domingo, julio 12, 2009

El jardín de las memorias


"¡Ahora te chingas!"

Mi memoria me jugó una mala pasada: le dije a Claudia -la festejada- que no se había tomado una foto conmigo, me hizo ver mi cámara y oh sorpresa, sí había foto. Borrosa, pero sí había. De castigo me obligó a tomarme un caballito de tequila (odio el tequila).

Mi memoria suele jugarme malas pasadas: el jardín donde me encontraba lo conozco desde los 11 años. Ahí jugábamos futbol de niños, en esa casa estudiábamos cálculo hasta las 5 de la mañana y vi al primero de mis amigos que tuvo su despedida de soltero. Ahí también fue donde, por primera vez, en las fiestas de adultos el centro de atención fueron los niños de cero a tres años.

Mi memoria me jugó otra mala pasada: empecé a acordarme de canciones que no estaba poniendo el DJ, y empecé a pensar que debo dejar de asociar música a cada situación de mi vida, por salud mental.

Mi memoria me jugó otra pasada -que creo que no fue mala-: ayer me acordé del mejor halago que me han dado en toda mi vida: "Mac, eres un buen güey". Ella estaba borracha, ya no fue hace tan poquito tiempo, tiene un rato que no la veo, pero lo sentí tan honesto que me llevaré esa estampa a la tumba. Por cierto, me enteré que hoy es su cumpleaños.

Y todo eso fue en el jardín de las memorias. Ayer. (Ayeres.)

3 comentarios:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

1. me gusta elrincondelmac.com

2. Es muy buen halago, yo también tengo uno que me llevaré a la tumba°!

Nallely Ortigoza dijo...

Por qué no te gusta el tequila??

Mac dijo...

No me gusta el tequila porque es exageradamente rasposo. Lo puedo tomar acompañado (me gustan me gustan las palomas), pero solo me cuesta mucho trabajo pasarlo.