos jajajajaja Saludos