lunes, septiembre 25, 2006

Tiempo fuera

Para Ana, felicidades,
la neta me corroe la envidia,
espero que lo sepas...

Mi tiempo, mi edad, mis gustos, mi entorno y hasta mis sueños (carajo Morfeo, bájale de huevitos) parecen ponerse en mi contra. Hay tantas cosas que quiero hacer, y sin embargo, no quiero casarme hasta después de los 30.

Hay muchas opciones y a la vez no las hay. Me debato entre tomar medidas desesperadas o dejar que todo siga su rumbo actual. Pero después de 10 años de optar por lo segundo, ya me cansé del trillado "ya llegará...".

1 comentario:

Blackest Pixie dijo...

Para Ana, felicidades, la neta también me corroe la envidia, ya dejen de casarse todos antes de mí.
Preguntas:
1. Por qué se te pusieron en tu contra tu tiempo, tu edad, tus gustos, tu entorno y tus sueños?
2. "no quiero casarme hasta después de los 30"... no entendí, ¿quieres casarte pasando los treinta, o NO quieres llegar a los 30 sin haberte casado?
3. Cuáles son las medidas desesperadas?

Si yo llego a los 30 soltera, tendré que darme un tiro.