lunes, marzo 29, 2010

El otro juego perfecto

MONTERREY.- Supongo que para un enfermito de los deportes como yo, si estás en esta ciudad algún día hay que probar la experiencia de un partido de beisbol. Por eso fui ayer al tercer juego de la serie entre Sultanes y Diablos, al cual llevé a Sagra a regañadientes.

Del partido prefiero no hablar mucho. Basta decir que en la quinta entrada buscaba dónde esconder mi cabeza por un rally de 6 carreras de los regios. Marcador final: 11-6 para Sultanes.

Pero lo que pagó el boleto llegó en las últimas entradas. En la octava, subí unos cuántos escalones para encontrarme con toda una celebridad no sólo de Monterrey, sino del País, un acontecimiento totalmente oportuno ante la coyuntura de lo que les platiqué en el post anterior.

Les presento a Ángel Macías, el niño que en 1957 lanzó un juego perfecto en la Final de la Serie Mundial de Ligas Pequeñas en Williamsport. El único que lo ha hecho en la historia de ese torneo.