jueves, abril 30, 2009

Influenza: Día 7(2), el transporte público


- ¿Y sí les ha bajado el pasaje?

El chofer solamente asiente mientras se coloca sus guantes, que de todo el sudor ya se mezcla el color hueso con el transparente, y con un hoyo en el dedo pulgar.

- ¿Los están checando mucho (los policías)?
"Uy sí, y trabajar con esto (tapabocas) es horrible, sobre todo ahora que es época de calor.

"Tengo un amigo que trabaja en una farmaceútica, y me dijo que desde hace un mes el gobierno les estaba comprando tapabocas y gel para las manos", dijo para romper el silencio, un hombre de corte de cabello militar-disparejo, bigote desaliñado. Salvo contadas ocasiones, llevaba su cubrebocas sobre el mentón y la papada. Las teorías de la conspiración están a todo lo que dan. ¿Será cierto que el gobierno ya sabía del problema desde mucho antes?

Lo del pasaje es fácil de comprobar: en ningún momento de mi trayecto, entre Coapa y el Metro Coyoacán, hubo un pasajero parado. Incluso, en la parada del Estadio Azteca, donde siempre hay una cola numerosa de gente esperando, sólo subió un hombre de unos 50 años con una maleta enorme y una mascarilla de tela.

De lo que ya no nos podemos quejar es de la limpieza del transporte. Salvo las manchas que el padre tiempo ya dejó como huellas perennes, se puede ver el blanco de las paredes del microbús. Los tubos, si bien no es como para ver tu reflejo en ellos, también se ven impecables, incluso tengo la costumbre de apoyarme en ellos cuando estoy sentado junto a uno, y esta vez, por la contingencia, traté de no hacerlo.

Me entregué a la lectura que he seguido desde algunas semanas de "Instrucciones para vivir en México" y me acordé de la pregunta que me hizo Jésica el lunes pasado: "¿qué estaría pensando Ibargüengoitia de todo esto?"

- Se estaría pitorreando de la situación.- dije aquella noche.

Tengo identificadas tres rutas para ir al trabajo que salen desde el mismo lugar, y opté a propósito por esta porque es la única por la que paso por el Centro de Coyoacán. Al virar de Miguel Ángel de Quevedo hacia Felipe Carrillo Puerto, se veía la calle casi desierta, un par de autos estacionados y otro par de peatones en la banqueta.

Pero cuadras después, conforme nos acercábamos a la plaza, veía más vida: algunos establecimientos abiertos -por otro tanto cerrados-, más gente, y al llegar a la altura del ombligo coyoacanense, del lado derecho las eternas obras, ahora junto al templo de San Juan Bautista y del izquierdo, una cantidad nutrida de personajes, sentados en las bancas, otros caminando con paletas heladas. Incluso una pareja retando claramente a la situación: ella abrazada al cuello de él y pidiendo ese beso que hoy está prohibido. El entorno, nada lejano a lo que vi el viernes pasado al medio día. Respiré un poco más tranquilo.

En el corto trayecto del Metro -de apenas una estación- lo único distinto que pude notar fueron los olores. En Coyoacán, un potente aroma a cloro en las escaleras. En Zapata, el mismo olor en el pasillo donde abandonas el andén, pero mezclado con el de un localito de helados de McDonald's.

Hice 15 minutos menos de trayecto que lo normal.

Influenza: Día 7(1), ¡se los dije!

Sólo lean esto:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Nadie/lleva/mascarillas/secretaria/mexicana/Salud/elpepisoc/20090430elpepisoc_9/Tes

miércoles, abril 29, 2009

Influenza: Día 6, "preocupado" y post aclaratorio

Bueno, ya, me tundieron sabroso son el post pasado. No los voy a contradecir, pues "vox populi, vox Dei". Es probable, casi seguro, que me haya dejado llevar por la impotencia que siento por la situación y la saturación mental que tengo por el tema.

Inphi, David, Chanfle, ME (a los anónimos también, pero prefiero el trato personal), y demás que piensen lo mismo pero que no hayan comentado, no vamos a pendejear a nadie esta vez, simplemente quiero retratar una realidad que se vive en esta ciudad:


La imagen que ustedes observan es de Reforma.com, del gráfico animado de tu estado de ánimo, donde los lectores eligen la palabra que más los identifica. Por razones de logística, la imagen la saqué en los primeros minutos de hoy. Hasta ese momento, de 3265 votos, 663 optaron por la palabra "preocupado". Como podrán deducir, mientras más grande se ve la palabra es porque es más votada, y mientras más pequeña, es porque menos la pelan.

Hasta ahora, justo cuando escribo estas líneas, ya son 3654 votos, con 717 por "preocupado", 338 por "angustiado", 265 por "tranquilo" (que la verdad, me alegra que en el "podio", por llamarlo así, haya una palabra positiva), 249 por "vulnerable" y 177 por "desinformado". Honestamente, la quinta me parece gravísima, porque si bien hay una saturación de información en los medios, puedo inferir que la gente no recibe la que realmente cree necesitar. ¿Ustedes qué opinan?

Pueden decir, y se vale, que los lectores de reforma.com no son un sector representativo de la sociedad mexicana por cuestiones de mercado. OK, pero en este caso retrato a un círculo social en el que normalmente me muevo.

Esto es lo que vivo desde el viernes.

Ahora, seré un poco más propositivo, y les daré unas recomendaciones que me han servido a lo largo de estos días para pasarla mejor:

1. Hagan ejercicio: sí, no se puede hacer ejercicio al aire libre ni entrar a gimnasios, pero, ¿y en sus casas? Si tienen una bicicleta fija que ahora usan de perchero, ¡vuélvanla a usar! Abdominales, subir y bajar escaleras, vaya, no se necesita un entrenador personal. La actividad física libera endorfinas.

2. Lean. Libros. No de influenza. Alejen su mente unos minutos de este desmadre, se vale, el mundo no se va a acabar mientras ustedes lean. No está mal seguir enterados de la situación, pero no se sobresaturen de ella.

3. Hablen con sus familiares, diario, saber que están bien, tranquiliza.

4. Vean películas. Eviten las de catástrofes de cualquier tipo. Ninguna colección de películas está completa sin filmes cuyo único fin sea reirse como idiotas.

5. Ríanse un poco de la situación (ver post del lunes, día 4), a mi me ha ayudado.

martes, abril 28, 2009

Influenza: Día 5, ¿dónde como?

En el día 2, ejemplifiqué la situación que puede enfrentar una familia con el cierre de escuelas y guarderías, al no tener dónde dejar a sus hijos. Hoy, se nos presenta un nuevo problema: ¿dónde comemos?

Hoy, a Marcelo Ebrard se le ocurrió prohibir a la población comer en restaurantes. Ahora, los establecimientos sólo pueden vender para llevar. Ni siquiera en las áreas de comida rápida de las plazas se puede quedar uno.

Para quienes trabajamos lejos de nuestras casas, esta disposición nos agarró en curva. Hoy de plano tuve que comprar mi combo de Burger King y comerlo en mi lugar de trabajo, ni siquiera en el área de comedor de la empresa, donde las medidas están igual o peores que afuera.

¿Es más higiénico comer en mi lugar? Por supuesto que no. 1. Hay gente ahí, igual que si la hubiera afuera; 2. Mi lugar de trabajo lo ocupan otras personas cuando no estoy yo. 3. Al margen de la higiene, no está chido comer en tu lugar de trabajo.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) se le fue a la yugular a Ebrard por darle el "tiro de gracia" a los restauranteros. Y pienso que no es para menos.

Ahora, volviendo al tema del tapabocas. ¿Se han dado cuenta que el Secretario de Salud no lo usa?

Las imágenes son, de izquierda a derecha, del 26, 27 y 28 de abril (que extrañamente parece usar el mismo traje y corbata los últimos dos días, ¿durmió, señor Secretario?). Si no lo usa es por algo. Digan la razón que sea, que no es necesario, que no quiere infundir más temor en la población, o cualquier otra. Sea cual sea, yo no lo usaré hasta que él lo haga.

lunes, abril 27, 2009

Influenza: Día 4, la ironía del mexicano


- ¿Qué le dijo México a la influenza?
- ¡Mira como tiemblo!

Si me contaron ese chiste 10 veces, no exagero, al grado que me dieron ganas de estornudar.

OK OK, ese también fue malo. Pero lo cierto es que los mexicanos nos damos color solos cuando queremos ironizar con nuestras desgracias. ¿Cómo olvidar aquel de cuántos niños de San Juanico caben en un cenicero?

Minutos antes del medio día estacionaba mi coche para llegar al trabajo, y me sorprendió ver que mientras yo quería entrar, todos querían salir. ¿Alarma por influenza en la empresa? Ante esta situación, uno ya no sabe qué esperar. Al llegar a las cabinas para mi programa de radio, me informaron del temblor, mientras los operadores y productores se pitorreaban de la situación.

- ¡Se va a acabar el mundo!
- No, hasta 2012, según los mayas.

Después de la emisión, mi hermana me alegró el día:

"Hoy tembló porque nadie fue ayer a misa".

Si ayer más de la mitad de la gente estaba con cubrebocas, hoy aquellos que no los usamos ya parecemos bichos raros.

No me importa. Salí a comer a un restaurancito cerca de la redacción que a mi me encanta, y tomé una malteada de vainilla, por lo cual mi jefe me "regañó": "¿te quieres enfermar de la garganta?". Pues si me voy a enfermar de algo, que sea de eso, total, como dijo mi hermano, si llegas a un hospital enfermo de la garganta, te atienden como si fueras hijo de Carlos Slim.

Influenza: Día 3, salgo al mundo


Que diferencia de un viernes al medio día en Coyoacán a un domingo por la tarde temprana en la Del Valle.

Más de la mitad de la gente porta cubrebocas y, por un momento, me siento "out". Llevar esa cosa ya parece hasta un asunto de moda.

Algunos compañeros del trabajo evitan que los salude de mano. Carajo, yo no concibo un saludo bien dado que no sea de mano o de beso (para las mujeres, obviamente). No es que uno le pueda reprochar nada, sino solamente "sobreadaptarse" (Nalle y Silvia dixit) a la situación. Llego al punto de evitar las preguntas individuales y optar por no saludar a nadie, que bajo esta coyuntura, se vale.

Hoy aprendí, que el futbol siempre se disfruta cuando lo juegas; pero cuando lo ves, es mejor con público. Siempre he disfrutado más un partido en el estadio que en tele, y ver a 22 fulanos en algo similar a una cáscara, aún cuando estén disfrazados de Pumas y Chivas, no es el "juego del hombre" que yo conozco.

Se suspende la Olimpiada Nacional. Se suspende la Feria de San Marcos, algo que no ocurría en 181 años. Sacan de la Catedral al Cristo de la Salud, que descansaba plácidamente ahí desde 1691, cuando hubo un brote de viruela, sí, de esos que realmente arrasaban a todo y a todos. ¿Realmente es para tanto? Han pasado 318 años desde entonces, y pese a mi firme convicción católica, me niego a pensar que tengamos que esperar un milagro para que se vaya la influenza.

El sábado se anunció que no habrán escuelas hasta nuevo aviso. Hoy, se cerraron los cines. Encontrar un restaurante abierto no es tarea sencilla. En los Blockbusters, cintas de desastres epidemiológicos se acaban. Ni se les ocurra ir a Acapulco, antros y bares están cerrados.

No, no voy a usar un tapabocas. Sí, sí me pueden saludar de beso, de mano y de abrazo. Sí, sí me lavo las manos todas las veces que es necesario y un poco más. Sí, mato por ir al cine o por tomar una cerveza en un bar. Sí, me choca la gente paranoica que tiene miedo de salir a la calle.

Quiero mi vida normal de vuelta.

sábado, abril 25, 2009

Twitter para dummies


¿Para qué sirve Twitter?

Twitter no es otra cosa que una de esas redes sociales que se han puesto de moda. Así como hi5 tuvo su momento de gloria y Facebook sigue en su apogeo, Twitter cumple la función de ser ese chismógrafo que a todo mundo (especialmente los mexicanos, que somos bien metiches) le genera adicción.


La idea de Twitter de inicio suena muy básica: que el mundo se entere de lo que haces en 140 caracteres. Pero visto así tal vez no tenga tanto atractivo. Ahora vamos a verlo desde otro lado: que te enteres en 140 caracteres de lo que el mundo hace.


No es nada nuevo ver que se elaboran notas en los medios tomando como fuente el Twitter de alguna "celebridad" (aaaah, me repatea ese término). Uno de los deportistas que más lo ha aprovechado, si no el que más, es
Lance Armstrong, que para quienes no lo conozcan, nada más ha ganado 7 veces el Tour de Francia. Por ejemplo, me enteré hace una hora que regresó a Austin (donde vive) después de pasar unos días en Aspen, donde entrenó hasta 7 horas al día. Ah verdad, ¿no que no tiene utilidad?

De igual manera, las ligas deportivas de Estados Unidos se han aprovechado de este nuevo canal. Al momento me entero cuando terminan los partidos de la
NBA, algo muy útil para mi trabajo, especialmente ahora que estamos en Playoffs. Lo mismo pasa con las Grandes Ligas de Beisbol y la NFL. Igualmente con algunos equipos deportivos, particularmente de las ligas que acabo de mencionar y del futbol inglés. ¿Y en México? Vamos, no seamos ilusos, seguro ninguna autoridad de la FMF sabe siquiera que existe Twitter.

En el caso de la gente del espectáculo y de la política (fuera de México, otra vez) ocurre lo mismo. No es un secreto que
Barack Obama exhibía en su Twitter todo lo que hacía durante su campaña, y aún lo hace como Presidente. Britney Spears (quien por cierto, tiene más seguidores que Obama), Ashton Kutcher y su novia Demi Moore (¡¿se puso mrskutcher?! chale...). En resumen: Twitter ya es fuente para los reporteros, que conforme pasa el tiempo y crece la tecnología, ya prácticamente no tienen que salir de las redacciones.

Y por supuesto, para los propios medios ya se está convirtiendo en un nuevo canal de información.
Reforma, El Universal y La Jornada ya tienen sus Twitter's, incluso una cuenta por cada sección (por lo menos en el caso del primero). No digamos los medios internacionales.

¿Cómo aprovechar Twitter?


Lo primero, además de que se puedes actualizar y consultar en el sitio de Twitter, resulta muy útil
descargar una aplicación. Probé el Twhirl con éxito, cada minuto se actualizan los nuevos "feeds" (actualizaciones de tus contactos) y puedes contestar y anotar los tuyos.

Lo segundo, y más importante, es empezar a añadir gente. Y no solamente a tus amiguitos chismosos, sino lo que realmente te puede interesar para tu trabajo, gustos o hobbies. ¿Trabajas en medios? Te puede servir el
New York Times. ¿Le vas a los Lakers? En su Twitter te van dando reportes frecuentes del partido que están jugando. ¿Eres economista? Aquí te enseñan los índices de Wall Street. ¿Eres fan de Paul McCartney? Larga vida a Sir Paul.

Y por eso
EL RINCÓN no se queda atrás y finalmente estrena su propio Twitter, al margen del personal de este autor, ya que seguramente a muchos de mis lectores les valdrá un comino saber cuando juego con mi gato.

Influenza: Día 2, el aislamiento


La paranoia está cabrona.

Ayer finalmente ya no salí en la noche, y quizás estuvo bien, ya que por lo menos en Álvaro Obregón cerraron bares y restaurantes, además de que el carnal Marcelo ya pidió suspender la "vida nocturna" por 10 días. Mientras estos establecimientos perderán millones de pesos, Blockbuster, los productores de palomitas y, porqué no, los de condones, verán un boom inesperado en sus ventas. En menor medida, tal vez, los de libros, y digo que en menor medida porque la gente de este país prefiere tirarse a un pozo antes que ponerse a leer.


Es momento de crear una red de abastecimiento para el aislamiento, porque no veo que la cosa mejore: víveres no perecederos, palomitas, DVD's, una conexión decente a internet y de preferencia aparatos de ejercicio, ya que si bien no se recomienda hacer ejercicio al aire libre, ahora hasta ir al gimnasio será riesgo de infección. Tener a la mano el teléfono de Domino's Pizza también puede ayudar. No digamos los cubrebocas. Cualquier otra sugerencia, favor de ponerla en comentarios.


Los niños no irán a la escuela hasta el 6 de mayo. Según Alonso Lujambio, Secretario de Educación Pública, se perderán "tres jornadas y media". Díganselo a las mamás, que se volverán locas por tener a los niños en casa. Además, el Secretario del Trabajo, Javier Lozano, pidió no llevar a los hijos a los centros de trabajo. Súmenle que no habrán guarderías.


¡Gracias a Dios no tengo hijos!

viernes, abril 24, 2009

Influenza: Día 1, ¿se va a acabar el mundo?

¿Dónde están Felipe Calderón, Marcelo Ebrard, Barack Obama, Hugo Chávez, Evo Morales, Mahmud Ahmadinejad, Ban Ki Moon, Madonna, Britney Spears, Paul McCartney, Diego Armando Maradona, Javier Aguirre y _________ (agrega el nombre que estás pensando)?

Realmente me pregunto si este asunto de la influenza es tan grave para acaparar TODOS los espacios noticiosos o si, siguiendo el ejemplo de las escuelas en México, los personajes arriba enunciados (así como otros cientos), optaron por suspender sus labores de hoy para no aparecerse.


¿No me creen? Así se veían cuatro de los diarios en línea más importantes del país:




REFORMA: Cuatro notas principales, un video de aldeanos con cubrebocas, un promote tipo se-va-a-acabar-el-mundo arriba y hasta un sondeo para saber si cambiaremos nuestros hábitos para este fin de semana. Pese a la paranoia reflejada por los lectores, yo estoy en el grupo del 23%: saludé de beso, fui a comer a Coyoacán, jugué con mi gato, haré ejercicio en la tarde (que supongo que por eso no da influenza) y saldré en la noche.





EL UNIVERSAL: La palabra “influenza” aparece 14 veces en la imagen de arriba. ¿Qué más les digo?




MILENIO: Gracias a Milenio sé que si pensaba viajar hoy (que no lo haré), además de las 10 mil medidas de seguridad, voy a tener que contestar un cuestionario. Honestamente me da morbo saber qué me podrían preguntar. “¿Se lava las manos después de jugar con su mascota?”. Chale, no. Dudo que Elvis sea un foco de infección. Mención aparte el caso de la aspirante a Miss Australia: la anorexia, bulimia y demás males similares sí son cosa seria. A mi no me gustan tan flacas, ¿a quién sí?





EXCELSIOR: Al margen de que 15 horas después su nota principal sigue siendo el anuncio que se dio ayer a las 23:00 hrs., de igual manera que los otros tres diarios, le siguen dando despliegue en imagen al cubrebocas.


Lo que me parece más grave del asunto, insisto, no es el asunto de la epidemia que se puede desatar (¿ya se desató?), sino que parece que el mundo se quedó aletargado.


Yo no me quedo en casa hoy.

lunes, abril 20, 2009

Aguirre convocará a Agüero

Jaja, sí, obviamente es broma.

Es el MarcaToons de esta semana, donde Javier Aguirre tiene un breve encuentro con Sergio Agüero, delantero del Atlético de Madrid.



"Oye, ¿a ti qué tal te quedaría un poncho?"... JAJAJAJA

viernes, abril 17, 2009

¿Dónde está Mac?

¿Por qué no ha escrito en el blog?

a) Tiene mucho trabajo

b) Tiene que aprender a sacarle todo el jugo que pueda al Twitter, por cuestiones de trabajo

c) Está arreglando asuntos de extrema urgencia e importancia

d) Usa su (poco) tiempo libre en ejercitar cuerpo y mente (qué poético)

e) Por culpa de Elvis

f) Tiene un lapsus de falta de inspiración

g) Todas las anteriores


Pues la respuesta es la g (aunque lo de Elvis no es un factor tan importante como los otros).

No se desesperen, regresaré pronto para beneplácito de unos y fastidio de otros.

Stay tuned.