jueves, diciembre 31, 2009

Música en el metro

NUEVA YORK.- El metro de Nueva York, al igual que el de México, encierra un mundo que se mueve paralelo al de la superficie.

Ríos de gente se desplazan en todo momento. Su lógica no es perceptible a la primera (a veces ni a la segunda, ni a la tercera, ni a la cuarta...), puedes comprar cosas desde el periódico hasta ropa, incluso comer en las estaciones y, lo más importante de todo, te evita congestionamientos vehiculares.

El precio sí es una enorme ventaja para el nuestro: un viaje cuesta dos pesos, por 2.25 dólares en NY, casi 15 veces más.

Pero hay un detalle que le da un toque de magia al de la Gran Manzana: sus músicos.

El miércoles, en la estación de West y 72 St. (sí, la del Dakota, la casa de John Lennon), un chico con una guitarra interpretó Here, There and Everywhere y me hizo volver al departamento con esa melodía en la cabeza.

Y hoy, después de otro día de interminables caminatas, en la 53 y la Quinta, un cuarteto nos deleitó con villancicos, no de esas porquerías que pasan en la tele y en el radio. Un pequeño concierto en vivo en lo que llega el vagón de la línea C, suficiente para regresar contento a casa.

Y cada que me meto a una estación, me pregunto, ¿qué me cantarán hoy? Porque un poco de música en el camino no le cae mal a nadie.

1 comentario:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

las diferencias en el precio del transporte público son impresionantes aquí también!!

Y sí, ya sé que clase de villancicos de calidad escuchaste, ajajaj bueno, me lo imagino!