miércoles, abril 09, 2008

Nunca caminan solos



Cuando el Arsenal anotó el 2-2 (que ponía fuera al Liverpool), un compañero del trabajo me llamó (por joder no más, eso sí, en buen plan) para hacerme ver mi suerte.

- Va a quedar 3-2 Liverpool.- respondí.
- Jaja, ¿en serio?
- He dicho, 3-2.
- Jaja, cámara...

Nótese que quedaban 7 minutos de partido. Esta plática se dio mientras Emmanuel Adebayor festejaba su gol con el corre-como-ratero Theo Walcott.

No se engañen, cuando uno hace una afirmación como la que hice, aún mostrando una seguridad del 110% de sus palabras, es un bravucón: no hay profetas en el futbol.

Para mi bien, el 3-2 sí cayó.

- ¿Alguna duda?.- le espeté luego de levantar la bocina y marcar los cuatro dígitos de su extensión.


Y mejor aún, terminó 4-2.

2 comentarios:

in phidelio dijo...

MI MARTES NO PUDO SER MEJOR. UNA PASTA CON POLLO EXQUISITA, VIENDO AL LIVERPOOL EN UN PARTIDO QUE HA QUEDADO PARA LA MEMORIA.

EN DOS SEMANAS, A REPETIR EL RITUAL.

YOU'LL NEVER (EVER) WALK ALONE........

José Antonio dijo...

Hubiera preferido al Arsenal, ahora prefiero a Liverpool sobre Chelsea, y a cualquiera sobre Manchester... pero finalmente me vale, no le voy a nadie