sábado, febrero 28, 2009

Si todo ya está escrito...



¿Qué hacer si todo ya está escrito?

¿Acaso nada de lo que hagamos cambiará las cosas?


¿La vida se trata sólo de ir pasando día a día esperando a que te des cuenta de lo que te espera?


¿La suerte se reduce al asombro ante lo desconocido?


¿El azar no existe?


¿Un hombre con una vida -literalmente- de perros puede cambiarlo todo de la noche a la mañana?


¿Cómo cambias todo?


a) Haces trampa

b) Tienes suerte

c) Eres un genio

d) Es el destino... Todo está escrito.

jueves, febrero 26, 2009

Cuando los papás se pelean

¿Qué hacer cuando tu equipo le marca un gol... ¡A TU EQUIPO!?

Un día en diciembre, en una reunión en casa de un amigo, el Mac iba ataviado con la playera de los 'Reds', y un individuo español (quiero suponer que realmente lo era y que no sólo estaba faroleando) ya entrado en alcoholes me preguntó que quién ganaría entre estos dos equipos. Mi respuesta fue "es bien sabido que la Selección Mexicana y el Real Madrid se quedan siempre en Octavos de Final".

Pero no por hacer ese vaticinio necesariamente me haría feliz un triunfo del Liverpool.

Saber con más de dos meses de anticipación que dos de tus equipos favoritos se van a querer matar en la cancha es como la agonía de una relación de pareja. Sabes que terminará, y a veces sabes cómo terminará, pero por algún motivo deseas que el tiempo se estire lo más posible para evitar el desenlace.

Observé el partido en un restaurante al lado de una comitiva que incluyó a Inphi, Chanfle y Martín Corona. El primero de filiación puramente Red, el segundo de filiación puramente merengue, y el tercero, al igual que su servidor, con el corazón partido en dos. Precisamente él acuñó la frase que se acerca más a mi sentir para ese momento: "es como ver pelear a mis papás".

Cada vez que me preguntaron a quién le iba, contesté tapando mi boca con mi mano y levantando los dedos índice y medio, para señalar que a los dos. Nunca creí que realmente pudiera existir la neutralidad sin indiferencia en el futbol.

Evoqué aquel Real Madrid-Pumas de 2004. En esa ocasión, festejé el gol de Israel Castro como si se lo hubiera clavado al América en una Liguilla. Claro, hay jerarquías pese a todo. Esta vez no sería así.

A cada llegada, de cualquiera de los dos equipos, mi corazón aceleraba, pero con las salvadas de Casillas y Reina, me debatía entre gritar, reír o llorar, sin acertar a nada más que taparme la boca y arrastrar la piel hacia abajo. Al igual que Martín Corona, era presionado por Inphi para afirmar que en realidad le iba al Liverpool. No era verdad. Tampoco que le fuera al Madrid. Por primera vez en mi vida entendí realmente el significado de la frase "que gane el mejor".

Ochenta minutos después, compraba el 0-0. Me parecía sano para mis nervios. Total, faltaba el partido de vuelta y, aunque sólo prolongaría la agonía otras dos semanas, podía soportarlo... Hasta que Yossi Benayoun vacunó al Madrid.

Inphi se levantó, gritó, aplaudió y corrió a abrazar a los otros dos Reds de la mesa... Sí, a los mitad-Red/mitad-Madrid. Yo honestamente no supe qué hacer. Sentía que tenía a mi diablo y mi angelito internos en cada hombro gritándome al oído y que tenía algo atorado en la garganta. Quería llorar, pero no sabía si de tristeza o de emoción.

Mamá abofeteó a papá... ¿O era al revés?

lunes, febrero 23, 2009

¿Casa de citas?

Antes de ir al punto, debo esclarecer ciertas cosas.

  1. Trabajo (para quienes no se habían dado cuenta) en un periódico digital deportivo.
  2. Dicho diario es considerado por algunas personas como un medio conservador y de tendencias de derecha.
  3. Cada domingo sacamos una fotogalería de "animadoras" en estadios de futbol. Este resulta ser casi siempre lo más visto del sitio, y por ende recibimos comentarios de diversos tipos de nuestro amable público.
Hoy recibimos un correo-e de un lector que simplemente no sé cómo tomarlo. Evitaré poner el nombre del sujeto por mera decencia. Copio y pego el texto sin edición alguna:

*****

Hola buen dia, estoy viendo en su seccion de las Bellas y me han comentado que la mayoria de esas chicas se dedican a ser escorts o acompañantes. Estoy interesado en estar con una, espero y me puedan ayudar a poder contactarla. Me intereso la chica de la jornada 7, la de Cemex que sale solita a cuadro. Gracias y saludos!

*****

Hay gente que no sabe distinguir entre un periódico y una casa de citas.

jueves, febrero 19, 2009

Las 27 cosas que (no) querías saber del Mac


Nota del autor: actualizado el 20 de noviembre de 2013, los cambios, donde apliquen, vienen después de una diagonal "/".
  1. Mi deporte favorito es el futbol, pero desde que entré a mi trabajo actual sigo cada vez menos el futbol mexicano, y hoy en día pienso que es una tomada de pelo. Sólo me emocionan los Pumas. Eso sí, el futbol europeo, particularmente el inglés, me parece una delicia.
  2. Mi mejor gol lo hice a los 7 años y fue el primero que anoté. Un zapatazo desde la banda derecha en tres cuartos de cancha que se metió justo abajo del travesaño.
  3. Sólo he marcado un gol de cabeza en toda mi vida, fue el 27 de marzo de 1999, justo cuando cumplí 18 años.
  4. No fui a mi graduación de la prepa por ir a jugar futbol. La mitad de la generación consensó esa semana un "complot" para no asistir, y al parecer sólo 5 lo cumplimos. No me arrepiento.
  5. Reconozco que la valentía masculina jamás superará a la femenina. Tengo la fortuna de haber convivido la mayor parte de mi vida con las dos mujeres más valientes que he conocido: mi madre y mi hermana.
  6. "Temo" (si es que se puede considerar un temor) que mis hermanos triunfarán en la vida más que yo.
  7. Mis tres más grandes fracasos amorosos han ido acompañados de una canción "oldie". Dos de ellos -los más recientes- de dos de mis cinco canciones favoritas de todos los tiempos. Afortunadamente hoy ya me puedo reír de ello. / los últimos dos ya no tuvieron tema musical, gracias a Dios.
  8. Mi primera borrachera fue en Acapulco, tenía ya 24 años. No me arrepiento del hecho, aunque sí de cierta compañía. No he regresado a Acapulco desde entonces. (La foto de arriba me la tomé en aquel viaje.)
  9. Copio lo escrito por Lala Mágica, porque también aplica para mí: "Nunca he tenido una relación de pareja formal, nomás puras cosas retorcidas". Aunque no lo crean. / ya tuve una y también fue retorcida.
  10. Sí quiero casarme. Y quiero tener dos hijos (un niño y una niña).
  11. Si no me caso, quiero trabajar para la National Geographic o alguna publicación que implique viajar y conocer nuevos lugares.
  12. Solamente he salido del país dos veces, ambas a Orlando, Florida / agréguense Nueva York, La Habana, San Francisco, Liverpool y Londres.
  13. Últimamente olvido cosas a corto plazo. Por eso me estoy disciplinando, por primera vez en mi vida, para llevar una agenda / aún lo hago y aún me cuesta trabajo
  14. No me arrepiento de haber estudiado sistemas computacionales, pero si tuviera que tomar otra vez esa decisión, optaría por periodismo.
  15. A mediano plazo, mi ideal es trabajar en una estación o en un proyecto de radio / televisión y radio, en ese orden
  16. Siempre fui de los mejores en ortografía en mi escuela, pero en el "concurso académico" de segundo de primaria, mi grupo perdió porque en el desempate escribí "ázucar" en lugar de "azúcar". Fue como cuando Alberto García Aspe falló el penal contra Bulgaria en el Mundial de 1994.
  17. Suelo hacer analogías de cualquier cosa con dos grandes temas: los deportes y los Simpson.
  18. Empecé a escribir a finales de tercero de secundaria. Mi primer cuento me valió ganar un concurso entre toda la generación (como 150 pelados), era un plagio bestial de un libro de García Márquez (así habrán estado los otros). Mis premios fueron un disco de jazz (buenísimo), el libro de Los Hermanos Karamazov (en dos intentos no pasé de la página 100, me hice bolas con los personajes) y un balón de futbol Azteca que nunca he pateado, pero que algunos de ustedes habrán visto en una de mis fotos de perfil de Facebook.
  19. Mi blog tiene ya más de cuatro años. Lo empecé el 9 de noviembre de 2004, coincidentemente, el día que mi padre cumplió 48 años / el blog ya cumplió 9 años, mi padre 57.
  20. En el funeral de mi abuelo paterno, saldé una deuda moral que arrastraba desde el funeral de mi abuelo materno.
  21. Tengo un extraño gusto por hablar de cómo me gustaría que fuera mi funeral, pero me quiero morir lo más viejo posible.
  22. Si multiplicas el día de mi fecha de nacimiento, por el mes, te da el año (quitando el 19): 27 x 3 = 81.
  23. Odio la hipocresía, de ahí surge mi desprecio por fechas como el 14 de febrero o el 10 de mayo.
  24. No obstante, celebro el día de las madres el segundo domingo de mayo, en común acuerdo con mi progenitora. Ese día la invito a comer.
  25. Tengo 13 playeras de juego de los Pumas. No cuento playeras de entrenamiento o de cualquier otro tipo / ya deben ser unas 20.
  26. Aprendí fotografía para librarme de un trauma de la infancia: en mi primer viaje a Orlando, de unos 7 rollos que tiré, saqué unas 10 fotos visibles (ni siquiera buenas). Tardé años en volver a tomar una cámara. Hoy ya no la puedo dejar.
  27. ¿Para que quedarme en 25 cosas, si mi número favorito es el 27?

jueves, febrero 12, 2009

Efectos del "huracán Columbus"

Se los dije... Y esta vez, haberlo advertido no me enorgullece.

En mi programa de radio, pronostiqué un 2-0 a favor de Estados Unidos. En nuestra "quiniela interna" (que consiste nada más en poner los marcadores en un pizarrón), lo reafirmé. Mis vaticinios deportivos suelen ser desastrosos, al grado que normalmente marcan la tendencia... de lo que no va a pasar. Esta vez me falló.

Es bien sabido que:
  1. Cuando el Tri juega en Columbus, pierde 2-0.
  2. México siempre se queda en Octavos de Final de los Mundiales.
Pero en fin, lo que quiero decirles es, que pese a la tristeza, rabia, frustración o incluso desesperación que pueda provocar, el resultado del partido:

  1. No tiene injerencia sobre la fluctuación del dólar frente al peso.
  2. No tiene implicaciones sobre el conflicto entre el IFE y las televisoras, aunque ahora podamos irnos "a preparar un sandwichito" en los abruptos cortes (abogadete de TV Azteca dixit).
  3. No provocará otro discurso "esperanzador" de Carlos Slim.
  4. No modificará la decisión de la Suprema Corte sobre Atenco.
  5. No modificará la decisión del Congreso de Estados Unidos (el cual probablemente ni se enteró del partido) sobre el rescate financiero.
  6. No evitará la portada de Vogue con Michelle Obama.
  7. No le dará más o menos poder al Estado mexicano para enfrentar al narco.
  8. No evitará el desplome del sector automotriz en el mundo (ni de sus seriales deportivos).
  9. No cambiará los planes de las FARC para "canjear" rehenes.
  10. Ni que yo vaya al México-Costa Rica del 28 de marzo, un día antes es mi cumpleaños y quiero que parte de mis festejos sean gritando como desaforado en la grada del Azteca.

Así que, no se claven, sólo fue un (pinche) partido de futbol.

viernes, febrero 06, 2009

¿Qué es esto de 'la vida a los...'?

Es una serie de crónicas de gente que vive y crece.

Ya sea bajo la óptica personal o ajena, el autor escribe sobre cómo observa ese paso que representa la adición de uno a la edad.


No es política revelar nombres o datos relevantes. En realidad, podría tratarse de llevar la experiencia ajena a mis deseos y planes a futuro. Es difícil saberlo.


Lo que sí puedo afirmar, es que son homenajes a la vida y a mi gente.


Pueden ver los que se han escrito (pocos o muchos, no lo sé) desde 2006
aquí, o cuando vean la etiqueta respectiva al pie del post.

jueves, febrero 05, 2009

La vida a los 0

Ven la luz y estallan en llanto. Internamente tú también. Pero uno de alegría.

En una habitación de hospital, están tus familiares, amigos, y con el pasar de las horas se llenan de flores, dulces, ropa... Tanta que apenas la gente puede pasar.

En otro lugar, ellos son "exhibidos" detrás de un cristal y a la voluntad de una persona que abre y cierra la cortina a su antojo.

Ellos no tienen idea de lo que está pasando y no albergarán recuerdo alguno de esto. No sabe quiénes son los que pasan a verlos, los irán conociendo años después. No tienen una idea de porqué existe tanta fascinación por dos personas tan pequeñas y tan frágiles.

Mientras tanto, tú disfrutas el momento. Te despides de todos con puros y chocolates (nadie te preguntó si querías tener gemelos). La sonrisa ya es una constante. Llamadas telefónicas. Consejos de toda clase. Sabiduría popular gratuita.

Pero nadie te enseña a ser papá. Y no te importa, ya sabes que ese aprendizaje es el que más se disfruta.


Porque la vida, 29 años después, vuelve a empezar desde cero.

domingo, febrero 01, 2009

No todo es tan malo

Lo relevante no es el número que me mostró la báscula hoy, sino que hace apenas unos meses me enseñaba ese número más siete.

Además, el Liverpool le ganó al Chelsea por segunda vez en la temporada. Que liberador es alzar los brazos y gritar "¡GOL!"

The story of my life




Volvió la inspiración, rápidamente. (Pero con otro tema.)


Verán arriba la penúltima escena de "Big Fish", una de las películas que entraría sin duda en mi top 10 de filmes históricos. El personaje de Edward Bloom (quién aparece en su lecho de muerte) me parece fascinante: un hombre que vivía en un mundo de fantasía, completamente consciente de ello. ¿Un loco? Lo dudo.


No conozco otra persona (que no sea un emo) que hable tanto de cómo le gustaría que sea su funeral además de mi. Hace dos años, escribí dos posts sobre ese tema, uno donde mencioné justamente
el final de Big Fish y otro donde elegí "I'll see you in my dreams" como canción.

Y no, no me quiero morir en mucho mucho mucho tiempo.


Tómense su tiempo, dura más de 7 minutos el video.


Y tómense su tiempo para ver esta película. Y si ya la vieron, háganlo otra vez.


Y de pilón, la canción tema de la película: "Man of the hour" de Pearl Jam. También la quiero en mi funeral. También está en mi top 10 de todos los tiempos, pero musical.