viernes, enero 01, 2010

Así será mi año

NUEVA YORK.- Les confieso que desde junio que empezamos a planear el viaje, nos pusimos como meta pasar la transición a 2010 en Times Square.

Pero en los días previos al vuelo y durante nuestra estancia nos llegaron comentarios negativos sobre la experiencia. Bob, un amigo que lleva más de medio siglo viviendo aquí lo resumió así: "I did it once, and I promised not to do it again".

Los motivos: había que llegar a más tardar a las 3 pm para tener un buen lugar (ergo, estar nueve horas a la intemperie), no hay baños públicos y no se puede entrar con mochilas, así que es mejor llegar sin comer y no hacerlo durante la espera. Una vez que baja la bola en la esquina de la Calle 42, la 7a Avenida y Broadway, lo cual dura un minuto hasta las 12 en punto, los policías empiezan a retirar a la gente: nadie puede quedarse a festejar ahí.

Así que a unas horas del Año Nuevo desechamos el cliché neoyorquino en una decisión dividida y aplicamos la opción B: Central Park.

En esta fecha se organiza una carrera que inicia con el nuevo año: la Nuts Midnight Run on New Year's Eve, una manera bastante peculiar de arrancar enero, donde además se hace un concurso de disfraces, y aquí les presento a los mejores.

Todo esto da el marco para una fiesta de música (electrónica y pop, no mi favorita, he de decir), luces y 15 minutos en punto del Año Nuevo de una pirotecnia espectacular, con mucha gente, pero sin tumultos, a la mitad del parque más famoso del mundo, que lució totalmente blanco por la nevada de la mañana del 31 de diciembre.

Pero por si eso no fue suficiente, además de terminar el año más raro de mi vida y dar inicio al más prometedor al lado de mi padre y mis hermanos, ahí me encontré con Mónica, su esposo Ramiro, su hermano y sus padres, brindamos con champaña y me di el gusto de estar con familia y amigos en otro país por primera vez. Eso, no hay nada que lo pague.

Además, cumplí mi primer propósito de 2010. A las 0:04 del 1 de enero, tiempo del centro de México (1:04 del Este de EU), me tomé mi primera foto del año: en el Imagine, el monumento dedicado a la memoria de John Lennon en Strawberry Fields, a unos metros del Edificio Dakota, donde vivía y fue asesinado.


Siempre he pensado que la manera en la que empiezas algo define su desarrollo y desenlace. Si esta premisa no me falla -que nunca lo ha hecho-, 2010 será el mejor año de mi vida.

5 comentarios:

Cynthia dijo...

Desde este lado del Atlántico, te mando mis mejores deseos para que 2010 sea, en efecto, el mejor año de tu vida... disfruta de la Gran Manzana, muérdela -aunque sea bajo cero- recórrela y sigue relatándonos tus experiencias. Me imagino la intensidad de estos días; me encanta tu foto; celebro que estés realizando uno de tus sueños!

In phidelio dijo...

Ya lo imaginaste. Así será.

Feliz 10

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

¡¡El mejor año de tu vida está comenzado!!

Me encanta que podré ser testigo de este mejor año de tu vida

Enano dijo...

Claro que sí María, será el mejor de todos!

Blackest Pixie dijo...

Haremos que sea así