viernes, febrero 23, 2007

Tramitología

Dicen que es muy difícil conseguir trabajo...

¡Y vaya que sí! Ya pasé por tres horas de exámenes (me fue bien, normalmente son entre 4 ó 5) de redacción, edición y agenda (y eso que ya había hecho un año antes los de ortografía); un intento fallido por hacer exámenes médicos, otro efectivo a medias y un último (con hora y media previa de espera) por unas placas toráxicas perdidas en la ignominia de un laboratorio: sangre, orina, chequeo general y las mentadas placas (lo juro, I've never been in drugs, vaya, ni siquiera he probado un cigarrillo en mi vida). Papeles: actas de nacimiento (me pidieron hasta de esposa e hijos, ya dirán), constancias de estudio, licencia, CURP, RFC, IFE, hasta pensé que me pedirían certificado de mi gata. Entrevistas, llevo dos, me falta una, y a eso auméntenle las que hice hace poco más de un año. Ah, y me falta ir a tramitar mi hoja rosa del IMSS.

Si hay que pasar por este show para entrar a trabajar como vil empleado, imagínense (sobre todo mis lectores de otros países) la cantidad de trámites necesarios para abrir una empresa en México: lo que se están imaginando es poco.

Pero no hay mal que por bien no venga. Ya estoy a medio paso. Stay tuned.

No hay comentarios.: