domingo, febrero 21, 2010

Pequeñas victorias, grandes Revoluciones

Hace 165 días respondí -hasta la frustración máxima- no menos de 10 veces "no sé cuándo lo vaya a comprar". Fue el 9 de septiembre de 2009 (aquel famoso 09/09/09), la fecha del lanzamiento del Rock Band de los Beatles.

Treinta y ocho días después, lo jugué. Y lejos de experimentar un vacío existencial por tocarlo y no tenerlo, me quedó claro aquella noche de viernes que sólo debía esperar. La fecha -de acuerdo a mis estimaciones financieras- estaba planteada alrededor del 20 de febrero. Y así fue.

No lo he estrenado aún. Confieso que sólo lo saqué de la caja, le tomé la foto que ustedes ven y lo volví a guardar. Pero mi Rock Band ya está en casa.

Sé que no va a solucionar los graves problemas en los que me metieron hace unos días, ni mágicamente hará que se me aparezca el espíritu de John Lennon -más de lo que ya lo hace, ja-. Pero como alguien me dijo muy sabiamente, con esta pequeña victoria ya puedo empezar mi Revolución.

2 comentarios:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

¡¡Me da mucho gusto que ya lo tengas!!

In phidelio dijo...

Ya puedes volverte loco.