miércoles, febrero 27, 2008

'Que no acabe nunca'

´M¿Cómo puede un cantante permanecer vigente por más de 40 años...?

¿... ser nominado cada año para el Premio Nobel de Literatura...?

¿... sin tener ya una buena voz...?

¿... y seguir estremeciendo al público?

La respuesta sopla en el viento...

Bob Dylan no solamente es un cantante: es un poeta.

México podía "presumir" ser tal vez el único lugar en cuatro décadas donde Bob fue abucheado. Hay leyendas en torno a aquel concierto de marzo de 1991 en el Palacio de los Deportes, como esa de que se desapareció de su hotel antes del concierto -luego de pedir una botella de whiskey- y llegó en taxi 10 minutos antes de que empezara. Problemas técnicos, apagones, fallas en el sonido, una borrachera fabulosa y gente que valoraba más a un grupo de medio pelo como Los Lobos.

Una nueva generación lo recibió 17 años después en el Auditorio Nacional, un público ya más acostumbrado a los grandes conciertos... y sin fallas técnicas.

El sábado compré el Freewheellin' y el Modern Times, el album que lo catapultó a la fama y el último, de un soplido en el viento (Blowin' in the wind) a un trueno en la montaña (Thunder on the mountain), la carrera de Bob Dylan ha pasado por éxitos, un accidente de moto casi fatal, la voz transformada completamente, miles de conciertos y reconocimientos por su música y su poesía.

Siempre he pensado que quienes tenemos buenos gustos musicales, es porque le ponemos atención a las letras.

Blowin' in the wind, Like a Rolling Stone, Knockin' on heaven's door, Hurricane, Just like a woman, Maggie's farm. ¿Quieren más? Aquí está su lista completa de lírica.

Y a eso súmenle ese folk rock cuyo génesis salió de su guitarra y su armónica: si traes pila, te hace bailar; si andas en el tráfico, te pone de buenas; si estás en cama a punto de dormir, te arrulla y te manda directo a tu nubecita.


Lo único que pedimos es que, como finalizó Martín Corona -un fan-from-hell de Dylan que fue a los dos conciertos en el D.F.- nuestra plática previa a este suceso: "que no acabe nunca".

jueves, febrero 21, 2008

Eclipse (parcial) de luna



Así se vio el eclipse de luna desde uno de los puntos más altos de la ciudad. Me pareció coqueto poner la ciudad de fondo.



En esta otra se ven las dos estrellas más cercanas a la Luna. La de abajo es Saturno, y díganme loco, pero hasta se ven los anillos. Den click en la foto para verla ampliada.

Y justo cuando empezó la fase total y preparé la cámara... ¡tragedia! Se le acabó la pila... Ojo, es una cámara análoga, que se le acabe la pila es un evento tan poco frecuente como... ¿un eclipse de luna? Me siento frustrado.



De pilón les dejo una todavía más urbana. No sé por qué, pero me gustó.

lunes, febrero 18, 2008

El Rincón 3.1

Una de las mejoras de la tercera versión del Rincón no poético del Mac, es que su diseño puede transformarse a varios temas.

(A algunos les molestará este cambio, sin duda. Pero no me importa.)


Para consuelo de muchos fans que pudieran estar desilusionados con la nueva interfaz gráfica, les informo que hay distintos temas preparados, y que ninguno de ellos será permanente, aunque sí pueden aparecer varias veces:


Los otros temas en lista de espera son:

  • Real Madrid
  • 49's de San Francisco
  • Lakers de Los Ángeles
  • Liverpool
Además del ya conocido naranja con los ojazos del autor de este monstruito virtual.

Hoy no me quitan la alegría de la goleada del todopoderoso felino contra el decapitado jaguar.

sábado, febrero 09, 2008