lunes, agosto 31, 2009

Twitter: #hashtags

Luego de hablar de los usos prácticos de Twitter, y los efectos de su inmediatez, me daré a la tarea de hacer un pequeño Manual de Carreño para esta herramienta... Bueno, en realidad, sólo será una especie de línea de consejos.

Y empezamos con los #hashtags.

Un hashtag agrupa comentarios sobre un tema particular. Cuando haces eso en Twitter, se genera una liga de Twitter Search en la que puedes ver todo lo que se ha dicho bajo ese tema.

Un ejemplo es el popular #yoconfieso, donde los "twitters" expresan sus más oscuros placeres culpables. De igual manera, con el #followfriday hacen recomendaciones de a qué usuarios puedes seguir.

Una de las ventajas para los programadores web, y por qué no, para los bloggers, es que los hashtags también generan un feed RSS, que permite incluir los resultados en un sitio web. El más rápido ejemplo lo pueden ver a la derecha de este blog, donde coloqué la sección de #corajesdemac, justamente apoyado por esta herramienta que brinda la plataforma de Twitter.

(De igual manera, ya pueden mandar sus comentarios a EL RINCÓN vía Twitter, usando el hashtag #elrincondelmac, para que aparezcan también del lado derecho.)

Los hashtags crean "trending topics", es decir, los temas que están de moda. No es casualidad, por ejemplo, que el 26 de junio (y los días subsecuentes), #michaeljackson haya sido el primero de ellos.

¿Cuándo no funciona un hashtag? Cuando hay exceso de creatividad.

Alguien, no tengo idea quién, dio de alta la cuenta @elnaquito. Y #yoconfieso que el baboso me hace reír con algunas de sus ocurrencias. Pero también me representa el mejor ejemplo de hacer un hashtag inefectivo.

Ayer, este personaje en dos de sus tweets puso #conunainfladitaquedanchidas y #porsuertetraiapijamanueva (¿ven a qué me refiero?), y nadie más lo siguió. Así hace todos los días "topics" que nunca llegarán a "trending".

Y vamos, no se trata de que si no va a ser trending topic no abras un hashtag. Pero igual pueden ser referencias personales, o incluso, tweets que le dan cierta continuidad a un tema o incluso evento.

Un ejemplo: el autor de este blog se puso como propósito correr una carrera de 10 kilómetros el 12 de diciembre, y abrió #mac10K, donde podrán ver la evolución de su entrenamiento, que empezará con una visita al doctor.

Poner el signo de gato antes de una palabra no es parte de un código secreto entre twitters. Solamente son referencias para poder ver lo que se dice, informa o comenta sobre algo que está de moda.

Por eso, #yoconfieso que uno de los #corajesdemac son los hashtags inútiles.

viernes, agosto 28, 2009

Nota al margen


He posteado muy poco este mes.

Me falta inspiración. Siento opresiones en el pecho. A veces me falta un poco de aire, aunque no me he llegado a sentir sofocado.

Voy a hacerme un electrocardiograma.

(No es metáfora.)

lunes, agosto 24, 2009

15 de Acapulco

1. Acapulco, mientras más vacío, es mejor.

2. Se puede ir a Acapulco sin pisar un antro.

3. Si vas con tres parejas, no seas idiota, no vayas solo, no es chido, puedes terminar durmiendo en la sala.

4. Si vas a ir en autobús, considera también el gasto que podrías hacer en taxis, quizás te salga más barato en carro.

5. Correr en la playa a las 8 de la mañana es un placer que todo ser humano debería experimentar con la mayor frecuencia posible.

6. Ese placer se multiplica con una buena selección musical en tu iPod.

7. Si dejas de jugar tenis un tiempo, tu derecha se vuelve revés y el revés se convierte en derecha.

8. Para asolearse, usar un bronceador FPS 8. Ese es el que me funciona a mi.

9. Lleva un buen libro. Eso aplica para cualquier lugar.

10. A Acapulco (y en general a todo destino de playa) se va a comer pescado y mariscos. Comer carne ahí es pecado.

11. No pienses mucho.

12. Escoge bien a tu copiloto.

13. No abras el correo electrónico. Ni Facebook. Ni Blogger. Ni Twitter. Ni ningún sitio de noticias. Nada. No prendas tu computadora. Es más, no la lleves.

14. Aunque encuentres uno en cada esquina en el DF, ir a Starbucks en Acapulco no es mal visto.

15. Que una mujer vista bikini es presunción pura. Y se agradece.

domingo, agosto 16, 2009

Derrota a Usain Bolt


Mientras medito si Bolt será capaz algún día de correr los 100 metros planos en menos de 9.50 segundos, les paso un jueguito que nos mantuvo bien entretenidos hace un año durante nuestras desveladas en Beijing 2008.

Corre contra Bolt aquí, sólo dale en "Race Bolt" y sigue las instrucciones. Yo hice 9.53 (el año pasado).

miércoles, agosto 12, 2009

Efectos del 'huracán Azteca'


Similar a lo que escribí de efectos del "huracán Columbus", aquí les va lo que NO va a pasar por el triunfo del Tri sobre Estados Unidos:
  1. No tiene injerencia en la paridad peso-dólar.
  2. No revivirá a los niños muertos de la Guardería ABC.
  3. No reducirá el número de infectados por el último brote de influenza.
  4. No acelerará las obras de la Línea 12 del Metro.
  5. No acabará con la lucha contra el narco.
  6. No acabará con los ejecutados.
  7. No decidirá si Juanito dejará la jefatura delegacional de Iztapalapa en favor de Clara Brugada.
  8. No resucitará a Michael Jackson.
  9. No evitará el calentamiento global.
  10. No logró que cambiara la cultura del mexicano, digo, si 74% (según la encuesta de Reforma) pensó que se jugaba el orgullo nacional, estamos jodidos.
Pero lo que sí logró fue ponerme contento, al menos por unos minutos.

sábado, agosto 08, 2009

Paul está vivo o los 40 años de Abbey Road


Hay portadas que pasaron a la historia sin siquiera tener que escucharse el disco. Está el Freewheelin' de Bob Dylan, el Nervermind de Nirvana, el mismo Sgt. Peeper's de los Beatles... Pero Abbey Road encierra misterios del grupo más grande de la historia.

Hoy hace 40 años, el 8 de agosto de 1969, se tomó la foto de la portada. Abbey Road no fue el último album de los Beatles que salió a la venta, pero sí el último que se grabó, ya que "enlataron" el Let It Be hasta que saliera la película al año siguiente.

Aunque el Sgt. Peeper's Lonely Hearts Club Band rompió con todos los hitos y es considerado el antes y el después de los álbumes musicales, fue en Abbey Road donde los Fab-4 alcanzaron su máximo grado de madurez musical como conjunto, al grado que ni siquiera puedo decirles cuál es mi canción favorita de ese repertorio.

Respecto a la foto, tomada a contraesquina de donde se encontraban los estudios EMI, hay algunos elementos a considerar que desataron toda clase de rumores. En esos años sin giras de los Beatles, se habló mucho de la presunta muerte de Paul McCartney, por ejemplo, la portada del Sgt. Peeper's fue identificada como el funeral de Paul, y en particular Abbey Road fue tomada por los más "creativos" fans como la procesión por la muerte del cantante.

En orden, de derecha a izquierda, aparecen John -el sacerdote- con un traje totalmente blanco (color que representa la muerte en algunas culturas orientales) y las manos en los bolsillos, en lo que parece un paso un tanto veloz y la cabeza hundida en los hombros; luego aparece Ringo -el amigo del difunto-, con un traje negro liso, zapatos del mismo color y camisa blanca; Paul -el occiso- es el tercero, despeinado, caminando con los ojos cerrados, con un cigarrillo en la mano derecha y descalzo, además de ser el único que en la imagen tiene el pie derecho delante. Por último, George -el enterrador- con pantalón y camisa de mezclilla.

Incluso se habló mucho de los dos vehículos estacionados. Del lado izquierdo, un Volkswagen blanco con placas "LMW 28IF", que habría querido decir "Linda McCartney Weeps" (Linda McCartney llora) y la edad que tendría Paul, aunque inexacta, ya que el beatle tenía 27 años en ese momento. Además, en la acera derecha aparece lo que algunos interpretaron como un carro fúnebre, que en realidad era un auto de la Policía.

Lo cierto es que esa foto fue producto de la más grande improvisación. La vestimenta fue la que llevaron los cuatro ese día al estudio, y Paul, cómo vivía muy cerca, se le ocurrió ir en sandalias y luego salir descalzo en la foto. El vocho estaba estacionado casi siempre ahí.

Esta mítica imagen, capturada por Ian McMillan, ha sido reproducida por otros artistas y millones de veces por fanáticos del grupo, no solamente en Londres, sino en cualquier lugar que se le parezca.

El propio McCartney lo hizo años después para la portada de su disco Paul is Live, con un Volkswagen con las placas "51 IS", la edad de Paul en 1993, cuando salió el LP, y con zapatos.

miércoles, agosto 05, 2009

¿Se retira MacCa?


Los rumores son cada vez más fuertes, y apuntan al fin de las giras de mi más grande tótem musical -vivo-: Paul McCartney.

Y no es que podamos estar exigiéndole demasiado. Hace tres años ya pasamos el momento que todo el mundo esperó para poder cantarle "When I'm sixty four". A sus 67 seguramente ya no es tan divertido viajar, y menos a los mismos lugares donde ha estado una y otra vez.

Y por mucha vida vegetariana, yoga y meditación que ha llevado, la edad ya se le empieza a notar.

Algunos tabloides manejan la información de que Paul está planeando una última gira para dar conciertos en los lugares más insospechados. Y bueno, que desde los Beatles son especialistas en eso con el concierto en el techo de Apple Corps., que emuló hace unos días en los estudios de la ABC en Nueva York.

Paul ha venido dos veces a México, y aquí viene una confesión desgarradora. Para la gira de 1993, mis padres me dieron a escoger ir al concierto de Paul o al de Michael Jackson. A mis inocentes -e inconscientes- 12 años, me generaba un poco de culpa pensar que me gustaba más la música de la época de mi papá, así que se me hizo más "cool" ir al del ya fallecido "Rey del Pop". Y vamos, no estuvo malo, pero perderme los primeros acordes de "Drive my car" en el Foro Sol, las primeras notas de McCartney en mi país, es algo de lo que aún no he podido perdonarme.

Nueve años después regresó. El CD de la gira "Back to the world" tuvo a bien meter la grabación de Hey Jude -mi favorita de los Beatles- en México, de aquel 2 de noviembre de 2002. Podría jurarles que hasta escucho mi voz ahí.

Y la pregunta es, ¿en qué lugares en México podría ofrecer un concierto? Descartemos el Foro Sol y el Palacio de los Deportes, sedes de sus dos giras. Se me ocurren: Teotihuacán (salvo que el INAH se ponga sus moños) y el Valle de la Cantimplora, jaja.

Así que hay dos opciones: 1. Viajar a algún lugar donde Paul vaya a cantar. 2. Pensar en un lugar raro para que cante aquí. Mientras tanto, yo prendo mis veladoras para que pise por tercera vez un escenario mexicano.