lunes, marzo 02, 2009

Se busca oasis urbano


En un martes de octubre, fui citado para una cena en Polanco.

Mis tiempos y logística me indicaron que lo más conveniente era cruzar la ciudad y llegar temprano. Algo como hora y media antes. Así evitaba tráfico, estrés, gasolina extra y minutos valiosos en esta frenética urbe.

Aledaño al restaurante había una cafetería de una cadena comercial, pero no taaaan comercial. Ahí, en pleno Polanco, en una calle poco transitada (raro, lo sé), me senté en una mesita en la banqueta, me coloqué los audífonos con el iPod a un volumen considerable y un libro. Me absorbí en la lectura y en mis pensamientos, enmarcados por la novena sinfonía de Beethoven y un capuccino.

Desde entonces, no he encontrado un lugar así en esta ciudad, donde me pueda desentender del mundo y perderme en mi cabeza. Lamentablemente, este oasis en Polanco me queda muy lejos, mis rumbos son más por el sur.

Y es que no es tan fácil. Ya sé que están hasta el gorro de ver la foto de Marina (con la que ilustré este post, pues), pero ella, a pinchemil kilómetros de su país, pudo encontrar un lugar para sentarse por unos minutos a escribir poesía. Desentendida y desatendida por todos, salvo por un fotógrafo aficionado. Gente como ella y como yo necesitamos de vez en cuando perdernos. Claro, no se trata de viajar a Oaxaca cada que tenga un conflicto en mis neuronas, pero sí de ubicar un lugar cercano.

Ya es urgente. Necesito encontrar un oasis urbano. Un lugar donde el mundo exista, y a la vez no exista. Donde, por lo menos, mi mundo gire solo.


¿Sugerencias?

9 comentarios:

SEO dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

mmm no, no tengo muchas sugerencias.

"Café la selva" en el centro del Tlapan! Pero tiene como 6 años que no voy, así que ahora podría estar diferente!

Chanfle II dijo...

Los Viveros de Coyoacán te ofrecen enemil rincones conocidos, más los que puedas descubrir. El mío no es propiamente un rincón, sino la pista de arcilla como tal. Corriendo 56 minutos (cuatro vueltas a 14 minutos la vuelta). Cuánta paz.

IN PHIDELIO dijo...

Yo tengo como 3, pero si te los dijera, dejarían de ser míos.

Mac dijo...

Silvia: fui hace no mucho, creo que aún puede aplicar. Sería cosa de intentarlo.

Chanfle: ese es otro, necesito un lugar para correr, pero los Viveros no me quedan cerca (del trabajo sí, pero se necesita un lugar para bañarse y no llegar oliendo a ganado, jeje.)

Inphi: cuál aparte de tu coche, jaja.

in phidelio dijo...

Cómo sabes que mi coche es uno?

Anónimo dijo...

¿No podrás subirle a la letra? Me gustó leerte, me di un break en la oficina y otro blog me llevó al tuyo, pero, en este caso el tamaño si importa. Jejeje. ¿Saludos!

Joy* dijo...

aaah mac yo tmb busco uno así...

Quike dijo...

Un oasis urbano para mí, es el Castillo de Chapultepec, justo detrás del monumento a la Madre Patria en uno de los jardines del castillo... Ese lugar deja que mis pensamientos escapen y mi alma vuelva a levantarse.