sábado, septiembre 26, 2009

Abbey Road: El Final


De dos años para acá, los beatlemanos estamos sumidos en una vorágine de "los 40 años de...", que particulamente empezó con la celebración del Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967). Las "4 décadas" del cuarteto de Liverpool ven llegar a su final.

Abbey Road fue el último album que grabaron, y salió a la venta justamente el 26 de septiembre de 1969: hace 40 años. La portada, como lo dije, es una de las más icónicas en la historia de la música, y personalmente es el disco que más me gusta de los Beatles, una elección bastante complicada.

De cierta manera, Abbey Road representa una revancha para el grupo y la certeza intrínseca del adiós. Paul, George y Ringo coincidieron en ello en la Antología (1995): el último ápice de la armonía de los integrantes se rompió con la grabación de Let it be, que se terminó pese a pleitos y desacuerdos, especialmente por la manera en que el grupo debía ser manejado, con todo y que les valió un Óscar a la mejor banda sonora adaptada por la película que salió en 1970.

Para iniciar los trabajos de Abbey Road, Paul llamó al productor George Martin, el genio detrás del grupo, y le pidió grabar este disco "como en los viejos tiempos". Martin se limitó a preguntar si John estaba de acuerdo, y aceptó.

El resultado fue el mejor album de la historia.

Ringo señaló en la Antología que Abbey Road fue un álbum en cuya producción se respiró amor entre los cuatro. Incluso el video de Something, la opera prima de George en su etapa con el grupo, reunió a las parejas de los cuatro (John y Paul casados ese mismo año con Yoko y Linda). John alguna vez dijo que esta era su canción favorita de los Beatles.

Pongan atención a la letra.



Pero George no se quedó sólo con Something, su otra aportación, Here comes the sun, es otra melodía que traspasó las barreras del tiempo, y ha sido covereada por grupos como Bon Jovi, Travis y la cantante Sheryl Crow. Ringo se lució también con su mejor trabajo beatle, Octopus's Garden.

Pero bien dicen que hay quienes dejan lo mejor para el final. The End nos entrega un magnífico solo de batería de Ringo, y como última línea, una frase que es una máxima de vida para millones de personas desde hace 40 años.

And in the end, the love you take is equal to the love you make.

La revancha estaba consumada. El mal sabor de boca que les dejó Let it be quedó para la historia, pero la inercia que les provocaba trabajar por separado fue algo imposible de detener.

Seis días antes de la salida de Abbey Road, John le dijo a Paul, George, Ringo, y el manager Allen Klein, que dejaba el grupo. El anuncio no se hizo público.

1 comentario:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

Me encanta aprender todos estos datos!