miércoles, julio 28, 2010

El futbol mexicano y la imaginación

Aclaro, este es un ejercicio de pura imaginación. Y así debe ser tomado.

Pensé en Valentín Diez, propietario del Toluca, en la reunión del lunes entre los dueños de los equipos de Primera División. En algún momento, Néstor de la Torre, director de selecciones nacionales, le pide que ceda al técnico de su equipo, José Manuel de la Torre, para que dirija a la Selección Nacional.

Don Valentín se niega. ¿Por qué? Ya empezó el torneo, ya se hizo una planeación y quiere defender el título que ganaron en el torneo pasado. Muy legítimo. "Se los doy en diciembre, total, no hay partidos oficiales hasta mediados del próximo año". Cierto.

OK, pero hay otro problema, tenemos un invitado de lujo para dentro de dos semanas: viene el campeón del mundo. Y peor aún, hay otros tres para septiembre. ¿Quién dirige al Tri? Ningún equipo va a querer soltar a su técnico.

En ese momento surge la voz de Jesús Martínez, dueño del Pachuca, que propone que Enrique Meza dirija a la Selección en el partido contra España. ¿Cómo lo justificamos? Un homenaje. Sí, un homenaje por su trayectoria. No sé si alguno de los dueños se acordó que Meza es el único técnico que ha perdido un partido oficial con el Tri en el Estadio Azteca. "¿Y luego? Hay otros tres partidos y no podemos tomar al técnico de algún club...". Y se acuerdan que Efraín Flores, ex entrenador de las Chivas, ahora trabaja con las Fuerzas Básicas de ese equipo. Asunto arreglado.

"¿Y qué dirán allá afuera? Se quejarán, pero el Azteca se va a llenar el 11 de agosto."

Insisto, fue pura imaginación.

(Imaginar también tiene su chiste, en este caso me llevó bastante más tiempo que lo que podrían tardar en elegir a un técnico.)

3 comentarios:

Enrique Ballesteros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Enrique Ballesteros dijo...

Mi querido Mac, imagínate si esto fuera cierto, n'hombre. Ya deja al ocio en paz. Un abrazo.

Mac dijo...

Ya había sido demasiada imaginación. Más y me hubiera vuelto loco para terminar la historia con toda la FMF parada 6 horas en el Zócalo.