sábado, enero 31, 2009

martes, enero 27, 2009

Hasta los maestros fallamos


Juan quiso experimentar conmigo. Probablemente pensó que mi extenso archivo fotográfico daría algo mejor.

Las instrucciones fueron estas (copy+paste):

1. Go to the 4th folder in your computer where you store your pictures.
2. Pick the 4th picture in that folder.
3. Explain the picture.
4. Tag 4 people to do the same!


(No voy a traducir.)

Pues bien, explicaré: mi archivo de fotos es tan ordenado que me doy miedo. A veces hay que abrir cinco subcarpetas para llegar a algo específico. Bueno, no tanto, pero esa es la idea. En este caso, me fui al cuarto fólder del cuarto fólder (dos niveles), que resultaron ser las fotos con mi celular actual. El bendito programa de Nokia las descarga automáticamente al conectar el teléfono a la computadora, así que hasta las imágenes que no salieron bien -y no borré en el acto- se guardan.

Y pues me salió lo que ven arriba en la cuarta foto del cuarto fólder del cuarto fólder. ¿Quiénes son? Tengo mis sospechas, pero no estoy seguro. No estaba borracho, ese día no bebí. Había muy poca luz, llevaba menos de una semana con el teléfono y le estaba probando si la lucecita funcionaba. Fue en la posada de la empresa, hace como mes y medio (no estoy presumiendo que fui). ¿Mi error? No borrarla.

Hasta los maestros fallamos.


Bueno, les toca a:

Silvia
Adriana
Luis (Justin, carajo, ya sube algo a tu blog!!!)
Brenda

Y esto ya no entra en el juego, pero para resarcir el daño visual, les presumo mis fotos de Guanajuato.

martes, enero 13, 2009

All we are saying...

is give peace a chance...

(Admito que me robé esta idea de Parachutes, pero quería ilustrar que John Lennon es el artista que con mayor facilidad me hace detenerme en lo que estoy haciendo y reflexionar.)

lunes, enero 05, 2009

El túnel del tiempo

Guanajuato bien podría ser considerado un túnel del tiempo: entras a sus cavidades desde el exterior y al final llegas a un lugar que te remite a una época de, por lo menos, dos siglos atrás.

Las historias de Guanajuato son tantas que a veces hasta se contradicen: que si murió o no murió el Pipila, que si en el callejón del beso en realidad solo habría que besar el torso de la mano de tu pareja, que si la esposa de Porfirio Díaz se puso roja de coraje de la envidia por la joyería de sus "colegas" guanajuatenses...

(Hay fotos, pero no las he revelado aún)

Pero lo que acabo de descubrir de Guanajuato, es que no solamente se viaja al pasado, ¡sino también al futuro! Pueden observarlo en el periódico que vi (y por supuesto compré) el sábado:

Claro, trae un error de hecho: el 3 de diciembre de 2009 será jueves, no sábado.