miércoles, septiembre 15, 2010

¡Perdón, México!

Si tú...

- Ofreces o pides mordidas

- Consumes o comercializas droga

- Trabajas, pero no pagas impuestos

- Trabajas bajo la ley del mínimo esfuerzo

- Robas, en sus múltiples modalidades

- Desperdicias agua, electricidad o papel

- Tiras basura en las calles

- Discriminas en sus múltiples modalidades

- Usas la palabra "indio" o similares como términos despectivos

- Ocupas lugares de estacionamiento destinados para discapacitados

- Piensas que el orgullo de tu país se juega en un partido de futbol

- Piensas que por gritar cada 15 de septiembre "¡VIVA MÉXICO!" eres un patriota

- Asumes que Masiosare es un extraño enemigo (carajo, no es broma, ¡hay gente que sí lo cree!)

- Señalas a tus gobernantes como los únicos culpables, para ocultar tus responsabilidades.

- Apoyas y donas para cubrir las desgracias en otros países, pero se te olvida cuando ocurre algo aquí (¿ya vieron lo que está pasando en Tlacotalpan?)

- Te quejas, pero no propones soluciones

- Lambisconeas a tu jefe, pero al llegar a casa le gritas a tu familia

Si tú te sentiste identificado en alguno de estos puntos (y los que me faltaron...), no tienes derecho a quejarte, no tienes derecho de minimizar las celebraciones de este país, y debes ofrecerle una disculpa a México, porque por ti, México está así.

Tampoco tienes derecho a celebrar. Tienes derecho a ponerte a trabajar, a corregir, y honrar a este hermoso país al que le debes todo lo que eres.

Porque México se celebra todos los días con tu trabajo diario, con tu estudio, con el cuidado a tus seres queridos y a tu entorno.

¡Perdón, México!

(¡VIVA MÉXICO, CULEROS!)

1 comentario:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Tristemente la lista es larga

¡Gran artículo! ¡Me siento orgullosa de conocerte!