domingo, septiembre 27, 2009

La vida a los 28.5

Seis meses después, la sensación sigue siendo igual que en aquel momento.

Quizás ya sea tiempo de dejar de sembrar y empezar a cosechar... Y de tirar lo que se haya echado a perder.

8 comentarios:

maligna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miranda Hooker dijo...

El ritmo que verdaderamente importa es el interior.

Nallely Ortigoza dijo...

Qué mal!! ánimo que siempre vendrán cosas mejores :)

David el Terrible dijo...

Parece bíblica tu frase.

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Aún hay tiempo!!

Mac dijo...

Lala: who is Mizada?

Miranda: estoy de acuerdo, pero si me siento así, algo del ritmo interior también está fallando.

Nalle: quisiera, por un día, creer que eso es 100% verdad.

Terrible: parece, pero no soy experto en el tema.

Silvia: espero que aún lo haya...

Nallely Ortigoza dijo...

Cómo que quién es mizada!! ves?? aún te faltan muuuchas cosas por aprender/vivir/sufrir/conocer...

Suenas súper triste, tú sé positivo, verás que todo mejora!

Mac dijo...

Ya me cansé de aprender y sufrir.