martes, noviembre 11, 2008

Mi homenaje a Carlos Fuentes

Carlos Fuentes es mi escritor mexicano favorito.

En particular, Aura me marcó por dos motivos: 1) aquel absurdo escándalo de la maestrita con la hija de Carlos Abascal, que sirvió para que todo el país conociera la pequeña escuela en la que estaba mi hermana; 2) la narrativa en segunda persona, que descubrí con ese libro.

Cuando me sentía aprendiz de escritor, o mejor dicho, aspirante a serlo, mis mejores cuentos los escribí en segunda persona. Uno de ellos incluso fue publicado en Universitarios, de Reforma, en mis años muy mozos. Desde Aura, ese estilo de escritura se me ha hecho el más sólido: difícil de lograr y orgásmicamente envolvente para el lector.

Hoy Carlos Fuentes cumplió 80 años de vida. Casi 50 después de publicar su primera novela, La región más transparente -misma que estoy releyendo-. Recomiéndoles también Las buenas conciencias, no tan popular como los dos anteriores, pero que sin duda se disfruta. Y Los años con Laura Díaz, enorme.

Gracias Fuentes.

5 comentarios:

IN PHIDELIO dijo...

La maestrita, la maestrita.

Ay Luisito.

David el Terrible dijo...

Me uno a la admiración por Fuentes, con todo y maestrita, jejejee

Tania Montalvo dijo...

Mmm.... a mi no me gusta tanto Mac. Creo q en esta ocasión no estamos de acuerdo.
Pero q bueno q le hagan sus homenajillos, como sea lo merece.
Besos!

Anónimo dijo...

Que digas Carlos Fuentes es mi escritor mexicano favorito no es sorpresa. La verdad eso lo dicen casi todos aquellos que han leído poco o incorrectamente las opciones de la literatura mexicana. En otras palabras, se dejan ir por el mainstream o las comidillas donde todos creen opinar joyas literarias (por ejemplo el escándalo de Aura) y en el fondo nadie sabe ni un carajo de letras. Apenas creen saber lo que vomitan los periódicos. Señor periodista: mejor póngase a leer.



Rufo

Silvia Almanza "Vasconcelos" dijo...

El primer libro que leí de Carlos fuentes fue "Las buenas consciencias" y me gustó mucho; "Aura" lo leí, pero no me maravilló, y "Los años con Laura Diáz" siempre he querido leerlo porque el título me parece maravilloso!