miércoles, diciembre 16, 2009

Un deseo navideño

El domingo por la tarde, con un sol de invierno de esos que queman, pero no calientan, paseaba por el centro de Coyoacán, por enésima vez este año.

Mientras me dirigía con Uty a una sucursal del Jarocho, un payaso se me atravesó. Sí, uno de esos sobremaquillados con zapatotes y nariz roja. "¿Te puedo quitar un par de minutos?" Yo no soy muy asiduo a interactuar con la gente en la calle, y con cierto esceptisísimo, le puse atención.

"Mira, esto lo escribió alguien que tú no conoces, es un deseo para este año nuevo. Es para ti, y a cambio, escríbele uno a alguien que tampoco conoces, y yo se lo daré."


La idea me pareció fabulosa. El mensaje que recibí del desconocido(a) anterior fue quizás un tanto trillado, pero la voluntad del acto fue suficiente para mi. Le pedí al payasito amarillo que me diera un par de minutos para pensar en algo, no quería enviar a alguien en el mundo un mensaje cualquiera.

Así que lo escribí, doble el papelito y se lo entregué en su guante. Me agradeció. Le agradecí. Y ambos sonreímos.

¿Quieren saber qué escribí?

11 comentarios:

Jésica Zermeño dijo...

¡¡¡Yo quiero saber!!!

¡¡¡Ya!!!

Jésica Zermeño dijo...

¡¡¡Yo quiero saber!!!

¡¡¡Ya!!!

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Si!!! Porque no tengo oportunidad de ir a Coyoacan y recibir tu mensaje!!

Mac dijo...

Silvia: tu mensaje ya va camino a Vancouver.

Mac dijo...

Lo que escribí fue:

"La fórmula para obtener lo que deseas es trabajar por ello. Feliz 2010."

Cynthia dijo...

Me conmovió mucho tu post; al igual que tú, creo que es una idea excelente y hasta me dan ganas de vestirme de payasita e ir por las calles de Ginebra invitando a la gente a escribir buenos deseos.

Qué cierto lo que escribiste en tu mensaje que ya estará en manso de alguien!

In phidelio dijo...

Recomendación pa canción de la semana
SILVERSUN PICKUPS
Growing old is getting old

In phidelio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Enano dijo...

María: Si yo pudiera enviarte un papelito con el payaso diría algo más o menos así: "Quisiera regalarte un millón de sonrisas en 2010, para que nunca se te olvide que me hace muy feliz tenerte. Te deseo todo lo que mereces: muchas risas y todo el amor del mundo".

Mac dijo...

Enano: mejor aún, tu mensaje llegó directo al destinatario, no a sus manos, pero sí a su corazón.

Nallely Ortigoza dijo...

Uy, qué bonito!!