lunes, abril 30, 2007

Futbol de tercer mundo (y otras decepciones)

Si no mal recuerdo, hace un año la FIFA puso a la Liga mexicana como la décima mejor del mundo. Eso la colocaría al nivel de una europea de segunda clase, por ahí de la griega, o algo así...

Pero después de lo que he visto en la última jornada del torneo Clausura 2007, meto al futbol azteca en otra clasificación, creada por la globalización para delimitar a los países industrializados de los jodidos (el tercer mundo, le dicen).

Sólo enunciaré algunos de los síntomas:

1.
En primerísimo lugar, el descenso. Querétaro fue ilegítimamente despojado (chale, ya hasta escribo como el peje de la indignación) de la permanencia, no por su derrota ante el Atlas, justa a todas luces, sino por los tres puntos que le quitaron por el 20/11 en el Apertura 2006.

Y lo de los puntos me pareció una tomada de pelo no por el hecho en sí, sino por la forma: a unas semanas de acabar el torneo se anuncia un "cambio en el reglamento" para reducir estas unidades también en la tabla porcentual, con el certamen avanzado y sin nada que Querétaro pudiera hacer. Al final, esos tres puntos fueron decisivos, pues con ellos, Gallos Blancos se salvaba.

"Usted disculpe".

2.
La celebración de Santos por la permanencia rayó en la exageración: lágrimas, la tribuna gritando "sí se pudo" (exclamación de la inherente mediocridad del mexicano, Cuarón y yo lo afirmamos) y que fue rematada con una vuelta olímpica... Sin trofeo... Lamentable.

Como añadido a este segundo punto, y en defensa de los de la Comarca, que quede clara una cosa: Santos no tiene la culpa de las jaladas de la FMF, de los errores arbitrales ni de los ordenadores, hicieron lo que tenían que hacer, y punto.

3.
Sólo en la NBA y en el futbol mexicano se ve que califiquen a los "Playoffs" (Liguilla pues, p'al caso es lo mismo) la mitad o más de los equipos. Pero bueno, la comparación de la calidad entre ambas Ligas está implícita en su nombre.

Diez de 18 clubes mexicanos pueden ser campeones, nueve de ellos hundidos en la irregularidad y/o en la mediocridad. Por la credibilidad de nuestro futbol, espero que Pachuca sea campeón.

4.
El futbol es el único deporte donde el empate puede ser tan probable como la victoria de una de las dos partes. Hay quienes dicen que esto alienta la mediocridad, y no he encontrado argumento para refutar eso. Pa' mis pulgas, Pumas es la muestra: 11 empates en 17 partidos, de nada sirve perder poco si también se gana poco.

5.
Mientras en México he visto coronaciones con marcadores de 0-0 (Necaxa vs Celaya, 1995-96), hoy en Holanda el PSV se coronó con un 5-1. No por nada ese país creo el futbol total. Loas a Cruyff, Neeskens, los hermanos Van der Kerkhoff y más aún a Rinus Michels (qepd). Y de paso, a Carlos Salcido.

Pero bueno, ya entrando en el terreno personal, el sábado me tocó "firmar" el epitafio de los Pumas para reforma.com: "Mueren los Pumas de empatitis" (lástima que no ponen crédito por cabecear). Y el domingo mostré al mundo la agonía de la fiel afición queretana con una fotogalería. Profesionalmente las dos unas joyas, pero como ejercicio de aguantar víscera, solamente superados por aquella vez que escribí "aquí termina la carrera del mejor futbolista de los últimos 15 años", segundos después de la expulsión de Zidane en la Final del Mundial.

Y por si eso fuera poco, mis fuentes me revelaron que cierta fémina iniciándose en los artes periódisticos tiene un galancete solvente y que le puede arreglar la vida sin que tenga que pasar las friegas de una redacción más que por gusto. No somos nadie, aunque Cervantes (el diseñador, no el legendario escritor) piense lo contrario.

Por eso, ante la promesa de un flan, partí del trabajo a casa de mi padre, porque un flan lo arregla todo. Y al llegar, apliqué la Wojtylinha (coautoría Wojtyla/Otero/Briseño), porque aún con un flan a medio cuajar, el hogar siempre es el mejor lugar para escapar del futbol y de otras decepciones.

2 comentarios:

Chanfle II dijo...

Enoooooorme!! La Wojtylinha como expresión magnánima, como el triunfo sobre la ignominía, como una conquista de lo desconocido. Ah Wojtylinha! Cómo te merecen las travesías a lo inhóspito, eres mejor que de rodillas a la Villa!
Viva la Wojtylinha, viva viva viva!

dijo...

"Querétaro fue ilegítimamente despojado (chale, ya hasta escribo como el peje de la indignación)[...]" --> de todas esas burlas, es la primara que me da risa auténtica.

Lo de la empatitis, lástima, no lo vi. Todos tenemos días buenos, días malos, y días cero. En todos, mi corazón seguirá siendo azul, ¡¡¡y mi piel dorada!!!