viernes, mayo 28, 2010

Y después de ir a un concierto de Paul McCartney


Se dará cuenta que la vida ya no es igual.

Podría o bien experimentar una felicidad indescriptible por haber estado ahí; o bien, deprimirse por ya no estar ahí.

Yo sigo en lo primero. Gracias a mis padres por darme la vida. Gracias a John, Paul, George y Ringo por hacerme beatlemano.

Gracias a Paul por los dos mejores conciertos de mi vida.

2 comentarios:

Blackest Pixie dijo...

Gracias por dejarme formar parte, a larga distancia,d el mejor concierto de tu vida :)

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Y estoy segura que este concierto está dentro del top 10 o quizás top 5 de momentos en tu vida!