viernes, diciembre 28, 2007

Las 10 del... ¿2007?

Para Etzel, y los vicios imborrables.



Al final del año pasado puse las 10 mejores fotos que saqué en 2006.

Un ejercicio de ego y habilidad con la cámara, sin duda.


Este año se las debo. No es que no haya sacado ninguna foto, pero definitivamente no tengo material de tanta calidad (por la escasez, principalmente) para hacer un top 10 chingón chingón. Mientras tanto, arriba pueden ver la que fue la mejor de 2006.
Faltará mucho, pero una de las METAS (olvídense de los propósitos, Reforma tiene razón) para 2008 es hacer un top 20 en su último día para compensar lo que debo de 2007.

De entrada, debo muchos estudios fotográficos a mis fans (hay fila, si se quieren anotar, mándenme un e-mail). Soy requetebueno en fotos de retrato... (Ver foto de la derecha.) O eso me han dicho. Hey, y también soy bueno tomando balones. (También me han dicho eso.)

(He hecho desnudos también, pero esos no los muestro acá.)


Y bueno, la fotografía deportiva (como el 90% de mi material) ahí dos dos se me da. He sacado cosas buenas, sin duda.


Además de los multiples estudios que tengo pendientes, en 2008 comenzaré un tour por distintas poblaciones del país para captar aspectos de la vida ahí. Seguramente sacaré cosas interesantes. Se acepta compañía para los viajes, único requisito: tener un miércoles y jueves libre, serán mis días de descanso del trabajo.


Demás sugerencias, son bienvenidas.


Long life to my reflex!

¡Un error en la matriz!


No soy tan fan de Matrix, y sin embargo, no me desagrada en lo absoluto. La verdad es que no he visto más de una vez la trilogía y si intentas entablar una conversación conmigo sobre ese tema, difícilmente pasaré de "ah sí, Neo es Keanu Reeves".

Lo único que se me quedó bien grabadote es eso de que un deja vu es un error en la Matriz. Reconozco que es una de mis bromas favoritas y me río como menso cada vez que alguien hace alusión a un deja vu y yo lo corrijo con un "no m*m*s, ¿¿¿tuviste un error en la matriz???" La verdad, visto desde ciertos ángulos, suena bastante hilarante.


Mis deja vus -perdón, errores en la Matriz- son tan escasos como los triunfos de México en los Mundiales de waterpolo, por una sencilla razón: rara vez me acuerdo de lo que sueño. Es más, probablemente casi nunca sueño nada.


Pero esta noche tuve uno y si sentí fluidos occipitales. La imagen que ustedes ven adornando este post, no es más que una ventana del messenger. Decidí por motivos de seguridad difuminar toda la pantalla y dejar solamente el fragmento de texto-conversación que me provocó esto, combinado con la foto, la cual decidí también semiocultar por las mismas razones.


¿Qué tiene de maravilloso este fragmento de conversación? Nada. son un par de líneas de despedida finamente corteses y sutilmente amistosas. Lo único relevante es que la persona con la que sostenía la plática (¿virtual?) era una dama que conocí en el vuelo de ida a Cancún.


Y no diré más por motivos de seguridad, no vaya a ser que la Matriz siga generando errores. O bueno, mejor que sí los genere.

miércoles, diciembre 19, 2007

Terminó la cacería


¡¡¡Putamadrededios!!!...

Perdón por el exabrupto, pero tenía que soltarlo.


Ya, finalmente terminé de comprar los malditos regalos de Navidad. Tuve que recurrir a la amabilísima Polly para descifrar el último y más difícil acertijo -luego de hacerme reconocer mi lugar en la Tierra-.


Es el primer año en el que mi economía da para ofrecer regalitos chingones, y tal vez me quise lucir demasiado. Ahora lo interesante va a ser ver cómo saldo las deudas que me dejó Cancún y la cacería.


Inphi, te tomaré la palabra, el próximo año si para el 31 de octubre no he hecho alguna compra, ya no se hacen después.


______


Nota al pie: el "dios" al que maldije al inicio de este post, no es el Dios en el que yo creo. Dios se escribe con alta.

viernes, diciembre 14, 2007

¡Hey hey hey yaaaa llegó la banda!

"Si yo fuera mujer, sería Sasha, porque es la más cool."

Este tipo de declaraciones ilógicas y sin sentido surgen cuando mezclas una cena (implícita la hora), una jornada de largo trabajo, presiones al por mayor y el intensísimo miedo a crecer y adquirir todas las responsabilidades que ello conlleva.

Y esto surgió justamente cuando mi esposa evocó su más tierna infancia cuando jugaba a Timbiriche con su vecina. Precisamente ella era Sasha, porque era la más cool, mientras la amiguita era Paulina. Así que no me puedo llevar el crédito de la declaración inicial, pero su veracidad es completa.

¿Y por qué no Alix? "No, Alix era la gordita", dijo ella. "Pero era la gordita que todos querían (y que después se puso mami)", respondí.

¿Y por qué no Mariana? "No manches, Mariana era la más X", espetó de manera contundente.

Ya mejor no seguí con el séquito de las Timbiriches no originales (Thalía, Edith, et al). Porque ella era la cool, y tenía que ser Sasha.

Y claro, Benny era su novio. Imagínense la cara de pocos amigos (y de matrimonio en peligro) que me puso cuando le dije que Benny anduvo con todas.

Eso me hizo recordar esta tarde, al platicar con la tía Alma -quien de paso reconoció que toda niña de la década de los 80 jugó a ser Timbiriche-, que una vez me clavé viendo uno de esos programas tipo "la verdad al desnudo" de este famoso grupo en su equipo de actores de teatro, en Vaselina. Efectivamente, Benny a una precoz edad, anduvo con todo el elenco femenino de la obra y causó problemas de vestuarios dignos del Real Madrid en su era "galáctica".

"Eso de los placeres culpables son lo máximo", tía Alma dixit. El de mi esposa (la mujer de la burbuja, en el header del blog, para mejores referencias) fue jugar a ser Sasha, por ser la más cool. El mío: conocer en ese programa de televisión la verdad oculta del niño Benny jugando a Hugh Hefner, hasta con las chicas cool.

miércoles, diciembre 12, 2007

Compras navideñas


Que distinto es el panorama en el DF.

Si para algo aparte de lo ya descrito sirvieron mis 36 horas en Cancún, es para recordar que vivir en mi ciudad es asqueroso.

Desde el lunes por la tarde he peinado distintos centros comerciales en búsqueda de los regalos navideños para mi familia. Por alguna extraña razón, el tráfico de la ciudad se incrementa este mes, sólo por el mero gusto. Paulatinamente, conforme Nochebuena se acerca, las tiendas se ven más pobladas, e incluso en algunas caminar ya es un logro.

Y ni mencionar los villancicos. Odio los villancicos. Especialmente los que canta Pandora. La misma receta chafa cada año. Lo más creativo que he encontrado fue en el sótano del Liverpool de Galerías Coapa (donde la mujer es guapa): un Santa Claus hip-hopero cantando a ritmo de rap estas originalmente rancias melodías.


Sobre los regalos, estoy en un dilema: o no conozco muy a mi familia, o lo que nos ofrecen las tiendas es pura porquería, o de plano me estoy quebrando demasiado la cabeza. Hasta ahorita mi cacería sólo me ha dado para comprar los de mis tres pequeños primos.

- Si gusta, el departamento de videojuegos está a 18 meses sin intereses con tarjetas participantes - me dijo la cajera.
- Uy no, gracias, pero todavía no llegan a esa edad - le contesté amablemente.

- Pero ya casi joven...


No sé qué voy a hacer cuando los pequeños retoños conozcan el Play Station, el Wii o el XBox. Definitivamente los muñecos de Buzz Lightyear son más baratos y hasta más atractivos. Estuve a punto de comprar dos, uno para Quique y otro para mi.

Pero en lugar de eso, me regalé una grabadora digital que me salió casi en el triple de la vieja que perdí en Cancún (y que eso sí, ya estaba en planes de jubilarla).


Vaya que los adultos tenemos gustos más sofisticados.

lunes, diciembre 10, 2007

Anexo a "Regresamos"

Un fragmento sacado del baúl del olvido, simplemente porque no merecía estar ahí:

"Repuestos del impacto por la ventaja azulgrana a pocos minutos del final, el ya tradicional 'cómo no te voy a querer' fue entonado más fuerte que el resto del repertorio. El grito de batalla de los Pumas no se ahogó ni siquiera con el silbatazo final de Armando Archundia.

"Pasaron varios minutos y seguían cantando. Atlante levantó el trofeo y seguían cantando. Incluso cuando los Potros pasaron por esa zona al dar la vuelta olímpica, hubo aficionados que aplaudieron al rival pese a la tristeza."


Ese momento fue el que pagó todo el viaje.

Regresamos

A los atlantistas, verdaderamente muchas felicidades.

CANCÚN.- Cumplimos la amenaza.

Desde el aeropuerto de Cancún, los Pumas Patológicos escribimos estas líneas que pueden representar un enorme abanico de estados de ánimo.

Ayer estuvimos en el Andrés Quintana Roo, como lo prometimos, en las gradas alentando a nuestro equipo.

Se necesita algo más que un par de tornillos mal colocados para viajar mil 500 kilómetros solamente para ver un partido de futbol. Más aún considerando que el dinero invertido no fue poco. Y más aún con la incertidumbre de un 0-0 previo.

Esta sala de espera muestra aún las huellas de la batalla de una decena de aficionados que seguimos el mismo impulso frenético por un esférico. Por más extraño que suene, ya hay gente que viene a Cancún sin ir a la playa ni asolearse por el simple placer de posar cual lagartija en la arena.

El viaje pasó de la mayor de las alegrías a la peor pesadumbre. Los cancunenses esperaron hasta que Clemente Ovalle sepultó a los Pumas para celebrar.

Pero los hinchas auriazules ya celebraban desde antes. No por una supuesta pretensión soberbia de sentirse con el triunfo, sino solamente por cantar hasta que la garganta se cansara.

Regreso a México frustrado y decepcionado por algo más que un desaguisado futbolístico.

Pero con la certeza de que lo volvería a hacer.

viernes, diciembre 07, 2007

A (casi) 27 años

Veo difícil postear mañana sábado, no sé a ciencia cierta si en Cancún estaré de hincha, reportero o simple vacacionista. Pero este blog tiene una tradición que se repite cada 8 de diciembre (y que por razones de logística, adelanto unas horas): honrar al más grande músico del Siglo XX.

Para quienes piensen que el futbol y el puesto 45 de tacos de canasta afuera del Palomar de CU (Inphi dixit) son mis únicos intereses, hay un melómano (músico frustrado también) en este honorable autor del Rincón no poético.

Odio las canciones "románticas". Me parecen una vacilada a la inteligencia humana, empezando por el mal empleo del término descrito entre comillas. Pero si de cantarle al amor se trata, John Lennon es único, inigualable, inimitable y, sin duda, el mejor de todos. Pienso incluso que gracias a esto, el verdadero y conocedor beatlemano en el fondo agradece su existencia a Yoko Ono, musa de John.

Este sábado 8 de diciembre se cumplen 27 años del asesinato del Maestro. 27, mi número favorito.

Merry Xmas, John.

A Cancún

Damas y caballeros, los rumores son ciertos:

La barra Pumas Patológicos parte mañana a Cancún en vuelo de Mexicana de Aviación que sale a las 15:50 horas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El motivo es claro y evidente: además de pasar unas horitas en playa caribeña (carajo, desde 2005 no veo el mar), observar al omnipotente felino auriazul coronarse por sexta vez como campeón del futbol mexicano.

Este blog queda en 0-0 hasta el lunes, que regrese.