sábado, febrero 27, 2010

Receso temporal


Creo que nunca había hecho esto, al menos no de manera oficial, aunque en la práctica sí ocurrió una vez.

De manera temporal (lo temporal no admite plazos precisos) he decidido dejar de bloggear. Podrían ser tres días, una semana, un mes, no lo sé.

Lo cierto es que he pretendido de un tiempo para acá mantener este blog dentro del rango de lo personal, pero sin convertirlo en un diario. Eso lo mantengo. Pero algunas situaciones me han absorbido en todos los sentidos, incluída mi inspiración.

Quizás ustedes no lo compartan -o quizás sí-, pero siento que en el último mes algunos posts -no todos- no estuvieron acorde a la calidad a la que me (los) acostumbré. Por momentos, sentía que bloggeaba forzado, por decirlo de alguna manera. Eso me hace sentir incómodo, por lo que prefiero darme un pequeño break.

¿Regresaré? Sí, sin duda. ¿Cómo lo haré? No esperen un gran "despliegue publicitario", simplemente un día de estos aparecerá un nuevo post. De lo que sea y sin dar mayores explicaciones.

Cambio y fuera. Por ahora.

3 comentarios:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Te apoyo por completo, estar forzado a escribir no es el objetivo.

Nos mantendremos en contacto por mail o msn!

Enano dijo...

María... el tiempo siempre será un buen remedio para calmar las aguas. Aquí te esperaremos, al menos yo. Lo mejor de tomarse un respiro es que recarga las energías y potencia las ganas. ¡Abrazos!

Cynthia dijo...

Algún escritor dijo -creo que fue Hemingway-, que para escribir sobre algo que nos importe hay que vivir, salir, mojarnos, morder la existencia y luego regresar y convertir las vivencias en buena escritura!
Que la escritura no sea una obligación y que no te impida vivir con intensidad este momento de tu vida.
Tus lectores estaremos aquí a tu regreso, eso es seguro.
Suerte!