martes, abril 06, 2010

Michael Jackson, 1993

Tengo algunos vagos recuerdos de aquella noche. Tenía 12 años, fue el 7 de noviembre, coincidentemente en el aniversario de bodas de mis padres.

Nunca había entrado al Estadio Azteca para cualquier cosa que no tuviera que ver con futbol. Era la tercera de cinco presentaciones que dio Michael Jackson en México dentro del Dangerous Tour. Y fue mi primer concierto.

Recuerdo que me encendí con Jam, la que abrió, y nuevamente con Smooth Criminal. Juntar Billie Jean y Thriller fue una idea sensacional. Que el video de Black or White me hizo sonreír y que casi me echo a llorar con Heal the World. Sí pues, era un niño todavía.

No me gustó que Jackson tardara un minuto entre cada canción para cambiarse de ropa. Tampoco su salida tipo hombre espacial que más se asemejaba al traje de Mafalda cuando quiso ser astronauta. Ni el escandalazo por su dolor de muelas que aplazó sus conciertos a partir del que sería tercero (al que fui iba a ser el cuarto). Pero grité como imbécil de la emoción con el Moonwalker, ese pasito chistoso que patentó. (Jaja, "pasito chistoso", a ver si no me tunden por esto.)

A la distancia pienso que poder presumir que el primer concierto al que asistí fue el del Rey del Pop, hoy occiso y venerado hasta por los neófitos y villamelones musicales, no está nada mal. De hecho, fue enorme, colosal, histórico...

Pero 18 noches después de aquella en el Azteca, en el Foro Sol se escuchó un fuerte "Asked a girl what she wanted to be..." Sí, Drive My Car. Era la primera vez que la voz de un ex beatle retumbó en un escenario en México.

Me lo perdí. ¿Por qué? Porque a mis tiernos e inseguros 12 años me generaba culpa que me gustaran más los grupos de la generación anterior que mis contemporáneos. Mis padres me dieron a elegir entre ir a Michael Jackson o Paul McCartney y me decidí por el primero porque era más "cool" y para no tener que dar explicaciones en la escuela.

Aún no me lo perdono.

3 comentarios:

PeKe dijo...

Meh, cualquier día escogería a Michael over Paul, de todos modos... ya ni eran amigos por culpa del Sir.

No creo que los shows se comparen en ningun momento, es diferente... te cambio de vida, yo tenía un año cuando vino MJ, nunca me lo perdonare, por qué no nací antes?

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

recuerdo esta historia! ajjaja es muy buena aunque sé que no es divertida para ti.

Mac dijo...

Bueno Peke, yo nací 109 días después de la muerte de John Lennon, yo hubiera sido feliz viviendo en la época de mi padre, jaja

Silvia: creo que ya aprendí a verle el lado amable a esta historia