sábado, febrero 06, 2010

Cine de arte en el norte


Nada como explorar lugares nuevos.

Y no exagero al usar el verbo "explorar", pues tras la recomendación que hizo vía Twitter mi amigo Gerardo (alias el McFly), me lancé a conocer el Film Club Café.

Su primer (y creo que único) contra, es que se encuentra al lado de las Torres de Satélite, lo cual para un parroquiano de las afueras de Xochimilco es muy muy muy lejos. Claro que para quienes viven en el norte de la ciudad, éste es un punto a favor.

Así que convencí -sin tanto esfuerzo- a Mayra, quien vive por esa zona, para que me guiara por esos inhóspitos rumbos para pasar una tarde-noche de café y cine.

El Film Club Café está un poquito escondidón, ya que está bajo el nivel de la calle. Y pues Mac ya se hizo fan de esos lugares subterráneos tras las visitas al Zinco, en el centro, y al 55 Bar en Nueva York. Es un lugar pequeño, con no más de 5 mesas y algunos sillones para pasar el rato,

Se trata en realidad de un videoclub donde puedes rentar películas, pero si bien hay algunas opciones de cine comercial, hay más de cine de arte. El catálogo que ofrecen Claudia y Raúl, los dueños del lugar, convence sin mucho trabajo a cualquier cinéfilo.

Para las rentas, se compra una membresía de 269 pesos mensuales, o bien mil 500 anuales, que incluyen todas las películas que quieran, y que se puede compartir hasta con 3 personas más, con lo cual ya sale muy accesible (claro, si viven por allá...)

Pero el atractivo de este lugar es pasar un rato en la cafetería, pedir un café o una cerveza y algo de comer, para después disfrutar de las películas que se proyectan a las 8 de la noche en su pequeña sala para 30 personas. La comida no es barata, pero tampoco llega a los niveles de atraco de un antro, por dos cafés americanos (Mac, ¡no tomes café antes de entrar a una sala de cine!) y una rebanada de pizza pagué 71 pesos.

Y lo maravilloso es que con el consumo en la cafetería puedes ver las películas sin pagar extra.

Los fines de semana de febrero están pasando un ciclo de las mejores películas de la década, de acuerdo con las revisiones de publicaciones especializadas en cine. Mayra, su amiga Karla y yo vimos "Yi-Yi" (Edward Yang, 2000), una cinta de Taiwán (me cae que con Mayra sólo veo películas de países bien lejanos, la última vez vimos una turca en la Cineteca) que ganó el Premio al Mejor Director en el Festival de Cannes. Ahí no' más.



Y para marzo, Claudia y Raúl nos adelantaron que viene un ciclo con una proyección diaria de Akira Kurosawa. Muy tentador. Habrá otra excursión.

No hay comentarios.: