lunes, junio 23, 2008

El túnel del tiempo



Los pasillos del Cedros, donde pasé los años de mi infancia y pubertad, se convirtieron literalmente en un túnel del tiempo.

Recién pasé por ahí el viernes por casualidad del destino, y en esos pasillos poco iluminados (igual que siempre), amplios para los adultos y gigantescos para los chamacos, pusieron una exposición de fotografías históricas de la escuela.

La imagen que ven arriba (disculpen la calidad, es foto de la foto, y tomada con mi celular) es de un equipo de beisbol del Cedros. Si no mal recuerdo, aquello fue un experimento que duro pocos años. Ahí particularmente aparecen amigos y compañeros de mi generación en... no sé, terminando la primaria, iniciando la secundaria, algo por ahí.

Años después, esos mismos personajes seguramente se me aparecerían con unos centímetros más de estatura, menos cabello, más panza, la voz más estabilizada, tal vez casados, tal vez con hijos.

Un par de minutos después de reponerme del shock, encontré a Juan Jiménez, mi profesor de primero de primaria. ¡De primero de primaria! Es decir, el hombre me dio clase hace 21 años. Cuántos niños habrán pasado por él y aún así me reconoció de inmediato. En tres minutos nos pusimos al corriente de nuestras vidas, como en un resumen de 150 caracteres para un reportaje de 10 mil.

"En la cena del 40 aniversario (que fue hace dos semanas y a la cual no asistí porque estaba de vacaciones) muchos de tus compañeros preguntaron si alguien sabía de ti... Y mira que al poco tiempo te vengo a encontrar", dijo.

La salida hacia el nuevo estacionamiento (todo lo que tenga menos de 12 años en esa escuela es nuevo para mi) está por el campo de futbol, aquel donde anoté mi primer gol. Habían muchos niños jugando ahí y me preguntaba si me veía igual que ellos. A lo mejor hace 20 años pasó otro ex alumno, me vio y dijo "qué cagado se ve ese chamaco que apenas puede levantar el balón".

Tres días después, uno de los especímenes que conocí en esa escuela (creo que se sobreentiende que es un amigo: si lo sigues viendo 20 años después, sin duda lo es) me dio la noticia de que va a ser padre. Es el primero de nosotros (de mis amigos, claro) que hace su pedido a la cigüeña, y como aquella vez que dio el "acepto" en su boda, evoqué aquellas imágenes mentales de segundo de primaria, cuando me odiaba porque no le ayudé con el Calcula y Dibuja (según él dice, yo no me acuerdo de que eso haya pasado) y cuando apenas podíamos levantar el balón.

Y no pude más que alegrarme.

Es el ciclo de la vida.

4 comentarios:

Joy* dijo...

a mi me encantaría encontrarme a mi maestra de 1o de primaria (que fue la misma de segundo) hay muchísimas cosas que le agradezco y muchísimo que aprendí de ella que hasta la fecha no he podido olvidar :).

Mi regreso a mi primaria/secundaria no fue tan bueno como el tuyo, debo decir que se ve igual pero en vieja y sucia y la gente que trabaja ahi es de lo peor...

Sobre los amigos, casi no conservo muchos de esa época, supongo que siempre fue medio inadaptada, pero a los que si conservo los he cuidad muchísimo todos estos años porque se me hace que es el tipo de gente que vale la pena tener como amigos!

en fin, saludos Mac
buen fin de semana

La Fabila peligrosette dijo...

¿cuál eres en la foto?
O.

Mac dijo...

Uy no, yo no salgo ahí, jamás me imaginaría jugando beisbol.

La Fabila peligrosette dijo...

Yo juraba que eras el niño megadesarrollado de la barba cerrada en la esquina superior izquierda.
Ese se parece a tu mono simpson jeje