viernes, marzo 13, 2009

La vida a los 47 (y a los 27)

Debe estar cabrón que a los 20 años, además de estar ya casada, pierdas a un hijo recién nacido y luego a tu mejor mejor amigo en un accidente de autos.

Pero debe ser más cabrón levantarse para vivir los siguientes 27 años como quieres, criar a tres hijos fantásticos y ser un modelo a seguir para quienes te conocen. Eso es para gente valiente.

Para mi heroína, mi madre, y mi hermano, José Pablo.

3 comentarios:

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

¡Siempre me gusta esta sección de "La vida a los..."!

IN PHIDELIO dijo...

Te reitero mi apoyo, pedazo de Red.

Sáenz dijo...

Es precioso lo que dices!