sábado, octubre 17, 2009

¡Rock Band Beatles!

"Temo enfrentar un vacío existencial después de jugarlo", le dije ayer cerca de las 2 de la tarde a Miranda Hooker al salir de su casa, luego de una reconfortante plática y de conocer los misterios de su jardín.

Y es que para esa noche, me invitó a jugar Rock Band Beatles para celebrar su cumpleaños.

Pero no era una sesión cualquiera de Rock Band. La hizo ni más ni menos en las oficinas de EA México, con un muy petit-comité, Y patrocinados por Mario, el esposo de Miranda, el mero mero del changarro, nos dimos vuelo frente a una pantalla que la celebrada dimensionó como del tamaño de su sala (que por cierto, no es pequeña).

Mi negación por probar el juego por un mes y una semana desde que salió a la venta rindieron frutos, no me hubiera imaginado un mejor lugar para hacerlo. Canté no menos de 50 canciones, acabamos el juego en 6 horas recorriendo toda la historia de los Beatles, pasando por la Caverna, el Show de Ed Sullivan, Shea Stadium, el Budokan de Tokio, los estudios de Abbey Road y el techo de Apple Corps., hasta el encore secreto. Incluso me di el gusto de probar el bajo y la guitarra.

Aquí una imagen del "viaje" en Lucy in the Sky With Diamonds.

Chanfle, quien llegó un poco más tarde, y yo, en nuestra vida siquiera habíamos jugado Rock Band, y hagan de cuenta que él ya se sentía Jimmy Page con la lira y yo me sentía John Lennon en el micro. Mientras, Mario y Carlos nos daban una explicación detallada del juego, que verdaderamente está para morirse, checado hasta en los últimos detalles. Quizás, y sólo quizás, me habría gustado ver a Billy Preston en Get Back, pero creo que ya era mucho pedir.

Entre canciones, comentaba con Mario que Rock Band Beatles abrió mercado a mucha gente que nunca tuvieron o dejaron en algún punto de su vida los videojuegos. Sin importar la edad, el público ya no sólo compra el juego con todo e instrumentos, sino también hasta la consola.

Y eso es justo lo que tendré que hacer. Dejé las consolas desde el Súper Nintendo.

Ahora tendré que ahorrar, antes de que se presente el vacío existencial.

3 comentarios:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Me da mucho gusto que ya lo hayas jugado. Y efectivamente, tener todo el equipo, cuesta una fortuna!

Basurero Usurero dijo...

Que feeling, the beatles rules. Suerte.

Miranda Hooker dijo...

Fortuna, la de tener amigos entrañables, personas a para querer mucho, carcajadas de a montón, salud y un buen soundtrack en la vida.

Si, hay que ahorrar mucho. Pero con la certeza de que lo que es para tí, llegará. Ya viste que, de un modo inusual, tuviste tu Revolution.

Gracias por visitarme, por mi flan y por esas 50 canciones, cantadas desde el alma.

Un abrazo!