sábado, mayo 02, 2009

Influenza: Día 9, lo esencial y no esencial

Como bien saben, el Presidente Calderón mandó a sus casas -a pasar tiempo con sus familias- a los trabajadores de actividades no esenciales para el país.

Luego de una breve reflexión al respecto y de cruzar ideas con Nalle, aquí les va un compendio de cuáles son y cuáles no son las actividades primordiales de México. Y no me refiero sólo a los rubros que enumeró Calderón, sino también a cómo se ven en la práctica.

ESENCIAL: medios de comunicación. Pongo este rubro primero no tanto por su importancia, sino porque es el que me atañe como trabajador. Los medios necesitamos seguir informando, aunque muchos ya estén sacando banderita blanca al respecto.

NO ESENCIAL: los libros. Que p*nch* coraje me da ver fotos de librerías vacías y Blockbusters llenos.

ESENCIAL: sector salud e higiene. Sobran las explicaciones cuando se trata de una emergencia sanitaria.

ESENCIAL: sector energético. Aunque el SME, LyFC y el sindicato de Pemex no actúen en concordancia.

NO ESENCIAL: restaurantes. Pues sí, para qué pagar por el servicio si uno se puede poner a cocinar en casa, muchas veces hasta más rico.

ESENCIAL: alimentación. La gente no necesita restaurantes para comer, pero sí de la producción de este sector, o volveremos a salir a cazar.

ESENCIAL: el futbol profesional. pese a todo, se siguen jugando partidos. Honestamente creo que sólo es vital para las televisoras.

NO ESENCIAL: el público en el futbol. Pssss... Que duro es aceptarlo.

¿NO ESENCIAL?: La educación: quiero, y sólo quiero pensar, que esto es una postergación de lo que realmente es importante por dos semanas. Pero, con el SNTE, CNTE, Elba Esther y demás entes apocalípticos perpetuándose, no me queda claro si la palabra "esencial" realmente aplica en la práctica para la educación en México.

NO ESENCIAL: los espectáculos. Por mi Santa Madre (que siempre va en altas, y no, no me refiero a la Virgen), ¡¡¡QUE NO CANCELEN LOS CONCIERTOS DE METALLICA!!!

NO ESENCIAL: la vida nocturna. Hace algunos años hubiera dado el beneficio de la duda, pero hoy ya estoy pensando en que bar voy a visitar en cuanto termine la prohibición. De los antros, esos por mi sí pueden quedarse cerrados hasta la llegada del verdadero Apocalipsis.

ESENCIAL: bancos. Mientras no exista una parálisis del 100 por ciento en las actividades del país, serán necesarios.

NO ESENCIAL: los burócratas. Estos días serán un buen experimento para saber si podemos vivir sin ellos.

NO ESENCIAL: los gimnasios. Por aquello de las conglomeraciones.

ESENCIAL: hacer ejercicio. Aunque sea en casa, no quiero volver a subir de peso, ya bajé ocho kilos.

NO ESENCIAL: ir a misa. ¡Ah jijo! Más de uno se va a rasgar las vestiduras. No, ya en serio, ya nos dijeron que Dios es comprensivo ante las emergencias sanitarias, y no lo digo de forma sarcástica.

ESENCIAL: las gasolineras.

¿NO ESENCIAL?: los talleres mecánicos. Mi coche empezó a dar problemas hoy y temo que mi mecánico no abra hasta el miércoles.

ESENCIAL: Calderón, Ebrard y Córdova, et al. ¿O a quiénes les echamos la culpa de todos nuestros males?

2 comentarios:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

la lista es LO MEJOR ajjajajaja

Nallely Ortigoza dijo...

Reí muchísimo!!
Pusiste cosas que jamás pensé!!

Ahora puedes hacer una lista de "Lo bueno que nos dejó la influenza"
Lo pensé ayer que prendí mi carro y traté de recordar ¿hace cuánto que no pongo gasolina?
mmm...mmm...es la primera vez desde que tengo al negro que el tanque me dura dos semanas!!
Lo que a su vez se traduce en más presupuesto para el regalo de mi mamá, jajaja.
Ves? ya tienes el punto 1 de la nueva lista!