miércoles, diciembre 31, 2008

Top 20 2007-2008

Cada año, EL RINCÓN NO POÉTICO DEL MAC exhibe las 10 mejores imágenes captadas por la lente de su autor durante los 12 meses. El año pasado no lo hice por falta de material, y prometí a mi público hacer un Top 20 para 2008.

Así que tomé el poco material que tengo de 2007 y el mucho material de 2008. Hice un sondeo durante una semana para elegir al Top 5, dentro de las 20, que está exhibido aquí.

1

Esta joya se tomó en las cascadas pétreas de Hierve el Agua. El contraste del agua y las montañas llenas de vegetación con un árbol seco.

2

Momentos después de la foto 1, una chica italiana de nombre Marina, se sentó a la orilla y se puso a escribir poesía. Le habré disparado entre 10 y 15 veces y no se dio cuenta, hasta que camino a la camioneta que nos llevó de regreso a Oaxaca le confesé que me dio una de las mejores fotos que he tomado en años.

3

Después de una frustrante sesión en el interior de la Catedral de Oaxaca, por la escasísima luz, encontré un buen contraste con la puerta entre la oscuridad de adentro y el día soleado en el exterior. Las dos mujeres se "interpusieron" en el camino y le dieron vida a la imagen.

Pueden observar que mi viaje a Oaxaca, del 29 de agosto al 5 de septiembre, fue bastante productivo.

4


En Coyoacán, Sagra y yo llevábamos unos 15 minutos tratando de pescar palomas al lado del edificio delegacional. Frustrados por la poca acción, buscamos otra plaza con más vida, y en un pequeño puesto vimos paquetitos de comida para aves de -literalmente- 3 pesos. Regresamos y al aventar el alpiste, una parvada gigantesca empezó a volar. Nunca me había acabado tres rollos tan rápido en mi vida, y varios niños, como ella, disfrutaron el momento.

5

La única de deportes en el Top 5, y la única de 2007. El futbol americano es intensidad y contacto. Fue tomada en un partido del Tec Ciudad de México contra la UDLA.

El resto del Top 20 está aquí. El orden de las imágenes es cronológico.

Las 8 de 2008

A lo mejor el concepto es poco original... Bueno, a lo mejor no, sí lo es. Pero hago un pequeño compendio en ocho categorías de lo mejor de este año que está a unas horas de terminar.


MEJOR LIBRO
Ganador: Tokio Blues

Fue una de las decisiones más difíciles de esta lista. Este y Dios es Redondo son unas joyas imperdibles (el segundo incluso para los no aficionados al futbol). Tokio Blues, de Haruki Murakami, conmueve hasta a las piedras.
Nominado
-Dios es redondo


MEJOR CONCIERTO
Ganador: Rodrigo y Gabriela

Fui a GRANDES conciertos este año. Fue muy difícil poner a Dylan, Calamaro y Morricone sólo como nominados, pero si hacemos un cociente resultado/expectativa, el de estos dos chavos, idolatrados en Europa y desconocidos en su propio país, se lleva las palmas.
Nominados
- Bob Dylan
- Ennio Morricone
- Andrés Calamaro


MEJOR PELÍCULA
Ganadora: Across the Universe

Probablemente sea el único que dé como ganadora a ésta, pero está hecha para beatlemanos, y sólo un beatlemano patológico la entiende al 100%.
Nominadas
- Batman, the dark knight
- Quantum


MEJOR EVENTO DEPORTIVO
Ganador: Final de Wimbledon 2008

Esta fue, por mucho, la decisión más difícil. 2008 fue el mejor año que he visto en cuanto a eventos deportivos, desbancando al 2004. Este partido entre Rafael Nadal y Roger Federer fue el más grande que he visto en cualquier deporte, lo tuvo todo, fue un constante peloteo que me arrancó desde loas hasta mentadas de madre. Ya me quiero comprar el DVD.
Nominados
- La séptima medalla de Michael Phelps en Beijing (100 mts. Mariposa)
- Final Liga de Campeones de Europa (Manchester United vs. Chelsea)
- Final Eurocopa (España vs. Alemania)
- Final de Guillermo Pérez en Beijing 2008
- Súper Tazón XLII


HÉROE DEPORTIVO
Ganador: Michael Phelps

No hay duda. 8 medallas de oro en una sola edición de Juegos Olímpicos. Phelps no es sólo el mejor deportista del año, tal vez lo sea de la historia.
Nominados
- Usain Bolt
- Yelena Isinbayeva
- Rafael Nadal


MEJOR VIAJE
Ganador: Oaxaca, Puerto Escondido y Huatulco

Mi tour postolímpico por estas tierras fue el primer viaje sólo y 100% autofinanciado que he hecho. Una experiencia fabulosa por el lugar, la gente que conocí y el material fotográfico que saqué.
Nominado
- Real del Monte


MEJOR REGALO
Ganador: una postal de París

No, no me la mandaron de allá, ni fue algo costoso, ni voy a ventilar más detalles aquí… Dejémoslo en que prefiero fondo sobre forma.
Nominados
- Playera del Liverpool con el número 8
- Rompecabezas en esfera de todos los personajes de los Simpsons.


LA COINCIDENCIA CÓSMICA
La medalla de Paola Espinosa y Tatiana Ortiz

Esta es una categoría especial. El bronce para México en clavados sincronizados femenil de plataforma llegó justamente el día que cumplí 10 mil de haber nacido.

jueves, diciembre 18, 2008

sábado, diciembre 13, 2008

¿Y mi árbol?


Por más que lo pospusimos, hoy hicimos la decoración decembrina en casa. Todas esas joterías navideñas finalmente inundan mi morada.

Si bien en el post anterior ya aclaré que no soy un grinch, tampoco soy fan de los adornitos en general, cada que paso por una tienda departamental acelero el paso en el área de decoración navideña. (Y no digamos de los villancicos, la versión de Pandora de los peces en el río me pone de malas.) Pero si algo valoro de los de mi casa, es que, literalmente, nos han costado nuestro esfuerzo.

Han de saber, que mi madre pintaba piezas de cerámica y de madera. El vicio del primero le duró, según calculamos hoy, unos 12 años, tiempo en el cual incluso llegó a tener una tienda. Puras obras de arte. Siempre ella y yo nos burlábamos de las porquerías que se encuentran en Liverpool, Sears, Palacio, et al. Incluso yo también de repente le entraba al pincel, con fines más bien terapeúticos, y logré algunas cosas chidas, que incluso aún adornan mi recámara.

Una media docena de cajas de respetable tamaño guardan las cosas que año con año mi madre fue acumulando en épocas decembrinas. Al ver santacloses de todos tipos y tamaños, esferitas, muñecos de nieve, nacimientos (no exagero, tenemos no menos de 10), renos, y todo lo que su imaginación pueda vislumbrar, me preocupé.

Por supuesto, a ella le brillaban los ojos cuando redescubría sus obras del pasado. ¿Dónde diablos íbamos a meter todo eso? Tenemos para decorar, por lo menos, tres casas. En un arranque de sensatez, hicimos una selección de lo que se iba a montar aledaño a la sala, donde optamos por colocar el árbol, en la misma sala, en la cocina, y hasta en los baños (sí, también tenemos accesorios navideños para esos lugares). Mi recámara opté por mantenerla intacta, porque de por sí tengo que hacer una depuración masiva.

Me avoqué al adorno del árbol. Algunos de ustedes sabrán que pedí recomendaciones para esta tarea. La opción ganadora fue colgar fotos que he tomado durante el año, lo cual, afortunadamente fue altamente productivo respecto a 2007. Pero tampoco quería que el símbolo navideño por experiencia fuera un ejercicio de egolatría fotográfica. Así que quise darle un sentido un tanto estético al asunto.


Encontré unas esferas de madera azules y otras blancas, en forma de copos de nieve, además de unas notas musicales también en azul. Para no perder el estilo, en lugar de series de luces de colores, opté por blancas. No es que a mi me encante retacar con una docena de colores las cosas. Mi madre aprobó la idea, inicialmente...


Una vez que el árbol ya tenía las luces y la escarcha, empezaron los problemas. "Oye, ¿y por qué no le ponemos esta serie?", incitó mi progenitora, refiriéndose a unas luces "acá más pro" (como dirían los fresotas) de colores, que tintinean al azar. Así que mi árbol de luces blancas, fue invadida por azules, amarillos, rojos y verdes. "Ay, no puedes no poner esto...", decía mientras colocaba una "artesanía" que según ella es antiquísima... Y a mis adornos blancos y azules, se les metieron todos los colores del arcoíris. Al punto que quedó lo suficientemente cargado el árbol como para que si meto mis fotos, ya se vería ridículo.


Mi madre ganó, como siempre. Lo peor es que no tengo armas para reclamarle: efectivamente sus adornos son hermosos.

Y ella es la única persona de este mundo a la que no he aprendido a decirle que no.
Así que ahora ando buscando un árbol pequeño, como de escritorio, para poner mis fotos ahí.

lunes, diciembre 08, 2008

Confesión navideña


Dice la vox populi que el Mac es un "grinch". Semejante vocablo no está reconocido por la Real Academia de la Lengua Española. Así que, en el puro ánimo de quitarse esa etiqueta, el Mac se reconoce como una persona que reprueba a la sociedad consumista-hipócrita que se da en la madre entre sí todo el año y piensa que con un regalo todo se arregla.

Hecha esta aclaración, el Mac se confiesa como un obseso de los regalos decembrinos. Es de las pocas fechas en las que realmente podría (no siempre lo hago) deambular por tiendas observando qué regalar a sus -afortunados- seres queridos. Mi fama de "grinch" se remite a otras fechas como el 14 de febrero, el día de las madres y el jalogüín. Navidad sí lo disfruto.

Así que, ahora, hecha esta confesión, el Mac no objeta recibir regalos en estas fechas. Bueno, en realidad nunca lo objeta.


Les presento mi lista de deseos para diciembre de 2008. Ésta, como mesa de regalos de tienda departamental, pero no automatizada, se agradecerá si alguien quiere aportar algún obsequio, avisar al autor, para descartarlo de la lista.
  • Libros no... Normalmente los acepto con todo gusto, pero tengo una larga fila por leer y no quiero aumentar por ahora mi "deuda literaria".
  • Ropa, sólo bajo su propio riesgo, de menos investiguen mis tallas, porque no las voy a revelar.
  • Una corbata azul celeste
  • Un suéter naranja
  • El jersey del Liverpool: el de la temporada actual, ya tengo el de la pasada.
  • El jersey de la selección de rugby de Nueva Zelanda... NO ES BROMA, está bien chido!!!
  • Artículos de los Pumas, pregunten, lo que están pensando ahorita probablemente ya lo tengo.
  • Algo de los Beatles, igual que arriba, discos ni lo piensen, pero alguna chuchería chida puede funcionar.
  • Esta pluma fuente
  • Música en general, me gusta el rock clásico, odio el pop barato.
  • Cosas para armar tipo rompecabezas chidos (500 ó 1000 piezas), modelos a escala, etc.
  • Bicicleta: fija o no, no me importa, pero me urgeeeee!
  • Una cartera nueva: también me urge!!!
  • El nuevo disco de Paul McCartney!!! "Electric Arguments", que creo que todavía no sale a la venta en México.
  • Un boleto para Radiohead y/o Enrique Bunbury y/o algún otro concierto: se acepta, voy a tener que restringir mis placeres de los recitales en 2009 por cuestiones financieras.
  • DVD's de películas ¡¡¡BUENAS!!!: soy muy exigente en cuanto a películas, pueden consultarme.
  • El disco del Tri sinfónico: el que me lo regale, se ganará el derecho de zapear a mi hermano.
  • Un autógrafo de Michael Phelps: si pueden, claro... Total, ya saludé a Joe Montana (perdón, no pude contenerlo).
  • Cosas que me hagan reir, es de lo que más valoro.
  • Dinero en efectivo, BIENVENIDO. La verdad siempre he pensado que es el mejor regalo, ya que así escoges lo que quieras; aunque la gente piense que la búsqueda pierda chiste. Yo no me quejo.
  • Y cualquier cosa que no esté incluida en esta lista y que le guste al autor, bienvenida con más razón!

Life is...

... what happens to you while you're busy making other plans.




Ya me "resigné" a que cada 8 de diciembre voy a recordar a John Lennon, y resulta difícil encontrar un material nuevo para hacerlo.

Encontré este "video", que en realidad es únicamente la letra de Beautiful Boy, una de las más grandes joyas (y eso que le sobran) del Maestro Lennon, uno de mis guías espirituales.

Porque más que la música, es su letra lo que me atrae más. Porque sigue vigente 28 años después.

(Y pronto, querido público, les contestaré esa duda que desde hace meses los atormenta, como aquel tercer teorema de Fermat para el mundo matemático, como las figuras de naves extraterrestres en los campos de Inglaterra, como saber si Elvis realmente murió o sólo regresó a su planeta: ¿Por qué crees, Mac, que Yoko Ono, por extraño e ilógico que parezca, fue lo mejor que le pasó a los Beatles? Stay tuned!
)

martes, diciembre 02, 2008

Una buena idea


Es mañana miércoles, de 11:00 a 20:00 horas. 50 estilistas donarán su trabajo y su tiempo. 120 pesos por corte, que se van a la Asociación "Casa de la Sal" para apoyar a niños con VIH.

¿Dónde? En el restaurante "12:30" en Amberes 13, Zona Rosa.

sábado, noviembre 29, 2008

Coyoacán reloaded

Recordarán mis más antiguos lectores la escena de las burbujas de hace dos años.

Sagra y yo regresamos a Coyoacán sin mayores pretensiones que documentar fotográficamente la vida de este lugar. Bastó una bolsita de tres pesos con comida para aves para que todo empezara.


Rollo fotográfico: 50 pesos

Revelado y digitalización: 45 pesos

Bolsa de comida para aves: 3 pesos

Ver niños felices: no tiene precio.





Más fotos: aquí.

miércoles, noviembre 19, 2008

Paris Je t'aime

Je ne connais pas Paris... encore.

Y sí, efectivamente hablo de la película. Apenas la vi el lunes, bueno, en realidad ya era martes en la madrugada. La más francesa de mis mexicanas amigas me dijo después de verla que no le gustó, y eso me desanimó un poco para pagar un boleto, estacionamiento y palomitas. Pero para mi es una joya.


París debe tener algo. Mi hermana tuvo que irse hasta allá para que, en un paseo por el Sena, ella y su ahora novio finalmente se dieran cuenta de que llevaban meses haciéndose idiotas sin dar el paso. Dijo Carlos V (el Rey) que en francés se le habla a las damas, en alemán a la milicia y en español a Dios.


Paris Je t'aime
conjunta tantas vertientes del amor, que a cualquiera, por lo menos uno de los "cortos", le pega. El amor de rompe y rasga, el de una madre que perdió a su hijo, el de un esposo hacia su mujer enferma, el homosexual, el súbito (¿primera vista?), el de un padre que se quiere reconciliar con su hija, el propio, el de dos divorciados...

Aquí, la historia que uno desearía que le pasara al menos una vez en la vida:





Aquí, el "amor ciego"... y qué pena, no poder ver al forro de mujer que es Natalie Portman.





Aquí, el amor en soledad... con la peor pronunciación del francés que haya escuchado jamás, y no por eso menos conmovedora.





Aquí, el mejor amor de todos: donde no existen las palabras.




Y la canción tema: La même histoire.



martes, noviembre 11, 2008

Mi homenaje a Carlos Fuentes

Carlos Fuentes es mi escritor mexicano favorito.

En particular, Aura me marcó por dos motivos: 1) aquel absurdo escándalo de la maestrita con la hija de Carlos Abascal, que sirvió para que todo el país conociera la pequeña escuela en la que estaba mi hermana; 2) la narrativa en segunda persona, que descubrí con ese libro.

Cuando me sentía aprendiz de escritor, o mejor dicho, aspirante a serlo, mis mejores cuentos los escribí en segunda persona. Uno de ellos incluso fue publicado en Universitarios, de Reforma, en mis años muy mozos. Desde Aura, ese estilo de escritura se me ha hecho el más sólido: difícil de lograr y orgásmicamente envolvente para el lector.

Hoy Carlos Fuentes cumplió 80 años de vida. Casi 50 después de publicar su primera novela, La región más transparente -misma que estoy releyendo-. Recomiéndoles también Las buenas conciencias, no tan popular como los dos anteriores, pero que sin duda se disfruta. Y Los años con Laura Díaz, enorme.

Gracias Fuentes.

domingo, noviembre 09, 2008

Se cumple un ciclo

El Mac está muy introspectivo últimamente.

Hoy se cumplen 4 años de la primera publicación del Rincón no poético del Mac. Para los amantes del deporte, este espacio de tiempo nos representa el ciclo de vida habitual: cada cuatro años hay un Mundial y cada cuatro años hay unos Juegos Olímpicos, cada cuatro años son las grandes celebraciones.

Con este, son 403 posts. Muchos de ellos, no lo niego, merecerían ir a la basura. Otros tantos afortunadamente han quedado para el recuerdo. En últimas semanas me dio por husmear un poco en lo que he escrito antes. A estas alturas del partido es imposible releer todo, y en parte por eso hace tiempo empecé a dejar mi rastro en la sección de "Posts famosos".

Creo que ante este corte de caja, este ejercicio de relectura, reflexión e introspección, ha sido la mejor manera de honrar este espacio.

Simplemente porque me motiva a seguir escribiendo en mi rincón. Se cumple un ciclo, pero inicia otro.

La vida a los 52

Escena 1

Tendrá unos 3 ó 4 años, con el pleno de los Otero Mac Kinney sentados a la mesa a la hora de la comida, lo cual ya en esas épocas no era común, una vez que los tres hijos ya teníamos esa edad para votar y beber alcohol legalmente.

Desconozco exactamente porqué llegamos a este punto en la conversación, pero mis hermanos y yo nos nombramos el MacTrío -obviamente yo era el MacNífico-, y mi madre con toda justicia se hizo llamar la Big Mac.

Mi padre, un tanto frustrado al no poder formar parte del clan Mac, soltó una frase que, si el mundo fuera un poquito menos formal y más sarcástico, pondría en su epitafio:

"¿Ah sí? ¡Pues yo soy el Burger King!".

Y así nos mató el teatrito. Nunca dejaré de aplaudírsela.


Escena 2

Esta es más reciente, del 12 de octubre de 2008. Su servidor salía del Estadio Olímpico tras la repasada que le puso Cruz Azul a los Pumas. Nallely, de filiación celeste, se comportó como toda una dama y evitó hacer mofa de la desgracia ajena -yo solito me daba vuelo-.

Caminamos al estacionamiento de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, donde dejamos el coche. Ahí nos encontramos con mi hermano y su novia, y esperamos a mi padre.

A lo lejos, aparece el Burger King, y los dos Mac notamos algo peculiar en su vestimenta: una playera retro de los Pumas, de los años 60, que no le habíamos visto antes. Conforme se fue acercando notamos algo más: sus ojos brillaban, raro entre miles de seguidores auriazules de caras largas en ese momento.

Una vez que llegó, nos dijo "tuvieron que pasar 45 años, ¡pero finalmente la tengo!" Resulta que esa playera era deseada por el pequeño Ricardo desde su más tierna infancia, pero mi abuelo -quien gustaba del futbol, pero no era ni el 10 por ciento de apasionado que sus nietos- no le cumplió el capricho.

Ese día vi en pleno al pequeño niño que lleva mi padre adentro.

jueves, noviembre 06, 2008

El martes loco


Hace apenas tres días me quejé de los excesos en nuestras maneras de ver la muerte con ironía.

Hoy simplemente no sé qué escribir. Vaya, no algo que aporte yo. Por eso voy a hacer un pequeño compendio de lo que he visto en la blogósfera cercana.

Tusi escribió sobre su experiencia cercana con el avionazo. Si pudiera darle un premio por el mejor post relativo al tema, se lo daría sin dudarlo. Sea pues, un reconocimiento honorario de EL RINCÓN.

Chanfle II se excedió en el sarcasmo para describir lo que piensa. Si lo van a leer, por favor, tomen en cuenta que su post es una "ensalada de sarcasmo con aderezo de pendejo", aunque yo no le encontré mucho aderezo.

La Tía Alma tundió a El Universal por señalar el lugar donde cayó el avión de Mouriño con Paint y no con Photoshop (me declaro culpable de esa joya).

La Degetau ya le dedicó tres posts (1, 2, 3) al martes loco, y recogió el blog de fans de Mouriño, que gracias a ella acabo de descubrir.

La buscadora frenética escribió de Obama y lo (des)comparó con Fox. No habló del avionazo.

En las Sesiones de Cronopios también se tocó el asunto Fox y Obama, y se suavizó al mundo con el disco de Dido (no soy fan, pero a lo mejor funciona).

El ConFabilario hizo una selección musical de "Música para accidentes, fraudes peludos, narcos, frustraciones y un nuevo Presidente".

Un Blog Maligno que acabo de descubrir, describió con exactitud lo que vi en la redacción de mi periódico.

domingo, noviembre 02, 2008

No está chido

En México somos muy dados a celebrar la muerte, y no en un plan funesto, satánico o lúgubre. Al contrario, le ponemos una cara alegre, socarrona, irónica, sarcástica y hasta le sonreímos.

Cada 2 de noviembre el tradicionalmente mexicano Día de Muertos se da un tiro con el gringo y comercial Jalogüín (perdón, Halloween). A lo mejor porque así es mi familia, pero siempre me he inclinado por el primero, nada comparo con un pan de muertos o con una calaverita de chocolate.


Las ofrendas, aunque a últimos años por cuestiones de tiempo no he puesto, me parecen una cosa hermosa: levantar un altar para recordar a quienes recordamos todos los días, a los que se adelantaron en el camino. Mi hermano, mis dos abuelos, como cada 31 de mayo, 6 de noviembre y 7 de septiembre, también el 2 de noviembre.

Si a eso le suman que nunca le he encontrado el encanto a disfrazarme, el 31 de octubre no es más que una fecha más en el calendario. Tampoco mis padres nunca me llevaron a pedir dulces, que yo recuerde. Incluso los dos únicos años que viví en un lugar en contacto con la civilización, me parecía extraño recibir timbrazos en esa noche.

Pero respeto a quienes les emociona el Jalogüín (y todavía lo pongo en alta) y se quiebran la cabeza con dos meses de anticipación para disfrazarse de bruja, diablita sexy, Shrek y Fiona, mujer maravilla, Jaime Duende, Supermán (con el calzón rojo de fuera), vampiro(esa), hada, personajes de moda... Incluso hay quienes literalmente le ponen los cuernos a su coche y lo exhiben por las calles como si realmente fuera gracioso. No lo es, pero lo respeto.

Pero lo que pueden ver en la foto de abajo... No tengo nada en contra de ver a la muerte con una dosis de ironía, hasta con algo de gracia. Pero en un país donde las ejecuciones y asesinatos se miden por miles hasta convertirse en estadísticas, poner un "encajuelado" y presumirlo por las calles, no está chido.



*Nota al margen (que en realidad es al pie): EL RINCÓN NO POÉTICO DEL MAC llegó a 400 posts. Muchas gracias a mi fiel público. pero no doy calaverita.

domingo, octubre 26, 2008

martes, octubre 14, 2008

Amor y (déjenme en) paz

No acabo de entender cómo hay gente que piensa que Ringo Starr es el más "equis" de los Beatles.

El baterista del grupo más grande de la historia, va a estar muy ocupado a partir del 20 de octubre.








Este video apareció en su sitio web (ringostarr.com), pidiendo de manera "pacífica" que dejen de mandar cosas para que las firme. Cinco veces en 44 segundos dice "peace and love" mientras hace la seña universal.


Para aquellos fans de los Simpsons, recordarán que hay un episodio donde Ringo se dispone a contestar cada carta que le enviaron sus fans, incluso con 20 años de atraso. Entre ellos una pintura de Marge. Este capítulo salió en 1991.




Diecisiete años después, Ringo ya quiere descansar en (amor y) paz... De sus fans, claro.

miércoles, octubre 08, 2008

Cuando la cursilería se convierte en basura

Los seres humanos somos capaces de tener desde los más nobles hasta los más oscuros deseos; y de hacer desde las cursilerías más melosas hasta las crueldades más ojetes.

Su servidor, quiero pensar, está en un justo punto medio, especialmente en el aspecto de los actos. No hablaré de las cosas feas, sino de las "bonitas"... Si es que tienen algo de bonitas.


Han de saber que la cursilería más grande que he llegado a hacer es mandarle flores a una mujer. (Nooooo, ¿neto Mac?) Bueno bueno, ya ha sido a más de una, pero creo que aún puedo contarlas con los dedos de una mano. En la prepa me daba risa, y a veces hasta pena ajena, lo que mis amiguitos me contaban de los "regalos por cumplir mes" de sus novias.


Recuerdo particularmente uno, donde la mujer le escribió una carta en un cartón circular, del tamaño de una pizza familiar, y las escritura descendía en forma de caracol hacia el centro. Mi amigo ganó una pizza (bravo) y una kilométrica carta (porque la letra era retechiquita) cuyo mayor esmero, pienso yo, debió ser como solucionar el problema de la inexistencia de párrafos. Nunca he ejercitado mi escritura circular.

Otro, si mi memoria no me falla, fue en marzo de 2000, cuando un amigo nos pidió a otros tres echarle la mano, o mejor dicho, el aire, para llenar de globos el coche de su novia, con quien llevaría apenas tres meses y a quien yo conocía de unas dos o tres semanas atrás. No le vi mucho uso práctico salvo ejercitar mis pulmones, pero lo vi tan entusiasmado que no me pude negar. Mi entrañable amigo reportó al día siguiente que la fémina aprobó con creces el "detalle" (detalle es algo chico, ¡no inflar cien globos!): con eso me di por satisfecho.


En descargo de ellos, debo afirmar que el primero de mis amigos ya se casó con la escritora en círculos y el segundo ya hasta está esperando gemelos con la dueña del carro de los globos (¡eeeeeh!).

Mi ínfimo curriculum en cuestiones amorosas me tienen con poca experiencia en recibir presentes "creativos". Los dos mejores regalos que he recibido son dos libros que guardo como grandes tesoros (gracias Jime, Sagra), y generalmente los mejores presentes y detalles vienen de amigos(as).


Después de este largo preámbulo, les tengo que decir que hay una cosa, que ni en el enamoramiento más absurdo y gigantesco podría hacer, y que si me lo hicieran, acabaría de tajo con todo deseo afectuoso y sexual hacia la culpable. Algo que yo habría propuesto como la causal 22 de divorcio, pero bueno, ya hicieron el trámite más sencillo.


Reconozco al post-it como un elemento de gran apoyo en labores estudiantiles y profesionales, aunque yo nunca me he terminado de adaptar a su uso. Algún loco de 3-M tuvo esa brillante idea y probablemente un día de estos vaya a ser el CEO. Son de esas ideas que brillan por su falta de complejidad y su exceso de practicidad.


Pero a alguien, alguna vez, en algún momento de la historia, se le ocurrió que el post-it podría servir como muestra de amor incondicional. Y de repente, se pueden ver automóviles, como el expuesto en la imagen de arriba, con cientos (¿miles?) de papelitos con recaditos cursis. Primero fueron de los cuadraditos amarillos, luego cuadraditos multicolores. Y como 3-M se dio cuenta de que podían venderlos como pan caliente en formas menos formales, pues ya hay hasta de corazoncitos.


Llenar el coche de tu novio(a) de post-it's, desde mi perspectiva, es reducir a un producto tan útil al nivel de la basura, porque ahí terminará todo. Si quieres hacerle algo a tu novio(a) chido, que te cueste mucho trabajo, piensa en que eso tenga una relación directamente proporcional con su utilidad y/o duración. De menos las flores duran unos días.


Aún no conozco a ninguna pareja que se haya casado después de llenar el coche de post-it's.

viernes, septiembre 26, 2008

Cuando la lucha se volvió actuación

¡Respetaaaaaable público! Lucharáaaaaan a... ¿3 de 5 caídas?...

Estos chavos no son luchadores, pero hacen el intento por ponerse de rudos y técnicos. Se suben al ring, pero no se dan golpes, o bueno, al menos son bien actuados. Se trata de una propuesta teatral bastante peculiar, pero no por eso menos atractiva.




Es la Improlucha.

Bajo un formato similar al de una lucha libre, dos duplas se "enfrentan" en un duelo de improvisación teatral. Podrán notar en el video que todo se desarrolla arriba de un ring, hasta con un réferi pintoresco de esos como los que hay en el CMLL. Con ayuda del público, deben crear una historia en 5 segundos y desarrollarla. El público elige a los que mejor hagan su actuación.


Estuvimos por allá hace un par de semanas, Nalle apoyó incondicionalmente a los rudos y yo me inclinaba un poco más por los técnicos. Se nos ocurrió ir en mero 11 de septiembre y, para alimentar la ironía, la Inmolación Talibana se llevó la noche y el corazón de mi ahora rudarudarudarudísima acompañante, al vencer en la pelea estelar a la Dinastía Samurai. (En el video está la pelea de la semana anterior, ya que no han subido a la que fuimos).

Las "luchas" se hacen cada jueves por la noche, 20:30, en el Foro Shakespeare (Zamora 7, casi esquina con Veracruz, en la Condesa). El video que puse es de la transmisión que hacen cada sábado a las 17:30 en Canal 52. La entrada cuesta 150 pesos, pero bien vale la pena, el espectáculo es mejor en vivo.

Al menos en estas luchas sí reconocen que son actuadas.

jueves, septiembre 18, 2008

¿Qué pasa con el mundo?

El mundo está de malas.

Sí Mac, basta prender la tele y ver un noticiario, o abrir un periódico para saberlo: crisis financieras, terrorismo y otros demonios que ya son parte de la cotidianeidad.

Pero no, el asunto ya va más allá. Después de dar un rápido scan por los blogs que frecuento, predomina la tristeza, el desencanto y hasta la ira. Naturalmente, la mayoría de mis bloggers favoritos son amigos, y el asunto preocupa.

Por el contrario, yo me siento condenadamente bien. Me fui (como ya notaron) hace poco de vacaciones y disfruté el viaje tal vez más que ningún otro, ya superé el vacío existencial-laboral del final de los Juegos Olímpicos y he encontrado más sonrisas y más motivos para sonreír que antes.

No soy de esos que sonríen sólo por levantarme de la cama, pero sí reconozco el poder de la risa. En ciertos momentos del día es lo que me mantiene cuerdo y sin ganas de subirme a un campanario con una metralleta.

Bueno, sólo quería que supieran que alguien en el mundo la está pasando bien.

lunes, septiembre 15, 2008

¡Viva Mexicou cabrounes!


Llevo una semana de regreso a la realidad después de prácticamente un mes entre Juegos Olímpicos y mi viaje vacacional mágico y misterioso por el estado de Oaxaca.

La vuelta al mundo de los mortales ha sido por demás extraña y voraz, hoy todavía me siento desencanchado, la paranoia colectiva subió en relación directamente proporcional a la caída de hoy de las bolsas bursátiles e inversamente proporcional al puntaje de las Chivas en la Liga.

(Pueden notar que sigo mezclando temas.)

Oaxaca es un sitio visitado por chingomil extranjeros y uno que otro mexicano. En Puerto Escondido conviví con tanto europeo que hasta tenía problemas para hablar en español. Ahí yo era el forastero, en la Babilonia del hostal Mayflower el español era lo menos común, uno que otro turista hacía el intento con cierto éxito.

Precisamente ellos se sorprendían cada vez que respondía "Mexico City" tras la pregunta "Where are you from?". Evidentemente, cuando entre 25 huéspedes sólo hay dos nacionales, extraña que haya mexicanos realizando un viaje similar. Los elogios para México vinieron de suecos, alemanes, suizos, canadienses. Y a uno que es de acá, pues esto le enorgullece.

Lo cierto es que si algo me hizo valorar mi escape oaxaqueño, es el tiempo libre. En México, los días de vacaciones que contempla la ley son seis días, mientras en países como Alemania y Suecia, son seis semanas. ¿De qué le da tiempo a uno en seis días al año? De nada. Mientras, Henddrik y su novia, una pareja de suecos, llevan ocho meses dándole la vuelta al mundo.

Mi hermana lo describió atinadísimamente hace un par de días: "A los humanos nos encanta la naturaleza, los lugares abiertos, y sin embargo, nos empeñamos en encerrarnos en paredes (y techos) de concreto y selvas de asfalto todo el año".

Salí a Oaxaca con toda la intención de poner a trabajar a mi cámara fotográfica, que está de vacaciones casi todo el tiempo que yo laboro. A una hora de la capital del Estado, se encuentran las cascadas pétreas de Hierve el Agua, una verdadera joya natural y visual. Ahí llegué un sábado para despreocuparme si los Indios le pegaban a las Chivas o los Tigres al América y admirar el imponente paisaje.

Eso de tomar aire y escribir ya no se me da. Pero a Marina sí. Marina es una chica italiana, pasante de medicina, que llegó a Monterrey a hacer prácticas y aprovechó para dar un rol por el país. Inspirada, se sentó a la orilla... Y su inspiración contagió la mía: le disparé cuanto pude con la cámara.


Mi "fervor patrio" decrece cada septiembre. Desconozco porqué nos empeñamos en celebrar batallas perdidas (13 de septiembre), batallas ganadas de guerras perdidas (5 de mayo) y colocar como nuestra fiesta de independencia un día en el que en realidad se hizo un llamado de lealtad a la corona de España. El volumen de voz de Fox y ahora de Calderón cada 15 de septiembre ya no me hacen mella. Septiembre es una moda. Me disculpará mucha gente que quizás se sienta ofendida, pero en México nos fascina darle vuelo a la parte más triste de nuestra historia. Si a Iturbide no se le ocurre proclamarse emperador, quizás celebraríamos el 27 de septiembre como nuestro día patrio. Secundo la moción de Carlos Fuentes de colocar una estatua de Hernán Cortés en pleno Zócalo, a ver si así se nos quitan los traumas.

Oaxaca, para bien y para mal, es un espejo de México: la riqueza de la naturaleza, la magnificencia de sus monumentos, la pobreza de su pueblo y los estragos de los políticos. Me bastaron sólo siete días para comprender la fascinación que genera entre los extranjeros, algo así como lo experimentó Hemingway en Pamplona, sólo que yo no tuve que salir de mi país: basta ver a una italiana mirando al horizonte y a un alemán preguntando "how do I get over a mexican girl?" para entenderlo.

Porque cada vez que un extranjero me dice "que país tan chingoun tienesh" se me inflama el pecho y me dan ganas de gritar.

domingo, septiembre 07, 2008

De vuelta al changarro

Me contaron que en la marcha contra la inseguridad hubo un chingo de gente.

El poderoso felino le clavó tres estacazos al Zorro e hizo que rodara la cabeza de su técnico (nada personal, señor Brindisi).

Carlos Sánchez ya dejó el hospital.

Obama ahí sigue.

No sé nada -gracias a Dios- de Marce y sus secuaces todavía.

Nuestros medallistas han tenido más homenajes que Pedro Infante, y leí que Carlos Hermosillo prometió que Londres 2012 serán los mejores Juegos en la historia de México.

Sven ya sonríe más, y Leandro tiene pubitis, chale.

... Aún no tengo la Sports Illustrated de Michael Phelps...

Y lo más importante, regresé renovado.

Gracias a quienes cuidaron el changarro. Ya regresé.

jueves, agosto 28, 2008

Ahí les encargo...

Este blog toma una pausa momentánea hasta -al menos- el 6 de septiembre.

Ahí les encargo las veladoras del sábado, igual que en 2004 me voy a perder la marcha por razones de viaje, buuuu.

Ahí les encargo al poderoso felino que está que no cree en nadie.

Ahí les encargo a Carlos Sánchez.

Ahí les encargo a Obama.

Ahí les encargo a los retrógradas de Marce y Círigo, que me llamaron -a mi y a otros millones- "oscurantista".

Ahí les encargo a nuestros medallistas olímpicos.

Ahí les encargo a Sven, ya me cayó bien por lo que dice de Leandro, jajaja.

En fin, ahí les encargo el changarro. Yo me voy a perder ocho días a tierras oaxaqueñas.

Y si alguien me lee en el gabacho y tiene una copia del Sports Illustrated de esta semana, ahí se los encargo, pago con riñón si es necesario.

sábado, agosto 16, 2008

Phelps sí ganó


Sports Illustrated tiene la mejor foto del final de los 100 metros Mariposa. A la izquierda Michael Phelps, a la derecha el serbio Milorad Cavic.

Por poquitititito, por una yema de dedo. Pero ganó Michael Phelps, y con esto su séptima medalla de oro.

Para todos aquellos que lo dudaron.

martes, agosto 12, 2008

10 mil, y contando...


Llámenme ocioso, o incluso ególatra si quieren. Me vale. Pero hace dos posts lo anticipé: hoy martes 12 de agosto de 2008, el autor de este blog celebra sus 10 mil días de existencia, y Paola Espinosa y Tatiana Ortiz "me regalaron" una medalla olímpica para celebrar.
A ver, levante la mano el que haya llegado a los cinco dígitos de días en este mundo justo el día de una de las medallas olímpicas de México...
¿Ah verdad? No cualquiera. Para que se den una idea de esta coincidencia cósmica, en este periodo que comprende desde el 27 de marzo de 1981, México ha conseguido 21 preseas en Juegos Olímpicos, por lo que mis posibilidades se reducían a un 0.21 por ciento.
Gracias Paola, gracias Tatiana, sí es cierto que me hicieron trabajar como burro esta noche, pero con una sonrisota del tamaño de la de Tatiana, y eso, sin duda, se agradece.

miércoles, agosto 06, 2008

Antes de 'irme' a los Olímpicos...

Hoy el secuestro se llama Fernando Martí. (Pero no es su único nombre.) Mañana, ¿cuál(es) tomará?

Mientras tanto, la Secretaría de Relaciones Exteriores buscó a toda costa evitar la ejecución en Texas del mexicano José Medellín, que asesinó y violó a dos jóvenes hace 15 años... Todo por un resquicio legal.

No entiendo. ¿Cuál es el mensaje?

sábado, agosto 02, 2008

El miedo y los Olímpicos


De hace unos días para acá, presumí en mi nick del messenger el "miedo" que tengo de que empiecen los Juegos Olímpicos.

Han de saber que debido a este cuatrienal suceso, mi horario de trabajo se moverá a las madrugadas durante unas dos semanas y media. Ese "miedo", honestamente, era una mezcla de ironía con una pizca de sarcasmo, otra de ansiedad, una más de excitación (chingá, son unos Olímpicos) y otra de lo que considero un sano temor que te pone alerta para hacer bien las cosas. Para ilustrar este último punto, exhibo una plática que tuve con Pablete en la semana:

Pablete: No seas llorón.
Mac: Jaja, nel... ¿A ti no te da miedo a veces tu trabajo?
P: No...
M: Que mal, nada como una sana dosis de miedo de vez en cuando.

No me malinterpreten. No es que me guste tener miedo todo el tiempo por mi chamba, tampoco estoy tan mal de la cabeza; pero sí creo, como dije, que ese pequeño miedo te pone alerta y, bien aprovechado, puede ser un arma positiva. Ahora, ilustro una conversación de hace algún tiempo con mi jefe (el mero mero, pues, el que me mantuvo durante mis primeros -y casi todos so far- años de vida) mientras preparaba un curso que iba a impartir:

Jefe: (...) porque el miedo es una limitación.
Mac: No, es un obstáculo.
J: ¿Cuál es la diferencia?
M: La limitación no más no puedes vencerla, pero al obstáculo sí, y por muy alto (o cabrón) que parezca, si no lo puedes brincar, lo puedes rodear.

No sé si mi explicación de la diferencia fue lo más adecuada, pero el punto sí lo fue, al grado que creo que es la única vez que realmente le abrí el tercer ojo, por así decirlo, a mi señor padre.

Pues bien, mi pinche miedo por los Olímpicos se desbordó.

Por segunda noche consecutiva no pude aventarme mis horas de sueño sin escalas. Ayer fue una bestial congestión nasal, hagan de cuenta que 150 microbuses se plantaron en mi fosa derecha y casi me ahogan en algún punto nocturno. No exagero, me terminé un rollo de papel de baño para sonarme. Fue oficial desde ese momento: tengo gripa. Me dopé durante el día con pastillas, tes, agua, y más o menos la libré, pero sin deshacerme de ella.

Hoy, ahora sí, las pesadillas llegaron. No sé cómo describirlo, pero hagan de cuenta que estaba en la mentada supercarretera de la información (sí sí, en Internet, pero no conectado a, sino en la meritita Interne') y veía llegar información a lo idiota sobre los Juegos Olímpicos. Algo en mi me decía "ándale, súbela"; mi otro yo más sensato decía "no estés chingando, estás en tu cama, es sábado en la madrugada, tu horario alterno empieza la madrugada del próximo jueves". De repente, sin tener una clara visión de ellos, empecé a sentir presión de mis jefes (los que ahora me pagan pues) y ahí la cosa se puso perra. Y con la congestión nasal, ahora en la fosa izquierda, pum, desperté.

Le di vueltas a la cama durante unos minutos. Y durante ese tiempo, ya despierto, la maldita visión de la supercarretera seguía. "¡Huevos!", me dije, "ora' sí, esto está cabrón." Me puse mi iPod, bajé, puse la última lista de canciones favoritas que armé con reproducción aleatoria y, fiel a mi alma irónica, puse "Under pressure" de Queen. Hice una risa sardónica, me preparé un agua de jamaica (estoy tomando antibiótico, no me iba a poner a chupar) y me senté en la mecedora de mi sala.

Con los primeros acordes de "Mardy Bum" de los Arctic Monkeys, ahí sentí como la música fluyó hasta mi cerebro, como en esas animaciones de Dr. House donde se ven las bacterias recorriendo el cuerpo por las arterias, como un verdadero pasón musical. Hell yeah!

(En este momento inició "Date with a night" de los Yeah Yeah Yeahs... yo voy a tener 20 citas este mes, jajajajajaja... Me pone de buenas esta rola.)

Un poco temeroso de esas alucinaciones informáticas, decidí armar este post. Finalmente, mi blog inició con la misión -entre otras- de ser un medio de descargo. Espero que funcione de algo. Afortunadamente hoy entro a trabajar hasta la tarde, puedo dormir otro rato y recuperar el terreno perdido.

Pero bueno, como me gusta que este también sea un espacio interactivo, les pregunto: ¿estoy loco? ¿Qué tanto?

Lo cierto es que sí me emocionan los Juegos Olímpicos. Desde que firmé contrato en mi empresa preví que me tocaría trabajar de madrugada del 8 al 24 de agosto de 2008 y no me arrepiento ni tantito, al contrario. Sólo pido, por el amor de Dios, ¡no más pesadillas!

Por cierto, el 12 de agosto cumplo 10 mil días de haber nacido. (No es broma.) Ese día es la Final de clavados sincronizados en plataforma, Sports Illustrated pronosticó un bronce de Paola Espinosa y Tatiana Ortiz en esa prueba, ¡háganmela buena! O mejor, ¡que sea un oro!

Para Chanfle II (parafraseando el estilo del cierre de sus posts), por aquello de la esencia del trabajo.

lunes, julio 21, 2008

Sobre la consulta petrolera

En un ejercicio de vil autocensura, eliminé el contenido de este post, ya que este espacio tiene por política no hablar de política desde hace algún tiempo.

sábado, julio 19, 2008

La caja del tiempo


Ayer, el Presidente colocó una “caja de tiempo” en la Catedral. Es decir, metió un demonial de cosas que simbolizan al México de hoy en una urna de bronce.

Felipe Calderón fue metiendo uno a uno los objetos que, dijo, representan al país en el que vivimos en los primeros años del siglo XXI, para que sean conocidos por los mexicanos del futuro.

De las varias notas que sacó Reforma.com, dado que Nacional y Cultura sacaron tanto previas como notas del día (que onda con la coordinación, porque además traen el mismito ángulo), rescato el contenido de la “máquina del tiempo”.

El ponchipaquete contiene una Bandera del país, un ejemplar de la Constitución (que tiene ya 91 años, pero igual sigue vigente) y una colección de 32 monedas de los estados.

Además, “mensajes de líderes políticos, personajes del ámbito deportivo, literarios y científicos como Carlos Fuentes, Mario Molina, Julieta Fierro, Lorena Ochoa, Santiago Creel, Ruth Zavaleta y Guillermo Ortiz, entre otros.” Sin meternos en honduras por preferencias políticas, me pareció una buena selección. Aunque en mi campo, que son los deportes, me llama la atención que hayan elegido a Lorena Ochoa, no por sus éxitos que son incuestionables y que la hacen la mejor deportista hoy por hoy del país, sino porque practica un deporte tan ajeno a este pueblo como el idioma ruso.

Obras de Octavio Paz; “una biblioteca digital mexicana de artes plásticas y escénicas; ediciones de periódicos mexicanos; un genoma decodificado del maíz mexicano; una copia de la película ‘Los Olvidados’, de Luis Buñuel; el Primer Informe de Gobierno de Calderón y una foto satelital de la República”, señala Reforma. De las obras de Paz, creo que estaba cantado, sin duda se tienen que seguir leyendo en los próximos siglos. Pero la biblioteca digital… Es tirarle a ser el adivino combinado con el brujo mayor y con uno de Catemaco saber si los dispositivos de dentro de 200 años podrán leerlos o si de plano la tecnología digital estará tan obsoleta como los bulbos en las televisiones, a lo mejor van a ver un disquito y pensarán que era una monedota. Digo, puede pasar… Y de ‘Los Olvidados’, bravo, enorme. Ah, y no olvidemos las herramientas para clonar el maíz, que después de ver Wall-e y llorar por lo miserables que hemos sido con este planeta, tal vez sí sea muy necesario. Neta.

”También incluye un mensaje del Presidente Felipe Calderón, quien dijo que espera que en el futuro se cumplan los anhelos de los mexicanos en materia de educación, salud y empleo, además de que se abatan los índices de pobreza.” Calderón y Fox piensan/pensaban que para 2030 no habrán pobres en este país. Despertemos, eso no va a pasar, sin importar quién gobierne o cómo se gobierne, mientras haya mexicanos que se rijan por la ley del mínimo esfuerzo, no se acabarán los pobres. La democracia no es un antídoto contra la pobreza.

(No, no soy comunista, fuchi.)

Y todo eso cupo en una caja de 22 centímetros de ancho por 32 de largo y 25 de alto: el deseo no tanto de lo que es este país, sino de lo que queremos que sea.

¿Y ustedes, qué meterían en su caja del tiempo personal?

martes, julio 15, 2008

La fotografía


Mi pasión por la fotografía nació de un trauma infantil.

En un viaje a Orlando con la familia de un gran amigo, compré una cámara, totalmente equis, la cosa más rupestre que se puedan imaginar. Como buen niño que imita a sus mayores, pensé que dar click en el botón haría que por arte de magia las imágenes salieran como las veía. Cual fue mi sorpresa al ver que de unos cinco o seis rollos que tiré en el viaje, no saqué más de 10 fotos visibles (no buenas, sólo visibles).


Desde entonces, habrán pasado unos 10 años donde ver una cámara fotográfica me provocaba tics nerviosos, mareos, alucinaciones y un "mejor no" como colofón.


Fue entonces que a mi hermana se le ocurrió meterse a un taller de foto. Un tío le prestó una cámara buena, viejezona, pero las benditas reflex son más longevas que un portero inglés. Creo que la primera vez la acompañé a ver su curso, y para la segunda sesión ya estaba inscrito. No podía ser una ciencia oculta, no podía ser alquimia, pero sí química: ingresé a este extraño mundo sin darme cuenta.


Un día tomé fotos en la escuela. Un sábado. A cualquier cosa, total, habían paisajes que ayudaban. Pero creo que cuando finalmente quedé enamorado fue al revelar mi primer rollo. El olor a químicos, la rutina precisa para el revelado, el trabajo a ciegas y que al final tuviera en mis manos una tira enorme de negativos alejó mis demonios y mis tics.


Nunca he cobrado por fotografiar, así que no puedo llamarme profesional. Es mero amor al arte. Mi archivo principalmente es deportivo, aunque lo he aderezado con cosas varias: paisajes, retratos, historias urbanas y hasta desnudos. Ya sea con mi consentida, la Canon Rebel EOS, con la Cybershot o hasta con mi celular.


Me he negado a dejar mi reflex análoga: sí, es menos práctica que una digital, pero es más barata y sigo enamorado de tener en mis manos los negativos de mi obra (aunque sean a color). Valoro más la película que la impresión.


Me encanta la fotografía por el reto que representa: contar una historia en una imagen estática, meterle el color a una imagen, aunque sea monocromática, y provocar una respuesta del espectador, que puede ir desde un gesto hasta una mentada de madre.


Todo lo que implica un click... Y todo por quitarme un trauma de la infancia.

domingo, julio 06, 2008

Atención personalizada

Quienes de ustedes hayan ido alguna vez a una de esas cafeterías de la sirenita para comprar una bebida (cara, por cierto), se habrán dado cuenta que una vez hecha la orden en la caja, les preguntan su nombre.

Eso evidentemente es una estrategia de atención personalizada que le da al cliente un plus, para que no sólo vaya a tomar un café, sino también incluso sentirse entre "cuates". Algunas veces hasta me he llegado a preguntar si las cajeras no le coquetean a los clientes, o los cajeros a las féminas compradoras.

No tengo nada en contra de ello, en lo absoluto. Cada vez que hago mi orden viene el diálogo obligatorio:

- ¿Cómo te llamas?- inquiere el vendedor.
- Ricardo.- responde el comprador.

Un par de minutos después, recibo un vaso con mi café y mi nombre rotulado en él con un plumín negro. Nunca falla... Hasta ayer.

Entiendo que hay ciertos trabajos tan mecánicos que pueden llevar a la monotonía, y que eso orilla a uno a hacer cosas para soltar una risa. Es normal, el ser humano necesita reir, incluso en el trabajo.

Pues bien, ayer pasé por mi café en una de las tantas sucursales de Sta... perdón, de la cafetería de la sirena, en la Del Valle. Inmediatamente enfilé a mi sagrado sitio de trabajo, a unas cuadras. Fue hasta ahí, al bajar del automóvil, cuando noté que fui "víctima" de esas tácticas laborales para que un empleado mantenga la cordura.

Hay tantos Ricardos famosos en la historia... Como Ricardo Corazón de León, Richard Nixon, Richard Burton, Richard Gere... Vaya, hasta Ricardo Tapia...


Pero los cuatitos del establecimiento en cuestión optaron por compararme con Ricky Martin.

Chale, no hay respeto. Para la próxima me voy a presentar como El Santo (el de la serie de TV y la película).

jueves, julio 03, 2008

Nace 'El Pasajero'


El lema "Ciudad en movimiento" del gobierno de Marcelo Ebrard se vuelve un eufemismo cuando un tramo de 12 kilómetros es recorrido en dos horas en automóvil. Hay tantas obras que trasladarse de un punto en esta ciudad requiere esquivarlas para evitar embotellamientos... Pero a veces es imposible.

La obra del puente en Churubusco, en su cruce con Cuauhtémoc, literalmente colapsó a la Colonia del Valle. Como todo se planea con las patas, a alguien no se le ocurrió que no hay vías alternas suficientes para desviar el tráfico.

Y para rematar, anunciaron que este mes van a repavimentar Universidad.

Dado que cinco de siete días a la semana obligatoriamente me tengo que trasladar a este punto de la ciudad, hube de tomar ciertas medidas.

La primera es que los días que entro en la mañana a trabajar, salir de mi casa media hora antes de lo planeado, para llegar una hora antes de mi hora de entrada. Para los que no viven aquí sonará paradójico, pero esa media hora me evita llegar una hora tarde.

Para los días que entro por las tardes, opté por agarrar un microbús. A esas horas, si bien es cierto que el tráfico es menor, los camiones transitan vacíos o con poca gente, lo cual da la posibilidad de tomar un asiento (a veces cómodo, a veces no, pero asiento al fin y al cabo), abrir un libro y perderme en mi iPod durante el trayecto, que dura cerca de una hora.

Los pobladores de esta megalópolis se quejan constantemente de la calidad del transporte público. Y no es que no tengan la razón en sus argumentos: es lento y sus choferes son unos homicidas imprudenciales en potencia.

En su defensa, he de decir que es barato, con lo que ahorro algunos centavos en gasolina; y que a ciertas horas, como la que describí hace un par de párrafos, resulta conveniente.

(Además, usar el transporte público genera menos emisiones de contaminantes a la atmósfera.)

Eso me inspiró a iniciar en este espacio cómico-mágico-musical una serie de relatos, titulada "El Pasajero".

¿Qué van a encontrar ahí? No lo sé, puede ser desde un suceso chistoso, una escena urbana, una crítica literaria, musical... Es decir, convertir los rutinarios traslados en una experiencia antropológica.

lunes, junio 30, 2008

Ya les gustó el rojo


En el ocio de un semáforo me vino a la cabeza el color rojo. Y no precisamente por la luz que nos indica el "alto", sino como reminiscencia (¿resaca?) de la Euro.

A Europa ya le gustó el rojo. Fue el color que escogieron en Moscú para promocionar la Final de la Champions y el que usa el Manchester United, campeón a la postre. Fue el que eligieron Austria y Suiza para su Eurocopa y... bueno, ya me entendieron.

(Y a mi me gusta el rojo del Liverpool, donde juega Fernando Torres.)

De todos mis deseos (no pronósticos) para la Euro, dos no se cumplieron al pie de la letra: Croacia no sólo no se llevó tres goleadas, sino que ganó sus tres partidos de la primera ronda; e Italia no murió en el grupo de la muerte, aunque España se encargó de mandarlos de regreso en penales.


El resto los cumplió la Furia: desplegó un futbol brillante, lució y fue campeón. La ya poca porción de sangre española que corre por mis venas, que le corresponde a mi bisabuelo, explotó al momento del gol de Fernando Torres.

España, al igual que México, es un país hermano de las tragedias futboleras. A veces les ganan claramente, a veces llegan los malditos penales, a veces es un golpe de mala suerte o ya de plano un árbitro villano (recuerden el Corea-España de 2002). No es casualidad que México simpatizara en general -mas no por unanimidad- con la Furia, tres siglos de coexistencia y mestizaje no pasaron en vano.

Y al ver las imágenes de los festejos en Madrid, la pregunta que rondó hoy es "¿cuándo se verá eso en México?".
Aún no sé si sigamos vivos cuando eso pase. Por lo pronto, España ya saldó su deuda histórica, mientras nosotros nos conformamos con el "quinto partido".

lunes, junio 23, 2008

El túnel del tiempo



Los pasillos del Cedros, donde pasé los años de mi infancia y pubertad, se convirtieron literalmente en un túnel del tiempo.

Recién pasé por ahí el viernes por casualidad del destino, y en esos pasillos poco iluminados (igual que siempre), amplios para los adultos y gigantescos para los chamacos, pusieron una exposición de fotografías históricas de la escuela.

La imagen que ven arriba (disculpen la calidad, es foto de la foto, y tomada con mi celular) es de un equipo de beisbol del Cedros. Si no mal recuerdo, aquello fue un experimento que duro pocos años. Ahí particularmente aparecen amigos y compañeros de mi generación en... no sé, terminando la primaria, iniciando la secundaria, algo por ahí.

Años después, esos mismos personajes seguramente se me aparecerían con unos centímetros más de estatura, menos cabello, más panza, la voz más estabilizada, tal vez casados, tal vez con hijos.

Un par de minutos después de reponerme del shock, encontré a Juan Jiménez, mi profesor de primero de primaria. ¡De primero de primaria! Es decir, el hombre me dio clase hace 21 años. Cuántos niños habrán pasado por él y aún así me reconoció de inmediato. En tres minutos nos pusimos al corriente de nuestras vidas, como en un resumen de 150 caracteres para un reportaje de 10 mil.

"En la cena del 40 aniversario (que fue hace dos semanas y a la cual no asistí porque estaba de vacaciones) muchos de tus compañeros preguntaron si alguien sabía de ti... Y mira que al poco tiempo te vengo a encontrar", dijo.

La salida hacia el nuevo estacionamiento (todo lo que tenga menos de 12 años en esa escuela es nuevo para mi) está por el campo de futbol, aquel donde anoté mi primer gol. Habían muchos niños jugando ahí y me preguntaba si me veía igual que ellos. A lo mejor hace 20 años pasó otro ex alumno, me vio y dijo "qué cagado se ve ese chamaco que apenas puede levantar el balón".

Tres días después, uno de los especímenes que conocí en esa escuela (creo que se sobreentiende que es un amigo: si lo sigues viendo 20 años después, sin duda lo es) me dio la noticia de que va a ser padre. Es el primero de nosotros (de mis amigos, claro) que hace su pedido a la cigüeña, y como aquella vez que dio el "acepto" en su boda, evoqué aquellas imágenes mentales de segundo de primaria, cuando me odiaba porque no le ayudé con el Calcula y Dibuja (según él dice, yo no me acuerdo de que eso haya pasado) y cuando apenas podíamos levantar el balón.

Y no pude más que alegrarme.

Es el ciclo de la vida.

sábado, junio 21, 2008

Un post desesperado

Estoy preocupado. Mucho.

Haciendo un rápido sondeo en los últimos posts de este espacio, hay mucho deporte. No es que no me gusten los deportes, ustedes saben que son mi vida, literalmente, pero cuando hablas demasiado del objeto de tu trabajo (aunque no del trabajo en sí), es por algo, y ese algo no está chido.

Además, entre el primer y último post mostrados en portada, que son los siete más recientes, hay dos meses de diferencia. Antes escribía más aquí.

Y no es que mi trabajo sea ya toda mi vida. He repasado los eventos de mis últimas semanas y hay cosas que podrían ser posteables. La cuestión -y creo que es la parte más grave de este problema- es que siento que he perdido la la chispa, el color, el chanfle (sin alusiones a otros bloggeros) el sliding, el top-spin (damn it, deportes otra vez) de mi redacción.

Alguien me dijo que los periodistas tienden a volver su estilo de escribir muy cuadrado. No quiero que eso me pase.

Se abre un debate en la sección de comentarios para los interesados, muchos o pocos.

miércoles, junio 18, 2008

Mejor una barrida


Imagina que alguien te empujó y caíste sobre pavimento mojado, que la grúa se llevó tu coche, que tuviste un mal día en el trabajo y que se hizo una paloma encima de ti...

Más o menos así me siento.

Malditos deportes, me cae que si no tuviera el trabajo que tengo me sentiría frustrado, ¿tanto sufrimiento, tanto gozo y una bipolaridad del demonio para nada?.

Ver el último partido de las Finales de la NBA, como aficionado de los Lakers, fue un ejercicio de masoquismo puro, de frustración constante y de buscar la manera de contener las tripas en su lugar para no aventar el control remoto a la televisión.

No se le puede ganar a un equipo que juega así. Los Celtics no jugaron como el equipo que tuvo marca de 66-16 en la temporada, sino como uno de 82-0. Hoy no fue Paul Pierce solo, fueron Ray Allen, Bevin Garnett, Rajon Rondo... fueron todos. Una canasta tras otra, tras otra, tras otra, tras otra... Coladas, tiros de tres, clavadas, jugadas de equipo, sólo el reloj los pudo detener.

La cuenta terminó en 131, pero creo que los cachitos de mi corazón que quedaron regados en la alfombra fueron más.

La serie quedó 4-2, pero una barrida habría sido menos indigna que la humillación que le cargaron a los Lakers.

jueves, junio 05, 2008

Venga la Euro

Dicen que la Euro es un Mundial sin Brasil y Argentina.

Cada año bisiesto, los aficionados al deporte nos frotamos las manos: la Eurocopa viene como un preámbulo fabuloso a los Juegos Olímpicos, aunque se trate de competencias totalmente distintas.

El primer gran gol que recuerdo haber visto, fue una volea prodigiosa de Marco van Basten en la Final de la Euro 88, que dejó viendo estrellitas al portero Rinat Dasaev, tal vez el primer arquero que se llevó mi admiración. Odiaba al Milán, donde jugaba Van Basten con Ruud Gullit y Frank Rijkaard, pero me quito el sombrero y me levanto a aplaudir cada que veo ese gol.

La Euro es impredecible: puede ganarla un Goliat como Alemania o un David como Grecia. Es el origen de genialidades como el penal de Panenka y de burradas gigantescas como la Arconada.

Hay quien dice que la Euro es mejor que el Mundial. No sé, no la compro por completo. Al menos de este lado del charco, la ilusión que genera ver a los verdes en una Copa del Mundo es incomparable. Pero ver esa sinfonía de orquestas francesas, españolas, alemanas, portuguesas, checas, holandesas e italianas (aunque no me guste) es una experiencia simplemente deliciosa.

Estos son mis deseos para la Euro:

- Voy ESPAÑA. La gente está furiosa con Aragonés por no llamar a Raúl, y no es que esté a favor de su decisión, pero a un ataque con Fernando Torres, Dani Güiza, Cesc Fabregas y David Villa, poco se le puede refutar.

- Que Italia muera en el grupo de la muerte. ¡Venga Francia y Holanda, acaben con el catenaccio!

- Que alguien practique ese futbol que dio la República Checa en Portugal 2004, y si son los propios checos, mejor.

- Un campeón que luzca. No quiero espejitos griegos. Si hay una cenicienta, que tenga zapatillas de cristal y no de Suburbia. Tal vez hiera suceptibilidades, pero Grecia en Portugal 2004 fue la nueva versión del catenaccio italiano, un futbol dedicado a destruir y a aferrarse a un golecito. Yo safo.

- Tres goleadas a Croacia en la primera fase: en venganza por sacar a Inglaterra. Alemania, Austria y Polonia tienen la última palabra.

Mientras tanto, ahi les encargo el changarro en estos primeros dos días de la Euro. Me voy de viaje este fin de semana (¡¡¡POR FIN!!!) y espero no enterarme de nada del mundo deportivo. Me comeré un paste en honor a ustedes, mis lectores.

Les había puesto de regalo el golazo de Van Basten en la Euro de 1988, pero la UEFA ya quitó de YouTube los dos videos que puse aquí, y la verdad, no voy a andar buscando más.

miércoles, mayo 28, 2008

Ennio Morricone

En medio de la ovación por Gabriel's Oboe (La Misión), surgió un grito femenino que se escuchó por todo el Auditorio: "¡Paradiso!"... El folclor mexicano apareció. Y no por el exabrupto, sino porque el Maestro así lo tenía preparado, siguió el tema de Cinema Paradiso.

Cerré los ojos y me encontraba en una pequeña sala de cine italiana. Y vi a Toto, ya adulto, con traje y gabardina, contemplando aquellas escenas que en su niñez fueron censuradas. Alfredo las juntó y resultó un compendió de los mejores besos jamás filmados.


De repente, los volví a abrir y estaba de regreso en el Auditorio Nacional. La mujer a la derecha de Tusi lloraba profusamente. Tusi misma confesó después que ella también lloró, de igual manera que Inphi y la Inmortal en otro sitio del graderío. A mi, me alcanzó para que mis ojos quedaran humedecidos, y quienes me conocen saben que eso ya es decir.


Dos horas y media donde uno era trasladado de un sitio a otro y de la alegría a la melancolía, una y otra vez.


Ayer me quedó claro el papel que juega la música en el cine.