viernes, noviembre 30, 2007

Sinfonía en Goya Mayor



Lo siento señores, es Liguilla y los Pumas están jugándola.

A algunos podrá molestarles que después del breviario cultural de Sharbat Gula les venga con las trivialidades del panbol.


Otra vez disculpen, pero me vale.


Repasamos al Santos, al líder del torneo, tanto que el 3-0 les salió barato.


No recuerdo un partido así de los Pumas desde 2004 (el año del bicampeonato), y aún en ese año, pocos: una ejecución perfecta, mortífera, letal y estética. Mientras la barra Pumas Patológicos (est. 2004) soportó gritos, improperios y hasta vasos con líquido (cerveza, espero) por hinchar a nuestro equipo: todo el entorno lo he bautizado como "La sinfonía en GOYA MAYOR".


Casi me muero, tengo una gripa del carajo y aún así me fui a brincar, gritar, cantar y lanzar goyas. Probablemente mañana sufra los terribles efectos. Dios (que es Puma) no lo quiera.
Pero también, si Él me lleva, que sea así.

Bendito destino, el fin de semana de la Final tengo vacaciones. La verdad Cancún sale muy caro, pero el Atlante es favorito. Prefiero Guadalajara, no porque le vaya a las Chivas, sino porque está más cerca y el viaje es más barato.

1 comentario:

José Antonio dijo...

Algún defecto tenías que tener. Ya alguna vez escribí lo que pienso de los aficionados pumas, ojalá no lo hayas leído, para que no me dejes de hablar.