jueves, septiembre 06, 2007

¡Que nadie duerma!

Hace tres semanas fui al Auditorio Nacional a ver Turandot. Para aquellos neófitos en la ópera, como yo lo era hace un mes, esta fue la obra final (inconclusa) de Giacomo Puccini.

Mi curiosidad nació cuando escuché el spot en radio con el fondo de Nessun Dorma. Para aquellos que escucharon mi podcast mundialista de Alemania, esa es la canción de fondo de la cápsula de la inauguración, además de que la pusieron en el Olímpico de Berlín cuando Italia se coronó campeona. Nessun Dorma es, pues, un clásico, que seguramente todos hemos escuchado alguna vez en nuestra vida.

Esta es la canción principal de Turandot. Enorme. Si al escucharla por primera vez me conmovió, cuando lo hice en vivo casi llego a la lágrima. En esta ocasión, el intérprete fue el mexicano José Luis Duval, y le valió minutos de aplausos.

En ese momento se generó en mi un sueño que de inmediato concebí como irrealizable: escucharla en vivo en la voz de Luciano Pavarotti. El maestro italiano ya estaba débil de salud y difícilmente daría un concierto más.


Mi temor se hizo real esta noche. "Que nadie duerma" ("Nessun Dorma", traducido del italiano), Luciano Pavarotti y su voz se convierten en leyenda esta noche...

Y al alba vencerá...



Y si sirve como homenaje de un periodista deportivo, he aquí el podcast inaugural de Alemania 2006. Los puritanos de la ópera podrían rasgarse las vestiduras, lo sé, pero si de algo he estado realmente orgulloso al verlo terminado es de esto.

4 comentarios:

IN PHIDELIO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
IN PHIDELIO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
IN PHIDELIO dijo...

"Nessum Dorma" me ha hecho llorar. De hecho tengo varias versiones, pero la de Luciano es en verdad tremenda.

Hay un momento donde el llanto estalla. Si esto no mueve a alguien, nada lo hará.

Chanfle II dijo...

¿Cómo chingados alguien se va a dormir con ese estruendo? Qué grande Luciano, qué grande. Y además un gran altruista.