jueves, octubre 22, 2009

Ya no te extraño

Recuerdo la última vez que nos vimos, este sábado se habrán cumplido 15 días.

Acudí a ti aquella vez porque necesitaba de tu energía. Te posaste tan dulce como siempre en mis labios, me diste la fuerza para continuar en mi flaqueza de aquel día. Yo sabía que tendría una jornada difícil, y por eso te necesité aún más.

Pero también sabía que era la última vez, por lo menos en un buen rato. Quizás por eso lo disfrutamos tanto, pues sentí que estábamos en la misma sintonía.

Estuviste conmigo durante muchos años. Nos veíamos casi diario. Fuiste testigo de mi crecimiento y a veces hasta de mis decisiones. No importaba la hora, siempre podías estar ahí, ya fuera poco o mucho. Me acompañabas en mis comidas. Nunca te quejaste si me aparecía hasta el tercer día.

No creo que sea un secreto que de repente nos empezamos a alejar. Incluso me ofreciste a tu hermana, más delgada (¡¿?!), aunque tú no sabías que hace tiempo la conocí y la rechacé. ¿Por qué? Simplemente porque no era tan dulce como tú.

No sé qué vaya a pasar. No sé si algún día nos volveremos a ver, pero te aseguro que eso no será pronto. Te sigo teniendo igual de cerca que siempre, pero ya aprendí a soportar la tentación.

La verdad es que ya no te extraño, Coca Cola.

4 comentarios:

Miranda Hooker dijo...

Dejar el refresco y las relaciones chatarra es siempre una buena decisión. ¡Bien!

Nallely Ortigoza dijo...

Jajaja, está súper bueno!! Silvia es...o era fan de la coca, según recuerdo, cómo lo tomará??

Pero está bien..aparte no soy muy fan de los refrescos!! es lo único que no me duele dejar en las dietas, jaja

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

¿De verdad? ¿Y cuando haga calor y verdaderamente necesites un trago?

Si has decidido dejarla TE APOYO 100%, yo amo la coca, pero cuando reconozco que estoy abusando me limito.

¡Supongo que tienes fuerza de voluntad! ¡Y te felicito porque muy poca gente de verdad la tiene!

In phidelio dijo...

Chale, a mí me ha costado, pero se puede.