miércoles, marzo 10, 2010

¿A dónde van?

Ayer volví a la universidad... Bueno, no fui ni a clases ni a mi alma mater, sino a la Ibero al concierto de Kinky.

Oh sagrado sitio de mujeres hermosas y chamacos fresas. De yupis, pandros y estereotipos de series de televisión gringas. (De ropitas de marca.) Oh sagrada explanada que parece cadena de antro sin importar la hora. Oh múltiples edificios de (color) tabique. Oh la (la) Ibero...

Eso sí, nunca me había tocado a ver a miles de ellos en la explanada al mismo tiempo, mucho menos de noche. Manclayi y su servidor nos sentíamos como patriarcas, el segundo rayando en el penúltimo escalón del segundo piso aunque de ella no puedo revelar la edad porque soy un hombre educado. El ambiente sí, muy fresa, pero de mucha energía. Hormonas y mucho olor a cigarro en el ambiente. Despreocupación. Brincos. Brazos al aire. Cabezas meneadas. Sudor. Gritos.

Carajo, así éramos, ¿se deja de ser así cuando uno empieza a trabajar? Cinco días después de dejar el saco y la corbata en el clóset me sentí un poco más joven.

"¿A dónde van?" Sí, ¿a dónde van... los mueeertos?

1 comentario:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

¡¡Qué bueno que te la pasaste tan bien!!

Me gusta Kinky!!